2 de febrero de 2016

Life in outer space


Escuchó el hacedor una historia de las Antípodas.

Título: Life in outer space
Autora: Melissa Keil
Editorial:  Hardie Grant Egmont
Páginas: 305
Sinopsis: Sam Kinnison es un geek y no tiene ningún problema con ello. Tiene sus películas de terror, su amigos frikis, World of Warcraft y hasta que la princesa Leia aparezca en su habitación, no va a preocuparse por las chicas.
Entonces, Sam conoce a Camilla. Es hermosa, simpática y completamente irrelevante para su vida. Está decidido a ignorarla, pero Camilla tiene una vida propia y ha decidido que él va a ser parte de ella.
Sam cree que todo lo que necesita saber puede aprenderlo de las películas... pero parece que se ha equivocado de género.

Opinión: Es la segunda vez que me leo este libro, y sigo sin entender por qué no llega a España. Es una novela ágil, divertida, con un mensaje maravilloso y que cae en todos los clichés de película Disney, pero lo hace de una manera tan educada que hasta te da pena recalcarlo. No, en serio, cae perfectamente, pero es genial por el tono del narrador, por la forma en que se estructura la historia, incluso por la forma en que se preparan los capítulos. Pero bueno, en cualquier caso, voy a explicar claramente por qué, si estáis buscando algo divertido, deberíais leer este libro.


La trama empieza con calma. El narrador es el pobre chico al que todos los populares tratan como bazofia, que además tiene como amigos a dos chicos y una chica que sufren el mismo ostracismo social. Tanto es así que, en vez de comer en la cafetería, comen en la sala del encargado de informática (que les tuvo compasión una vez y no ha podido librarse de ellos desde entonces). Pero entonces, oh, maravilla de maravillas, sucede algo inusitado: llega una nueva alumna al instituto. Y no cualquier alumna, sino alguien a quien no le importa la división en grupúsculos del instituto porque ha cambiado tanto de lugar que no tiene tiempo para chorradas. Es hija de un conocido articulista y una modelo, lo que la convierte en carne de grupo popular. Vamos, todo lo que esperáis que suceda en una novela de este estilo. Además, se acerca el momento más temido para nuestro gallardo nerd: Prom.

Bien, ahora os preguntaréis, ¿por qué nos recomiendas algo que es tan obvio? ¡¡Porque no lo es!! O bueno, sería mejor decir que sí lo es, pero de la mejor manera posible. Es decir, da un giro muy interesante al estar dentro de la cabeza del protagonista y poder ver lo que va surgiendo lentamente y cómo va surgiendo y cómo lucha contra ello con todas sus fuerzas. Y sí, veremos todos los clichés posibles, pero al mismo tiempo tendremos una perspectiva completamente nueva de los mismos. ¿Queréis algo que os aleje de la cotidianeidad? Probablemente este os sirva. Eso sí, preparaos para una cantidad de referencias a la cultura nerd impresionante. Pero tampoco a la más profunda, no penséis en nombres raros de anime ni en cómics ocultos. No, es la cultura nerd-mainstream (por llamarla de algún modo). Esa que se obsesiona con Star Wars (ejem) o con Star Trek (ejem ejem). Y se disfruta demasiado. Sencillamente consigue ser una novela diferente porque se encarga de dilucidar los sentimientos de los personajes y no rompe nunca esa fina barrera entre lo que es agradable como sufrimiento porque es realista y lo que sencillamente hace que tengas ganas de darle un par de tortas al personaje.

El estilo es directo, con los adjetivos necesarios que van incrementándose conforme avanza la historia. ¿Por qué? Tendréis que descubrirlo leyéndola. Además, el propio estilo intenta transmitir emociones y mensaje positivo. Y es que, si algo se puede decir de este libro, es POSITIVO. Ya basta con todo el drama gratuito. No me entendáis mal, en esta novela hay una pequeña ración de drama, pero sabes, por cómo está escrito, por la esperanza que surge en cada escena, que va a ser una evolución positiva. Así como en otras novelas el sufrimiento es lo que te lleva a rastras hasta el final esperando una situación mejor, en esta el sufrimiento es solo un paso a través del cuál se llega al final que el inicio te augura. Sí, no esperéis plot-twist mortales, ni nada por el estilo. Es todo tan obvio que al mismo tiempo te da una sensación de seguridad maravillosa. Sobre todo si has pasado por varias novelas «duras» o sencillamente no estás de humor para tristeza.

En definitiva, creo que es una de esas novelas ligeras que siempre recomiendo cuando tenéis que «limpiar el paladar», o cuando se pasa por una mala época lectora. Divertido, bien escrito y con un talante positivo.

Impresión general
Puntuaciones

Trama: 8
Personajes: 9
Amor: 8
Estilo: 8
Diversión: 8

CaracterísticaNivel de inglés (sobre 5)
Vocabulario2
Estilo2
Contexto3

2 comentarios: