5 de mayo de 2016

Civil War


Título: Capitán América: Civil War
Título original: Captain America: Civil War
Directores: Anthony Russo, Joe Russo
Guion: Christopher Markus, Stephen McFeely
Sinopsis: Después de que otro incidente internacional involucre a Los Vengadores, causando varios daños colaterales, aumentan las presiones políticas para instaurar un sistema que exija más responsabilidades y que determine cuándo deben contratar los servicios del grupo de superhéroes. Esta nueva situación dividirá a Los Vengadores, mientras intentan proteger al mundo de un nuevo y terrible villano.

Opinión: Nueva película de Marvel centrada en el Capitán América, nuevo éxito, aunque con más matices que en Soldado de Invierno. Personalmente, me ha parecido un intento de mezclar lo que sería la Civil War con Secret Invasion, aunque con un Zemo absolutamente decisivo. Me ha gustado mucho tanto el posicionamiento de los personajes como las motivaciones que llevan a cada uno a un lado del ring. Y es que no es un enfrentamiento de ideologías solo, es de cómo entienden realmente el heroísmo y la grieta que se abrió en Vengadores Era de Ultrón. Tiene detalles excelentes, aunque hay alguna interpretación que no me ha terminado de convencer.


Los detalles hacia los lectores de cómics están ahí, desde el traje inicial de Spiderman hasta la forma en que Pantera Negra muestra Wakanda. Desde hace tiempo, este ha sido uno de los personajes más interesantes dentro del universo marvelita, aunque el inicio de su nueva colección me haya dejado más frío que su papel en los nuevos Ultimates. Se trata de un héroe que, sin unos poderes realmente excepcionales, solo contando con una inteligencia superior a la media y una capacidad diplomática interesante se ha convertido en uno de los pilares que dominan muchas de las relaciones. Pero no es ese el que nos muestran en pantalla, sino el Tchalla de los orígenes, aquel que se encontró con los Cuatro Fantásticos porque necesitaba proteger su país de un chiflado que quería vibranio. Uno que lentamente se fue introduciendo como un héroe con muchos más matices que el resto, con un sentido del honor equiparable al del Capitán. Y encontrar ahí un conflicto es genial. Pero cada uno de los personajes de la película tiene su propio conflicto con el que lidiar: ¿Estaría mejor Wanda Maximoff encerrada para que no causase problemas? Por suerte, esta Wanda es menos poderosa que la de los cómics. Aun así, también ha habido intentos de controlar a Wanda en el universo marvelita. Con tan aciago resultado como el «No more mutants» y la Dinastía de M que lo precedió. Los sentimientos de Visión hacia Wanda... ¿son reales? ¿Puede un ser lógico para todo tener sentimientos? El discurso que lanza en un determinado momento es troncal desde muchas perspectivas de DC y Marvel: ¿Son causa o no los superhéroes de los supervillanos? Por supuesto, las grandes preguntas están en las historias de Rogers y Iron Man. ¿Puede un comité responder a una crisis a tiempo? ¿Incluso para evitarla? ¿Deben los superhéroes poder responder a cualquier crisis en cualquier momento? ¿Son responsables de la destrucción que dejan si eso implica salvar incontables vidas? En el fondo, se trata de la libertad individual frente al control de la sociedad, solo que llevados a un extremo muy común en el mundo superheroico. También hay un gran componente emocional, en el caso de Iron Man, debido a la culpabilidad que siente por Ultrón, y en el caso de Cap por Bucky. Todo ello lleva a que sea inevitable el conflicto, que nos deja un par de escenas de combate realmente memorables.

Sin embargo, creo que uno de los detalles más importantes es la presentación de varios nuevos jugadores en el mundo de los superhéroes: Zemo, que pasa de ser un nazi al que le cayó una máscara que no se puede quitar de ningún modo a una especie de manipulador increíble, T'challa, que nos presenta la salida al mundo de la nación de Wakanda, donde se encuentra el vibranio, Spiderman que nos ahorra su origen y su frase más repetida (aunque sea porque se lo reserven para una película posterior). Y Antman vuelve en esta película, del lado del Capi. Sobre estos dos últimos se pueden decir muchas cosas, pero creo que lo más correcto es simplemente pensar que son dos fans que se han encontrado con sus ídolos. Porque Spidey lo que muestra es precisamente un carácter muy semejante al de Kamala Khan o al de Ultimate Peter Parker, aunque, al contrario que este, sí se une a los Vengadores. Habrá que ver cómo se desarrolla el tema de la beca que le va a conceder Iron Man, así como las mejoras que ha introducido en su traje en posteriores películas. Por cierto, el guiño ineludible a las primeras apariciones de Spiderman con una especie de pijama son geniales. La tía May también es más la de Ultimate que la antigua, y el flirteo de Iron Man con ella cuadra mucho con el personaje que nos muestra RDJ siempre. Antman también se comporta como un fan con Rogers, aunque a Stark solo le dirija las palabras que le dice Hank Pym. Y vemos, por fin, el empleo de las partículas Pym con su segunda intención. No puedo negar que estos dos personajes son de mis preferidos, tanto por el tono con el que están escritos como por la forma en que se relacionan con el resto y entre ellos.

En cuanto a relaciones, porque esta es una película muy centrada en las relaciones entre los distintos héroes, hay varias que funcionan perfectamente y generan verdadera tensión cuando se sitúan en el campo. Por ejemplo, me encanta la forma en que Visión y Wanda se relacionan, son perfectamente creíbles y tienen un potencial altísimo de crear esas buenas sensaciones que dejaba esa pareja en los cómics al principio. Recordemos que luego todo se descontroló. Por otro lado, también me gusta mucho la relación que tienen Halcón y Bucky. Los dos son grandes amigos del Capitán y se nota que no están cómodos entre sí, pero lo dejan a un lado por él. En serio, creo que cada relación que se muestra explica mucho más acerca de los personajes de lo que simplemente aparece en pantalla. Por supuesto, al ser la película del Capitán hay tres relaciones que tienen más importancia que el resto: el triángulo entre Capitán, Bucky y Iron Man. Toda la película se cimenta en estas relaciones de forma que siempre tengamos clara cuál es la posición de cada uno. Si acaso, podemos acusar al villano de estar únicamente para alterar la dinámica de forma que se genere más conflicto en vez de traer el conflicto él mismo. Y eso me parece una de las grandes genialidades de esta película. El actor encargado de encarnar a Zemo hace un trabajo tan genial que puedes ver cómo manipula lentamente la situación para destruir a los Vengadores desde dentro. No nos olvidemos que en los cómics uno de los primeros intentos de desestabilizar a los Vengadores fue la creación de Wonderman para que los traicionara, y fue precisamente Zemo el que lo planeó todo.

En definitiva, la película es genial en cuanto a su tratamiento de los personajes, aunque haya veces que la historia parezca avanzar con ciertas casualidades extremas. Hay cientos de detalles para los fans de los cómics de Marvel y la aparición de nuevos personajes que sirven para asentar más el Universo Cinemático de Marvel. Quizá, por primera vez, me ha faltado que hubiera alguna conexión con Agentes de Shield, pero dado el punto en el que está esa serie tampoco me resulta tan extraño que no lo haya. Aunque me hubiera encantado que al menos hubieran hecho algún gesto hacia los inhumanos o Hive, la verdad.

Impresión general
Puntuaciones

Trama: 7
Personajes: 9
Emociones: 9
Estilo: 8
Marvel: 9

2 comentarios:

  1. Hola! Espero ir a verla el sábado! Gracias por tu opinión!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Que ganas de verla! Gracias por la crítica.
    Un beso

    ResponderEliminar