6 de diciembre de 2016

Las puertas de Anubis

Escuchó el hacedor una historia de nacionalistas egipcios, magia y viajes en el tiempo

Título: Las puertas de Anubis
Título original: Anubis Gates
Autor: Tim Powers
Traductor: Albert Solè
Editorial: Gigamesh
Páginas: 448
Sinopsis: Brendan Doyle, un profesor de literatura especializado en el romanticismo inglés, es invitado a dar una conferencia sobre Coleridge y a viajar al Londres de 1810 para encontrarse con él. Pero su viaje se complica de forma inesperada y acaba varado en el pasado, prisionero de una compleja red de intrigas que transforman su vida en una pesadilla. Las puertas de Anubis, verdadera obra de culto de la fantasía, es una de las historias de viajes en el tiempo más elegantes jamás contadas, así como una prodigiosa novela de aventuras repleta de acción, imágenes inolvidables y continuos destellos de un finísimo sentido del humor.

Opinión: Tengo que decir que no me esperaba que me gustase demasiado, ya que había escuchado demasiadas opiniones encontradas al respecto. Y digamos que me ha dejado con sentimientos encontrados. Por un lado, lo encuentro muy bien escrito, y genialmente traducido, pero por otro lado me ha resultado una lectura un tanto fría. No me entendáis mal, es un libro con una estructura y una construcción de la historia sobresaliente, pero me han faltado muchas emociones para creerme del todo a los personajes, sobre todo a ese Byron.


La trama es muy interesante: En un punto del pasado, con el que inicia la historia, alguien hizo unos agujeros en la superficie congelada del río del tiempo, con la esperanza de devolver a la especie humana a un periodo en el que la magia ostentara todo el poder. Digamos que las cosas no salen como esperaban, pero un empresario en el siglo XX descubre la forma de emplear esos agujeros para viajar en el tiempo a fechas muy concretas. Entonces contrata a un experto en Coleridge para acompañarles en un viaje a una charla que dio. Y a partir de ahí, tenemos una serie de viajes en el tiempo, cambiacuerpos, payasos asesinos y otras gentes de esa calaña, con una sociedad del siglo XIX bastante creíble y con una mística muy interesante respecto al tema de rechazar la humanidad y rechazar el planeta y el efecto que tiene en los magos. Pero creo que lo más importante de esta novela es que está escrita de una forma bastante circular, de forma que sucesos que ocurren al principio de la novela posteriormente se nos presentan explicados y de esa forma recompensa una lectura atenta con la satisfacción de saber lo que está ocurriendo y lo que puede ocurrir a continuación.

El personaje que más tiempo se mantiene en nuestro centro de atención es Brendan Doyle, el experto en Coleridge. Cuando se queda atrapado en el pasado, parece que va a ser uno de esos protagonistas insufribles que, como lo conocen todo de la época, saben exactamente lo que tienen que hacer, pero vemos que poco a poco sus certezas van desapareciendo. Por otro lado, tenemos a Jacky un joven mendigo que se encarga de las operaciones del Capitán Jack y siempre está en el momento más inesperado del libro. Es un personaje genial por todo lo que representa de saltarse las convenciones de la época. Finalmente, tenemos a Romany y al Amo, los dos hechiceros, que actúan desde un egoísmo tan desmedido y tan ofuscados en retornar a los Good Old Days, que se encuentran sorprendidos cuando las cosas no suceden como hubieran esperado. Hay ciertas lagunas importantes en la historia, sobre todo por parte de Romany, pero que, sin embargo, no hacen que sea molesto sino que resultan orgánicamente aceptables dentro de la historia general.

En el estilo me gustaría remarcar sobre todo lo bien anudado que está todo y lo bien que se nos describen la sociedad y la suciedad de la época. También la forma tan natural en que se suceden las imágenes de la historia anudadas dentro de la novela de forma que, por mucho que nos puedan sorprender, sigan siendo fieles a lo que la historia dicta. Quizá uno de los puntos más interesantes es ver el lento descubrimiento de la verdad por parte de algunos personajes. Así, a cada paso que dan vas viendo cómo se despierta la lucecita en su interior. Mención aparte merece todo el episodio de las catacumbas donde se fusionan mitología egipcia de la Duat, del camino de la barca del Sol y de Apep, la gran serpiente. Cada detalle del imaginario que se superpone en esa escena, que al mismo tiempo se te representa de forma realista, constituye una auténtica delicia para el lector que ha llegado hasta ella.

En definitiva, no es el mejor libro de viajes en el tiempo, pero sin duda es un libro muy interesante y hermoso. Quizá no consiga atrapar y resulte algo frío en comparación con otros, pero lo que tiene de frío lo tiene de descriptivamente bello y estructuralmente sublime.

Impresión general
Puntuaciones

Trama: 8
Personajes: 6
Estilo: 8
Tiempo: 9
Emoción: 6

2 comentarios:

  1. Powers tiene un imán muy atractivo para mi, cada libro suyo me gusta un poco más, aunque nunca más que En costas extrañas. Powers es un historiador, y se nota. Comentaba en Celsius que pasaba entre 2 y 3 años estudiando cada fondo de novela, viajando a los parajes donde quiere situarla y muchas más cosas. Y creo que se nota, pese a que no es un escritor para todo el mundo. A veces confuso, a veces ambiguo, sus novelas no son fáciles especialmente, pero para mi altamente disfrutables. A mi esta particularmente me deja flipando con la parte final, inesperada totalmente. Un abrazo^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que me la esperaba completamente. Vamos, no me resultó ninguna sorpresa.

      Eliminar