28 de abril de 2015

Resistencia

Escuchó el hacedor los últimos estertores del viejo mundo y las primeras bocanadas del nuevo

Título: Resistencia
Título original: Burn
Autora: Julianna Baggott
Traductora: Julia Osuna
Editorial: Roca Joven
Saga: Puro/ La Cúpula 3
Páginas: 416
Sinopsis: 
En la Cúpula, Perdiz ha ocupado el puesto de su padre como líder de los Puros. Su intención es destruirla desde dentro con el apoyo de la resistencia liderada por Glassings, su antiguo profesor. Sin embargo, desde su nueva posición en el poder, las cosas no se ven tan claras. Quizás su padre tenía razón. Tal vez el mundo necesita a la Cúpula para sobrevivir, y a Perdiz para gobernarlo.
Al otro lado de la Cúpula, Pressia y Bradwell continúan buscando las pistas que les dejaron sus padres antes de las Detonaciones. Muy pronto podrán a ayudar a curar a los miserables, liberándolos de la opresión de la Cúpula y de sus monstruosas fusiones de una vez por todas. Sin embargo, su éxito depende también de Perdiz. ¿Podrán seguir confiando en su amigo y aliado? ¿O una nueva guerra está por comenzar?


Opinión: Llega por fin el final de una de las sagas de literatura juvenil posapocalíptica más duras e interesantes del panorama. Con esta saga tengo el mismo problema que con Delirium, cada uno de los libros que la componen son buenos, pero su final deja bastante que desear. Con esto no quiero decir que este libro sea malo, nada más lejos de la realidad, pero el final de la historia no acaba de convencerme. Quizá debería empezar a pensar que el problema está con mis expectativas de hilos cerrados por completo al final de la trilogía. Sin embargo, voy a hacer una pequeña digresión para explicar por qué creo que estos finales, hasta cierto punto, absorben las buenas sensaciones que iba dejando la saga (cualquiera con un final así).

Hablamos habitualmente de finales abiertos y finales cerrados. En este caso, y en muchos casos de sagas posapocalípticas con final «abierto», hablaría más bien de que la historia en sí busca cerrar los hilos que dejó abierta una historia previa que no nos cuentan más que como relato intrahistórico: el fin del mundo. Un recurso muy habitual es hablar de la necesidad de ciclos dentro de la historia, al estilo de los mundos mayas. Así, cada vez que el mundo se acaba hay que prepararlo para la venida de un nuevo mundo, pero durante un tiempo conviven ambos. Algo parecido ocurre, por ejemplo, con la llegada de la Quinta Era de la Dragonlance: durante bastantes libros tenemos a los héroes supervivientes de la antigua era preparando a los héroes de la nueva. Es en este sentido en el que hablar de un posapocalipsis en estos libros es hablar asimismo de una preIlustración, o de un preRenacer.  A mí me ha decepcionado porque realmente esperaba que la autora hubiese encontrado una forma de hacer que los personajes nos dejaran ver mejor los criterios y las luchas internas que tenían a este respecto. Sin embargo, el final no deja de ser anticlimático respecto a lo que está sucediendo apenas diez páginas antes.

No voy a hablaros de la trama en sentido estricto (es decir, no voy a relataros lo que sucede) ya que se trata del tercer libro de la saga. Sin embargo, tengo un par de apuntes que dar al respecto: sigue siendo muy dura (aunque me ha parecido más blandita que la primera parte, no hablemos ya de la segunda), y sigue cambiando de personajes en los momentos adecuados para dar tensión (aunque hay un par de momentos en que no me convence demasiado el cambio de personajes). Sin duda, hay giros imprevistos, pocos para el que se ha leído el resto de libros, y la mayoría acaban siendo simplemente engaños de la autora para intentar despistar a los lectores.

El estilo mantiene el ritmo del resto de libros, con momentos de acción muy grande y con esquemas bastante simples. Si te gustaron los otros dos, este obviamente conseguirá mantenerte interesado. Es una lectura rápida con algunos momentos de verdadero arte dentro de la construcción literaria. Los diálogos siguen siendo interesantes y la emoción consigue funcionar durante la mayor parte del libro. Excepto en los momentos de «amor», donde, por algún extraño motivo, no acaba de funcionar como debería. Y no es porque los diálogos no sean adorables, sino porque hay algo que ha cambiado en los personajes.

En definitiva, un final interesante para una saga genial. El único problema es que los otros dos libros son realmente buenos, lo que dejaba la meta muy alta para este final. Por otro lado, después de lo que hemos esperado esta última parte, ha sido una pequeña decepción y por eso deberíais rebajar las expectativas antes de leerlo, para que no os pase como a mí.

Impresión general
Puntuaciones

Trama: 8
Personajes: 7
Final de trilogía: 6
Sociedad: 8
Amor: 6

0 comentarios:

Publicar un comentario