2 de septiembre de 2015

The It girl

Leyó el hacedor la historia de una joven excéntrica con un padre famoso

Título: The It-girl.
Autora: Katy Birchall
Editorial: Egmont
Páginas: 352
Sinopsis:Todo el mundo quiere ser famoso, ¿verdad?

Objetivos de Anna Huntley en la vida:
1.- Conservar a mis dos adorables amigos nuevos (y únicos) al no ser una inepta social.
2.- Entrenar a Dog (mi labrador) a chocar los cinco. Probablemente el objetivo más ambicioso de la lista.
3.- No prender el cabello de la teniente de la Reina de la escuela (otra vez)
4.- Descubrir si 2 y 3 implican ineptitud social o aislamiento.
5.- Ir a África a dar arroz.
6.- Esconderme en el armario toda la vida con Dog ahora que papá está comprometido con una de las actrices más famosas del mundo, los paparazzi quieren poner mi rostor en todos los periódicos y todo el mundo en la escuela (y en EL MUNDO) va a descubrir mi nivel de ineptitud social.
7.- ¿Está pasado de moda lo del arroz? Quizá podría dar chocolate en África. Me gusta el chocolate. Debo descubrir cómo hacerlo desde el armario.

Opinión: La verdad es que esta novela ni sorprende, ni resulta distinta a las demás. De hecho, si tuviera que calificarla de alguna manera sería: «Esto va a ser una película de Disney Channel en algún momento». Pero claro, eso de por sí no es malo, malo sería que no lo hiciera bien. Es decir, si vas a hacer una novela que coja los clichés de esas series y películas, por lo menos haz que sea divertida e interesante. ¿Lo consigue? Un rotundo sí sería la respuesta en este caso. Lo gracioso es que estoy bastante seguro de que muchos dejarán de leer después de esta presentación, y está bien. No toda la literatura tiene que ser genial, ni tiene que tener un mensaje fuerte o una crítica social. En este caso, es una novela aceptable en todas sus partes que consigue que el lector se eche unas risas y pase una tarde agradable. Exactamente lo mismo que una película de Disney Channel.


La trama es simple, sencilla y directa. Pocos meses después de su traslado a Londres, nos introducimos en la vida de la joven protagonista. Ella, que es más rara que un perro verde, es feliz porque, por fin tiene amigos, pero quiere además conseguir ser popular, para tener más amigos y para que los que tiene no se avergüencen de ella. Sí, ella es así, se cree que sus amigos se avergüenzan de ella, y claro, tiene que hacer todo lo posible por no resaltar... cosa que empieza mal, ya que comienza el año quemando el pelo a la segunda al mando de las reina de la escuela. Y claro... digamos que a esta no le sienta muy bien. Ella, claro, acaba castigada, porque, aunque fuera un accidente, por poco deja calva a la pobre chica. Y ahora es el momento de presentar a dos chicos: el niño bueno de la escuela, inteligente, deportista... y novio de la reina (más o menos) y el chico malote que está en los castigos dibujando superhéroes todo el rato, que además tiene un grupo de amigos con el que va a ver la versión extendida del señor de los anillos disfrazado, juega al rol y lee libros no canónicos (aparte de cómics, obviamente). Así que... ¿hace falta que diga mucho más acerca de la trama? Ah, sí, resulta que su padre, que está separado, se ha juntado con una estrella del cine a la que entrevistó durante su trabajo como periodista y es un escritor famoso de libros históricos y del ejército. ¿Puede haber algún cliché más? Puede, pero para eso ya os dejo que lo leáis.

Los personajes son lo que hay. Es decir, la chica rara que tenemos de protagonista es la chica rara por excelencia, que no sabe conjuntar, que se le va la pinza grabando vídeos raros... y que valora la amistad por encima de todo. Por otro lado, tenemos a dos amigos, una con la que se comunica por mensajes y además charla, que es la capitana de uno de los equipos de deporte, y el amigo que siempre piensa las cosas dos veces y siempre tiene enseñanzas. Sí, tan simple como esto ya os he definido a los personajes. Es interesante porque, aunque cae en todos los estereotipos, los personajes se hacen querer. Perdón, he dicho «aunque», quería decir «porque». No nos engañemos, uno de los motivos por los que nos gustan las películas de Disney Channel es porque los personajes se ajustan prácticamente perfectamente a los moldes. Lo importante no es eso. De hecho, casi prefiero que me den un personaje bien moldeado que un personaje que rompa el molde de malas formas. ¿Estáis de acuerdo? Pues eso, no os voy a hablar mucho de los personajes excepto para decir eso, son lo que esperáis encontrar en una historia así.

El estilo también se ajusta mucho, con unos diálogos delirantes en muchas ocasiones, unas situaciones divertidas y bien descritas y unas relaciones entre personajes muy buenas. En general, todo lo que nos muestra el libro es tan peliculero que consigue que veas las imágenes con tus actrices y actores favoritos. Y eso es un gran plus, la verdad. No es un libro que experimente, ni es lo que busca... pero lo que sí hace es entretener de una manera inocente. Y lo hace como pocos libros. Está todo muy bien construido, eso sí.

En definitiva, la descripción que he dado de este libro al principio es completamente acertada. Eso sí, si alguien quiere leerse una novela entretenida con la que empezar a leer en inglés, definitivamente esta sería una de mis primeras elecciones.

Impresión general
Puntuaciones

Trama: 7
Personajes: 8
Diversión: 8
Estilo: 8
Amor: 6


CaracterísticaNivel de inglés (sobre 5)
Vocabulario2
Estilo1
Contexto2

0 comentarios:

Publicar un comentario