16 de febrero de 2016

Presentación Mike Lightwood

Buenas a todos, hoy os traemos un vídeo (ya hacía demasiado tiempo que no poníamos uno nuevo, la verdad). En este caso, volvemos a nuestra idea de traer las presentaciones a las que asistamos de forma íntegra, para que todos aquellos que no pudierais estar podáis disfrutarla. Por otro lado, me gustaría hacer unas cuantas aclaraciones sobre lo que vais a ver: aunque en teoría es la presentación de El fuego en el que ardo, para mí, se sintió más como una presentación del autor en sociedad. No es la primera vez que me pasa, ha habido otras ocasiones en que los libros no eran el centro absoluto de la presentación, pero esta vez me parece importante.

¿Por qué me lo parece? Vamos a dar una serie de pasos: normalmente, los autores van acompañados de alguien que los presenta a ellos y a la obra, y luego se establece un diálogo sobre esta. Normalmente, se dialoga sobre el estilo, sobre los temas y... bueno, ¿ya veis por donde voy? En esta ocasión, el propio autor presentó a sus compañeros de mesa, lo que resultó para mí bastante extraño. (Sobre todo porque no se presentó a sí mismo, por suerte luego era una de las primeras preguntas de uno de los presentadores). Luego sí se habló de los temas, sobre todo de los personajes, haciendo comentarios con los que no estoy de acuerdo (de hecho, después de haber leído el libro, me hacen plantearme muy seriamente si leí lo mismo que ellos). Además, tuvo el mal gusto de criticar las reseñas que habían salido ya sobre su libro, diciendo que no lo habían entendido bien. Eso me parece bastante desagradable, ya que considero que ningún autor debe decir a un lector cómo se lee su libro. Si no has conseguido transmitir lo que querías, lo deberías aceptar y plantearte «¿Por qué muchos lectores no entienden lo que yo quería transmitir?». Por otro lado, el temor al spoiler, agotador por supuesto, hizo que muchos comentarios del autor sobre el proceso de creación y del libro fueran superficiales. Esto es comprensible. Otros sencillamente me asombran: «Esta historia lleva conmigo desde 2011», pues, si es así, quizá debería haber pensado en cómo podrían leerse algunas de las cosas que pone. «El realismo me resulta más difícil porque es más doloroso escribir sobre algo que pasa en la realidad», ehm... la fantasía y la ciencia ficción tienen SIEMPRE una base real, y pueden ser igual de dolorosas, o más, que el realismo. Al menos, la fantasía y la ciencia ficción BUENAS y que tienen algo que decir.

0 comentarios:

Publicar un comentario