5 de abril de 2016

Alanna: La primera aventura

Escuchó el hacedor las andanzas de una chica muy especial

Título: Alanna: The first adventure
Autora: Tamora Pierce
Editorial: Simon Pulse
Saga: Song of the Lioness I
Páginas: 274
Sinopsis: De ahora en más, soy Alan de Trebond, el mellizo menor. Seré un caballero. De este modo, la joven Alanna de Trebond emprende su travesía hacia la caballería. A pesar de ser una niña, Alanna siempre anheló vivir las aventuras y hazañas que sólo se permitían a los varones. Su hermano mellizo, Thom, quiere aprender el arte de la magia. Así que un día, deciden hacerse pasar por el otro. Disfrazado de niña, Thom se dirige al convento para aprender magia; Alanna, haciéndose pasar por un varón, marcha rumbo al castillo del rey Roald para comenzar su formación como paje. Sin embargo, no es tan sencillo llegar a ser caballero. A medida que Alanna desarrolla las destrezas necesarias para la batalla, también debe aprender a controlar sus impulsos y a diferenciar a sus enemigos de sus aliados. En un mundo donde abundan las espadas y la hechicería, la aventura y la intriga, el bien y el mal, comienza la primera aventura de Alanna, una aventura que la llevará a hacer realidad sus sueños y al destino mágico que hará de ella una leyenda en su tierra.

Opinión: Después de mucha insistencia por parte de Selene, me decidí a leerme este libro. No lo he podido soltar hasta terminarlo. Y eso que la trama es de lo más sencillito. Es un middle-grade que tiende hacia el young adult y que lo hace todo bien. No solo bien, sino que tiene algunos detalles de genialidad en los personajes que sencillamente reverberan dentro del lector.


En sí, la trama no deja de ser bastante sencilla: Alanna decide ocupar el lugar de su mellizo en el entrenamiento para caballero y se hace llamar Alan. Además, tiene el Don, lo que hace que sea capaz de sanar enfermedades y hacer magia en general. Pero eso no se entrena, hasta bastante después. Llega al castillo, después de amenazar a su criado, y se une al grupo de pajes que luego se convertirán en escuderos y finalmente alcanzarán los más afortunados el rango de caballero. Lo hace con tanta suerte que su grupo de amigos se compone de los mayores, y no de los de su edad. Pero, y siempre hay un pero, también llama la atención del matonzuelo del sitio. Como podéis ver, nada fuera del otro mundo, pero lo lleva tan bien la autora que consigue que te sientas completamente embelesado por los personajes y por los eventos a los que se enfrentan. Pero, ah, gran diferencia: las chicas no tienen permitido ser caballero, así que Alanna tiene que ocultarse por todos los medios y siempre tiene la espina clavada de «¿Seré tan buena como cualquier chico?». Personalmente, me encantan las tramas que se centran en un aspecto y consiguen desarrollarlo bien. En este caso tenemos dos puntos importantes: ¿cómo enfrentarse a un matón? En este caso, tenemos una de las defensas más inoportunas, ya que aunque los mayores saben lo que está ocurriendo no hacen nada, sino que dejan que ella se enfrente con él. No me parece la mejor solución, pero funciona bien dentro de la historia. Por otro lado, tenemos la forma ne que solo ella piensa que la van a tratar diferente por ser mujer cuando todos los que se encuentra la tratan igual. Ahora, cabe la duda de si la tratarían igual de haberlo sabido antes de demostrar su valía o no.

Los personajes secundarios precisamente sirven para reafirmar cada una de las situaciones con las que se tiene que enfrentar Alanna. Personalmente, hay tres personajes que me encantan: su criado, el príncipe y el Rey de los Ladrones. Todos ellos ayudan a su desarrollo y la relación que tiene con cada uno de ellos sirve para llenar un  hueco en su corazón. Creo que el resto no está perfectamente dibujado, si bien nos deja claro que el tío del príncipe es probablemente el villano más claro que nos pueden presentar, aunque nadie más que nuestra protagonista y su hermano lo vean. Es extraño ver una novela que se acerque a los nómadas del desierto con tanto respeto, y al mismo tiempo dejando claro que la relación dista mucho de ser realmente buena entre los urbanitas y los nómadas. Quizá lo más gracioso es que precisamente por eso funciona tan bien, porque es perfectamente creíble que no comprendan su modo de vida y, por tanto, vean sus miedos como leyendas sin fundamento. Es lo que hacemos los europeos con todo, la verdad.

En cuanto al estilo, es muy interesante la evolución que hay durante el libro, porque si bien empezamos con un tono claramente middle grade, podemos ver una evolución clara hacia el young adult que marca la evolución del personaje y del narrador que lo acompaña. Sí, el narrador es externo pero está condicionado por Alanna claramente, lo que lleva a verlo crecer al mismo tiempo que la protagonista. Se nota, sobre todo, en los detalles de las descripciones y en la forma de narrar la acción, que pasa de ser simplista a tener algo realmente lírico hacia el final del libro.

En definitiva, como primer libro de la saga está muy bien construido. Quizá he echado en falta algo más de visión del mundo, pero entiendo perfectamente que primero tienen que crecer nuestros personajes para que podamos encontrarnos con el mundo a lo grande. El tono de la última parte me ha recordado a muchos títulos de Espada y brujería molones, la verdad. Muy en la onda de horrores lovecraftianos a los que se enfrenta Conan en algunas ocasiones, si bien con un tono más ligero para el gusto juvenil.

Impresión general
Puntuaciones

Trama: 8
Personajes: 9
Emociones: 9
Estilo: 8
Verosimilitud: 8

CaracterísticaNivel de inglés (sobre 5)
Vocabulario2
Estilo1
Contexto2

2 comentarios:

  1. Lo cierto es que me ha llamado la atención. La premisa parece casi infantil, pero es posible construir una historia más madura con algo simple, ¿no? ;)

    ResponderEliminar
  2. Hola :) Como amante de los middle grade no puedo más que apuntármelo. Parece sencillo, pero eso de que evoluciona hacia un YA con el personaje y narrador me ha llamado la atención, además del mundo bien construido. Un saludo^^

    ResponderEliminar