15 de marzo de 2016

Escamas

Escuchó el hacedor las sabias palabras de los dragones.

Título: Escamas
Título original: Shadow Scales
Editorial: Nocturna
Traductora: Marta Torres Llopis
Páginas: 685
Saga: Seraphina II
Sinopsis: "Lo particular de la razón es que tiene su propia geometría. Se mueve en línea recta, de manera que comienzos ligeramente distintos pueden conducirte a destinos muy divergentes".

El oscuro secreto que Seraphina llevaba años ocultando por fin ha salido a la luz. Sin embargo, ahora hay otro asunto mucho más importante: la guerra que acaba de estallar.

Para inclinar la balanza a su favor, la reina Glisselda y el príncipe Lucian le encomiendan a Seraphina que salga del reino de Goredd y recorra las Tierras del Sur en busca de otros que comparten su mismo secreto. Lo que no saben es que no todos desean lo mismo y encontrar a algunos podría resultar letal.

Opinión: ¿Queréis saber cómo acabar una historia en dos libros? Escamas es el ejemplo perfecto. Todo cuadra, todo funciona. Es, probablemente, uno de los finales de saga más redondos que vais a encontrar. Y, sin embargo, no me ha dejado unos sentimientos tan buenos como cabría esperar. Quizá tiene que ver con el ritmo de la narración, o con los grandes descubrimientos obvios que hace Seraphina.


Quizá la peor parte del libro es que la trama parece tan anodina al principio: simplemente se dedica a ir en busca de sus camaradas medio-dragones. Y eso no sería malo, porque, como vimos en la primera parte, son criaturas interesantes por lo general. En particular Abdo, que la acompaña, es ingenuo, divertido y una monada en general. Y no tardan demasiado en encontrar a dos, incluso a tres, pero entre medias hay muchas dudas de Seraphina acerca de lo que está haciendo. Y entonces llega el gran descubrimiento: una de las medio-dragones es mala. Cosa que ya podíamos entender por cómo hablaba de su estancia en su jardín interior. Por otro lado, el ritmo es demasiado rápido en muchas ocasiones, aunque hay momentos de respiro en la trama, pronto se deshacen, muchas veces antes de que hayas tenido tiempo de respirar. Y eso es bueno. O, mejor dicho, no es malo, pero me he quedado con ganas de saber bastantes más cosas de los distintos sitios que visita. La gran revelación, eso sí, se veía venir prácticamente desde bastante antes de que te la echen a la cara. Quizás eso ha sido lo que menos me ha convencido: he sentido por un momento que me trataban de tonto.

Sin embargo, todos los problemas que pueda tener con la trama se resuelven gracias a Seraphina, que vuelve a poner su exquisita voz a la narración. De esta forma, podemos ver que nunca está del todo conforme con lo que está haciendo y muchas veces duda de sí misma de una forma comprensible y, sobre todo, empatizable. Es decir, le han inculcado unas creencias desde que era pequeña, lógicamente no quiere nada que las ponga en duda. Y, cuando sucede, empieza intentando rehacerse poco a poco, pero el mundo no le deja tiempo para ello. Sobre todo tiene un problema con la idea de la vigilancia a distancia y la libre voluntad. Y ahí es donde brilla el libro: puedes ver perfectamente la posición moral desde la que parte Seraphina, y puedes ver cómo va creciendo poco a poco para comprender lo que realmente está haciendo. Y solo cuando lo descubre, cuando acepta la verdad sobre sí misma y sobre su actuación es cuando consigue alcanzar todo su potencial. Esto me parece un mensaje potentísimo que merece una envoltura de lujo en forma de personajes, cosa que en este caso tiene. La antagonista de Seraphina nos muestra, por otro lado, a un triunfador según los cánones de nuestro mundo: da igual a quien manipules, lo que hagas, si con ello consigues estar en la cima.

Otro motivo de alegría es el estilo del libro. Muy cómodo de leer, a pesar de las palabras extrañas, y con un dinamismo único para adentrarte en los personajes y sus emociones. Es cierto que esperaba encontrarme alguna batalla entre dragones más, pero las que hay descritas son muy satisfactorias. También es muy interesante cómo describe la luz que ven los dragones, así como los laboratorios y toda la zona despoblada que recorren. Por otro lado, también me han encantado el tratamiento de los lenguajes así como las diferentes tonalidades que se da a los semidragones y a los distintos pueblos de la zona. También me han gustado los distintos detalles que dan visos de que realmente hay un mundo más allá del conflicto. Por otro lado, me ha gustado mucho el tema de las relaciones cómo está tratado en la última parte de este libro. Me parece genial, sencillamente, una muestra de sentimientos y de complejidad humana muy digna y, probablemente, más normalizadora que muchas otras. Aunque sea un pie de página al final de toda la historia y no el centro.

En definitiva, si os gustó Seraphina, Escamas os encantará. A los que no os hayáis acercado a Seraphina, estáis tardando, la verdad. Dos libros geniales sobre dragones y relaciones dracohumanas, que siempre es la mejor parte de los libros en los que aparecen estos seres. Sobre todo con cosas como Garras y colmillos o Historia de dos castillos.


Impresión general
Puntuaciones

Trama: 6
Personajes: 8
Emociones: 7
Estilo: 7
Dragones: 8

0 comentarios:

Publicar un comentario