26 de enero de 2015

El trono de diamante

Volvió el hacedor a escuchar una de las historias de su infancia.

Título: El trono de diamante
Título original: The diamond throne
Autor: David Eddings
Traductor: Maria Dolors Gallart
Editorial: Timun Mas
Saga: Elenium I
Páginas: 428
Sinopsis: Tras diez años de exilio, Falquián regresa a Elenia para reanudar sus obligaciones como caballero pandion y paladín de la reina. Sin embargo, su joven reina, Elhana, sufre una fatal enfermedad, supuestamente la misma que llevó a la tumba al rey Aldreas, su apdre. Permanece con vida gracias al poderoso hechizo invocado por Sephrenia, la mujer de edad indefinida que inicia a los pandion en los secretos de la magia. Elhana está sentada en su trono, petrificada dentro de un bloque de cristal y abocada a la muerte, a menos que alguien encuentre un remedio antes de que transcurra un año.

Opinión: No puedo ser, y no voy a ser, objetivo con este libro, ni con este autor. Se trata de uno de los libros que me lanzaron hacia la fantasía con más fuerza, y todavía no he encontrado casi ningún autor que se le pueda comparar en el gozo de convertir lo sencillo en algo que alcanza puntos de belleza y de emotividad especiales. Y he leído mucho, os lo puedo asegurar. Pero Eddings tiene un estilo sencillo y directo que consigue que el lector empatice con los personajes directamente. Además, se trata de personajes carismáticos que siempre tienen un punto divertido y especial. Creo sinceramente que es un estilo de fantasía que ya no se hace, aunque si estoy equivocado y podéis darme algún ejemplo en los comentarios, lo agradeceré infinitamente.


La trama de este primer libro empieza sencilla: un paladín entrado en años que llega a la capital de su reino después de haber sido exiliado por el antiguo rey para proteger según su voto a la nueva reina. Solo con el comienzo, ya nos damos cuenta de que nos encontramos ante un estilo especial de hacer literatura, lleno de comentarios agudos y descripciones idóneas para describir sensaciones. Ahora bien, obviamente no todo iba a ser tan fácil, y nada más llegar a palacio, el paladín, llamado Falquián en la traducción española (personalmente, os recomiendo esta traducción, hace verdaderas virguerías con el lenguaje), se encuentra con que la reina está incapacitada, encerrada en un ataúd de cristal. En el consejo del reino están el príncipe regente, Lycheas, bastardo de la hermana del padre de la reina, Annias, un primado que se convertirá en el foco del odio del lector prácticamente desde el principio, Harparín, un pederasta gordo, y el conde de Lenda, imagen de la sabiduría de la edad. Pronto descubriremos que en este mundo la Iglesia tiene sus ordenes militares, cuatro, una por cada reino. El paladín pertenece a los pandion, cuya instructora en los secretos estirios (una raza que adora a unos dioses menores, pero que conoce la magia) es Sefrenia, una mujer que hizo posible la supervivencia de la reina a pesar de estar a punto de morir por una extraña enfermedad. A partir de este momento, Falquián recorrerá el mundo acompañado de su fiel escudero en busca de una cura para la reina. De esta forma, Eddings se aprovecha de la trama para presentarnos un mundo bastante complejo y prepararnos para los siguientes libros de la saga donde se nos irán descubriendo más secretos.

Los personajes son carismáticos no, lo siguiente. Empezando por el humor cínico y frío de Falquián, o el humor de clase de Kurik, su escudero, todos aportan unas frases ingeniosas que nos van mostrando los distintos caracteres que componen el grupo. Porque, aunque en principio solo fueran Kurik y Falquián, pronto se unen varios más, entre los que destacan Talen, Flauta, Kalten y Bevier. También van Ulath, Tynian y Berit, pero ninguno de ellos alcanza la majestuosidad y la diversión de los otros. Y es que ver los comentarios de Flauta, o los de Talen, o ver cómo actúan cada uno de ellos hace que te plantees que la sencillez puede ser uno de los valores más importantes del libro. Sí, recae en todas las pautas de la literatura de Eddings, pero oye, eso no es malo si lo haces realmente bien y consigues separarte lo suficiente como para dar lugar a una nueva historia. Y Falquián no es Garion, Falquián ya conoce mundo, como nos muestran en cientos de ocasiones. De hecho, lo grande de este primer libro llega cuando vemos a Falquián en la tierra donde estuvo exiliado, y nos presentan a dos personajes, por fin, cuyos diálogos con nuestro protagonista se encuentran entre los más divertidos: Lillias y Martel. Martel es el enemigo de Falquián, pero antes eran grandes amigos, hasta que el ansia de poder consumió a Martel. Y, de una manera u otra, se ven como dos personajes espejados y en su diálogo podemos notar esa animadversión tan particular. Lillias, por otro lado, es un personaje femenino que solo aparece en esa escena, pero que nos muestra una perspectiva interesante sobre la percepción del mundo que tiene. En serio, los personajes son adorables hasta puntos extremos.

El estilo de David Eddings es algo que siempre me ha parecido especialmente maravilloso, porque tiene un tono de humor mezclado con una fantasía cuidada y no excesivamente visible. Da gusto porque te muestra con descripciones muy sencillas el espacio en el que se mueven los personajes, llegando en algunas ocasiones a una lírica especial (la escena con Flauta en su casa es deliciosamente lírica). Además, no tiene problema en ser gráfico con ningún tema, y tenemos desmembramientos, mujeres de vida alegre y otros tipos de situaciones en que la descripción es «de buen gusto» pero sin dejarse ningún detalle. Personalmente, el estilo de la prosa de Eddings me parece maravilloso, y llega a emocionarme en muchos de los pasajes de este libro.

En definitiva, nos volvemos a encontrar con un libro difícil de encontrar en español, pero que merece la pena la búsqueda. Si tenéis la posibilidad de leerlo de cualquier manera, hacedlo. Probablemente no volváis a ver la fantasía de la misma manera después. No puedo recomendarlo lo suficiente. Aunque es cierto que me parece más fácil adentrarse en el autor a través de La senda de la profecía.


Impresión general
Puntuaciones
Especial
Emoción: 10
Estilo: 10
Personajes:10
Fantasía: 10
Trama: 10

0 comentarios:

Publicar un comentario