2 de diciembre de 2016

Black Bolt

Nombre: Blackagar Boltagon

Alias: Black Bolt
Sagas: Muchas. Principalmente en los 4 fantásticos y la nueva de Inhumanos versus X-men.
Creadores: Stan Lee y Jack Kirby.
Descripción Física: Silencioso (ya que cualquier palabra suya contiene la energía para destruir montañas), fuerte, con una presencia digna de su puesto de rey.
Descripción Psicológica: Decidido, duro en la aplicación de las leyes, aunque compasivo en su ejecución, diestro político, aunque tendente a la confrontación directa.

La verdad es que es difícil hablar de este personaje porque los Inhumanos han sido, durante mucho tiempo, uno de esos grupos apartados de la sociedad porque se consideraban a sí mismos diferentes y no querían saber nada del resto del mundo, aunque la familia real ha tenido bastante más contacto del que ellos mismos quisieran. Sin embargo, han tenido un resurgir enorme, en parte debido al lío de licencias cinematográficas de Marvel, y eso ha llevado a Black Bolt a estar en el centro de muchos eventos de los últimos tiempos. Quizá lo primero que hay que hacer con este personaje es presentar a su gente para luego centrarnos un poco en lo que lo hace especial.


Los inhumanos, o, más bien, una de las inhumanas, aparecieron por primera vez en los Cuatro Fantásticos, en la primera concepción de los Amos del Mal. Sí, es un nombre ridículo. No mucho mejor que los poderes que ostentaban. Allí teníamos a Pete Pote de Pasta (PPP... Unintended) o al malignérrimo jefe del grupo que era un gran inventor que tenía tecnología antigravitatoria. Y ya. Bueno, no, porque el token de mujeres, para ser el verdadero equilibrio frente a la Primera Familia era una mujer que estiraba el pelo como nadie. Medusa. Al poco de derrotarlos, Johnny se enocntró con una desvalida jovencita a la que encandiló con su calor. Crystal. Esta estaba en busca de su hermana perdida. Supongo que todos os imaginaréis, por cómo he empezado, que dicha hermanita era Medusa. Bingo. Entonces vino el resto de la familia a llevárselas a la ciudad de la que provenían: Attilan, donde esperaba el silencioso marido de Medusa, a quien solo ella entendía de verdad: Blackagar Boltagon, Black Bolt. También estaba su hermano, el paranoico, maquiavélico y archienemigo de todo lo correcto: Máximus (creo que es uno de los villanos a los que más odio tengo). Cuando llegaron, los Cuatro Fantásticos se quedaron de piedra ante la enorme tecnología que la urbe inhumana atesoraba, mucha de ella dedicada al gran núcleo de su cultura: la Terrigénesis. (Ojo, estoy españolizando muchos de los términos según los recuerdo de cuando leí los cómics... puede que no esté al día con las traducciones).  Total, que al final del arco (o un poco después) con Crystal a un lado y Johnny al otro, Black Bolt alza una muralla energética que impide el paso a todo cristo. Poco después, se descubre que los inhumanos son una de las razas alteradas por los Kree en su guerra sempiterna contra los Skrull. Se suponía que iban a ser carne de cañón que poner delante. A los inhumanos no les hace mucha gracia que les digan que su más sagrado ritual no es más que una patraña para que se sometan a un experimento continuo de alteración genética. Después de un par de golpes de estado de Máximus, siempre depuesto por los grandes amigos de los inhumanos, los Cuatro Fantásticos, y de que Crystal, según sale de la cúpula se enamora y se casa con Mercurio, que básicamente la tratará fatal (porque cómic!Mercurio es un auténtico cabrón egoísta que no merece respirar). Black Bolt decide que ya han tenido suficiente trato con los humanos y se lleva la ciudad de los inhumanos a la luna. Y allí se quedan mucho tiempo, en la zona azul de la luna, con oxígeno suficiente para vivir cómodamente. Luego un viajero del tiempo decide cargarse la zona azul y vuelven al Himalaya, y Black Bolt se une al grupo de los Illuminati, seres ultrapoderosos que creen saber lo mejor para la tierra, lo que les lleva a atacar a los Skrulls, que no se lo toman bien y deciden conquistar la tierra poquito a poco. Lo que incluye sustituir a Black Bolt por un doble (y a otros muchos). Este muere a manos de Hulk cuando este decide cargarse a todos los Illuminati por destruir el planeta al que le habían enviado como un paquetito regalo junto a su esposa y a sus dos hijos (o eso cree él).

Entonces, Black Bolt se queda mirando y dice: «A mí me alejáis de ese mundo de locos. Y ya de paso voy a dejar un reguero de cadáveres para que la gente entienda que con los inhumanos no se juega». Y así comienza la Guerra de Reyes, en la cual se enfrenta al hermano mayor de Cíclope, Vulcan, que acaba con Black Bolt volviendo a la tierra  con cuatro esposas de distintos planetas donde hubo experimentos Kree. Esto no sienta demasiado bien a Medusa. Al cabo de un tiempo, cuando ya las cosas parecen haberse tranquilizado, resulta que Thanos había tenido un hijo con una inhumana llamado Thane y no se le ocurrió otra cosa que ir a decirle a Black Bolt «O matas a todos los inhumanos entre esta y esta edad o mato a toda la gente de la Tierra», ¿respuesta de Bolty? Destruyo la ciudad creando un par de nubes de Terrigénesis para que paseen por la Tierra, me aparto del gobierno, creo una sala donde dirimir cuestiones así, me vuelvo a unir a los Illuminati, empiezo a destruir otros planetas hasta llegar al momento Secret Wars. Al volver al mundo normal, Black Bolt se mantiene con la Quiet Room, un pub donde se pueden charlar las cosas y que es territorio neutral. Además, consiguen salvar a su hijo de las garras de Kang... aunque no por las buenas precisamente. Ahora, separado de Medusa, mantiene un intento de neutralidad, aunque en el último cómic ha perdido sus poderes.

En definitiva, siempre ha hecho lo que es mejor para su pueblo, aunque no deja de tener una veta cruel en su comportamiento, tanto anterior a su periodo como rey, como posterior con la separación de Johnny y la entrega de su hijo a Kang a espaldas de Medusa. Sin embargo, ha sabido apartarse del poder y, aunque mantiene vigilados al resto de Illuminati, por si las moscas, siempre ha sido muy crítico con el papel de defensores que se arrogaban. Se trata de un tipo muy duro que se enfrenta a todo de cara, pero que no teme utilizar subterfugios cuando le conviene. También se le considera el objetivo final del experimento genético iniciado por los Kree.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada