25 de marzo de 2016

Batman vs Superman: Dawn of Justice

Vio el hacedor cómo siguen sin comprender a sus héroes. 

Título: Batman vs Superman: Dawn of Justice
Director: Zack Snyder
Productora: Warner Bros
Sinopsis: Temiendo por las acciones sin control de un superhéroe similar a un dios, el poderoso vigilante de la ciudad de Gotham se enfrenta al actual y más venerado salvador de Metrópolis mientras el mundo lucha por saber el tipo de héroe que necesita. Con Batman y Superman en guerra, una nueva amenaza surge rápidamente, poniendo a la humanidad en el mayor peligro jamás conocido.

Opinión: Me va a resultar difícil hacer esta reflexión. Se trata de una película que parte con el inconveniente de tener como cimiento Man of Steel, la película menos Superman de todas las que han hecho. Partiendo de esa base, esta película tenía varios objetivos: preparar la Liga de la Justicia, presentarnos a Batman y a Wonder Woman, y darnos un motivo para considerar que Superman está en buenas manos. La primera la consigue, la segunda... vamos a aceptar barco como animal acuático y la tercera, no. Y lo digo muy en serio, ese no es Superman, excepto al final... y porque no le queda más remedio que convertirse en la figura que todos esperamos.

Partamos de que la película tiene un verdadero problema de ritmo y de "tengo que contar todo y no tengo tiempo". En serio, creo que podrían haber hecho varias películas para presentarnos a este otro murciélago, demasiadas cosas que se dan por hechas, demasiados detalles para el fan. Pero vayamos a detallitos que, precisamente al fan, no se le escapan: Batman usando armas de fuego. Sí, este director tiene la manía de hacer que sus héroes maten, y no precisamente preocupándose por los dilemas morales que trae consigo. Esto me genera un problema bastante importante, ya que, si por algo se caracterizan Batman y Superman, Wonder Woman no tanto, es precisamente por no cruzar la línea que los haría iguales a aquellos a los que se enfrentan. Ya tuve este problema con Zod y Superman en la anterior; en esta, aparte de que se nota el efecto que ha tenido Batman: Arkham sobre el estilo de combate de Batman en pantalla, me da muchos problemas la visión de un Batman con pistola. Pero investiguemos un poco más acerca de la imagen de Batman que da la película. Claramente basada en el cómic de Frank Miller (como era de esperar, por otra parte), le falta algo muy importante que siempre ha mantenido a Batman como una figura distinta: Robin. (Y sí, me he fijado en la imagen que creo que se filtró mientras veía la película, pero... sigue siendo necesario un Robin). Por otro lado, es un Bruce cínico, que se centra en salvar a su ciudad y que ve a Superman como una amenaza contra la que protegerse. Esta parte de la imagen es más que aceptable, y puedo decir que Affleck transmite muy bien a ese Wayne desencantado. Pero, y es un gran pero, no es un Batman al inicio de su carrera. Lleva ya veinte años enfrentándose a los villanos que surgen en Gotham, incluyendo al Joker... y sin embargo, parece que fuera la primera vez que Clark oye hablar de él. En fin, Batman es, dentro de lo que cabe, de lo mejor caracterizado de la película, aunque no me guste su caracterización. Vemos cómo evoluciona su relación con Superman, cómo se prepara y cómo sueña con un futuro donde Superman se ha vuelto loco, muy al estilo de Injustice. Particularmente interesante es la relación que tiene con Alfred, probablemente el más parecido al que recordamos de los cómics y de la serie de animación, y uno de los mejores puntos de toda la película desde el punto de vista de un fan de los cómics.

Por supuesto, luego tenemos a Superman, que en esta película sí parece más adecuado para su papel. Aunque no se nos explica exactamente qué ha hecho, el gobierno de los Estados Unidos está acojonado con su poder y una senadora está posicionada en plan "ey, que tienes que ser responsable de tus actos ante aquellos a los que gobiernas". Ehm... él no gobierna a nadie, hija de mi alma. Pero vamos, la senadora me ha parecido un personaje interesante, si bien algo estúpido. Superman... pues sigue con el problema de hacerle alguien indeciso, que supuestamente se considera con derecho a decirle a Bruce que deje de hacer sus cosicas, pero que no tiene remordimientos por los muertos a los que no ha podido salvar. Excepto por una cosa: su amor por Lois Lane (esa con la que no tiene química alguna, por cierto) es el centro de su existencia. Muy al estilo del Superman de los años 60, si Lois está en algún problema, ahí que va su machito para salvarla. Sí, es una reportera de investigación a la que le dan una entrevista jefes terroristas, pero no tiene la menor habilidad para salir por su propio pie de los problemas. En general, era una de las cosas que mejor había evolucionado en las páginas de los cómics: la relación de Superman con su media naranja (hasta New 52, pero obviemos esa visión del Hombre de Acero). En definitiva, no es un mal retrato de Superman, a pesar de tener el problema de los cimientos del personaje que se crearon en Man of Steel. Es muy humano, y eso está bien, incluso nos muestran escenas de Clark, que también es un detalle por su parte. Quizá lo gracioso es que en esta sí me puedo creer a Clark pero no a Superman, sigue sin tener la esencia del superhéroe por excelencia.

Ahora vayamos a la figura que falla estrepitosamente. Si en Man of Steel, esta eran los padres de Clark, tanto Jor El como Jonathan Kent, en esta es Lex Luthor. Pero supongo que es lo que pasa cuando alguien cambia todas las partes donde pone Joker por Lex Luthor. En serio, la película ganaría enteros si en vez de Luthor fuera el Joker el malvado. Hasta tendría sentido lo ilógico de todas las decisiones de Lex. No, no es el Lex de Smallville, obsesionado, inteligente y que solo busca el poder, no es el Lex de los cómics actuales, un Lex que solo busca demostrar que el ser humano puede ser tan bueno como cualquier meta-humano y el poder, ni siquiera puedo decir que sea el Lex de los 60, un científico loco que busca superar a Superman y el poder. ¿Veis una dinámica alrededor de Lex Luthor? Siempre su foco es el poder, un poder que en los cómics le lleva a la presidencia de los Estados Unidos, a buscar destruir la idea de Superman para ser él el padre benefactor de la humanidad, incluso a salvar a Superman para demostrarle que es mejor que él. En esta película... su foco es demostrar que Superman no es un dios. A ratos, parece que se acuerda de que lo hace por el poder, pero luego cuela una del Joker y se le olvida ese detalle. En serio, sencillamente no hay nada del Luthor que todos odiamos, admiramos y denigramos. Ha pasado de ser la imagen de la América corporativista y del hombre rico que considera que su riqueza es equivalente directo a poder a un criajo cuya única decisión es "Si Dios fuera bueno, siendo todopoderoso, me habría salvado de una mala infancia", ¿de qué vas, Snyder? Uno de los malvados con mayor trascendencia y mayor capacidad de ser la contraparte completa de Superman y lo conviertes en eso. Pero claro, sigues sin entender realmente lo que representa Superman, así que supongo que es de cajón que no comprendes quién es Luthor.

Sobre las escenas de batalla... básicamente he puesto mis manos como si estuviera con un mando de Xbox y me he puesto a jugar. Es como si hubieran cogido QTE de los juegos y las hubieran unido. Que no es malo, de hecho es espectacular, pero el juego de cámaras sigue con el mismo problema que Man of Steel: no se centra en la batalla realmente. Por otro lado, hay escenas perfectamente dirigidas, como el sueño de los murciélagos de Bruce, Superman en el espacio o alguna otra realmente genial. Así que... digamos que es un tanto irregular el nivel de la producción visual. Pero se agradece que, por lo menos, podamos enterarnos de todo lo que pasa, no como en Man of Steel. Por otra parte, la forma en que salva un hueco enooooorme en el guión con los nombres es vergonzoso. Pero hasta el sonrojo, de verdad. El ritmo general de la película se hace extrañamente lento, y no porque no sucedan cosas, sino porque... no sé, es como si hablaran lento o algo por el estilo.

En definitiva, es una buena película de superhéroes, pero no es una buena película de DC. Por algún extraño motivo, se empeñan en hacer grandes películas de animación y cagarla estrepitosamente en las de acción real. Pero, claro, si tomas decisiones de cimientos como que Batman lleve más de veinte años luchando y ya haya perdido a un Robin, unido a la base que da para Superman Man of Steel, pues... mal. Teniendo en cuenta que habían sembrado esos errores al cimentar el universo, ha salido mejor guión de lo que me esperaba. Excepto por Luthor, que se nota que alguien quería al Joker como enemigo y no se ha atrevido. No creo que la película esté al nivel de la Marvel todavía, pero por lo menos parece que dan un paso en la dirección correcta. Más o menos... a trompicones. Eso sí, van con un petardo en el culo para contarnos cosas de tres en tres o de cuatro en cuatro. Espero que en el Escuadrón Suicida no intenten colarnos el origen de cada integrante.

Impresión general
Puntuaciones

Trama: 6
Personajes: 4
Sentimiento: 4
Estilo: 5
Mitología: 5

3 comentarios:

  1. Dios, yo pensé lo mismo de Lex cuando lo vi, me recordaba mas a un Joker y no vi por ningun lado el tío carismático, magnético e inteligente que suele ser Lex Luthor, era uno que estaba pilladísimo de la cabeza. La película me entretuvo y no me ha disgustado, pero hay grandes fallos y vacíos: han metido a WW con calzas (cosa que podrían haber hecho con algún detalle en Man of Steel) y ni siquiera han sabido enlazar el Batman de Nolan con este. Y si, a pesar de que pasan un montón de cosas, resulta lenta.

    En fin, esperemos que La liga de la justicia (y Wonder Woman) este a la altura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo entiendo que no quisieran unir el Batman de Nolan, pero podían al menos no destruir tanto la imagen del superhéroe. Es gracioso que Ben Affleck haga una de las mejores actuaciones que se pueden hacer para Batman, y que sin embargo nos encontremos con la peor imagen del mismo que se puede hacer. En fin... lo peor es que cuanto más pienso en ella, más me molesta lo que hace Snyder y cómo desprecia al espectador.

      Eliminar
  2. Estoy completamente de acuerdo.
    Yo sabía a lo que iba, esperaba ver una película de acción y a Ben Affleck, que es mi Daredevil y Christian Bale siempre será mi Batman, pero acepto pulpo como animal de compañía.
    Aunque no me haya leído los comics, vi la serie de Lois y Clark y Smallville, y por muy bien que me caiga Jesse Eisenberg, no es Lex Luthor, estoy demasiado influenciada por Smallville. Lex es carismático, poderoso, egolatra, pero no es un psicópata como el Joker.
    Superman mñe, no me acaba de convencer, me gusta como Clark, pero ilumíname, ¿desde cuando Superman debe rendir cuentas?
    Eso sí, Lois me sigue siendo la misma insulsa damisela en apuros y me pone enferma. No he visto Man of steel, me hablaron demasiado mal de ella.
    Hasta a mí, que no me considero ninguna experta en la materia, me han molestado ciertas cosas. Primero Lex (ya lo he dicho), segundo detalles o grandes errores: ¿qué ha sido de lo de mantener oculta tu identidad? ¿Hola Bruce? ¿En serio? Aunque tú sepas quién es, igual hay terceros o enemigos que aún no conozcan tu verdadera identidad.
    Tercero Martha, sí, lo siento, como todo internet estoy decepcionada, ¿basta con eso para olvidar todos los destrozos que ha hecho Superman?
    Cuarto. Alfred, tu antes molabas. Me encanta Jeremy Irons, de verdad, pero ¿podrían haberle dado más papel no?
    Y es cierto,la película avanza a trompicones. De mis amigos fui la única que se esperaba lo de la silla.
    En cuanto a las escenas de acción, una cosa es que debas añadir explosiones para impactar y todo eso, y otra que te mareen hasta no saber de dónde vienen los tiros.
    Conclusión, es comestible, pero se puede mejorar.

    ResponderEliminar