25 de noviembre de 2014

Bendecida por la sombra

La aparición de los no-muertos nunca antes había sido tan perturbadora

Título: Bendecida por la sombra
Título original: Shadow Kiss
Serie: Vampire Academy III
Autora: Richelle Mead
Editorial: Alfaguara
ISBN: 9788420407296
Sinopsis: ¿Qué ocurriría si tuvieras que elegir entre tu mejor amiga y la persona a la que amas? Rose sabe que enamorarse de otro guardián está prohibido. Su mejor amiga, la última princesa Dragomir, siempre debe ser su prioridad. Desafortunadamente, cuando se trata del irresistible Dimitri Belikov, algunas reglas se dictan para ser rotas. Pero desde que asesinó por primera vez a un Strigoi, Rose ha dejado de sentirse bien. Algo oscuro ha comenzado a crecer en su mente y sombras fantasmales advierten que una terrible maldad está cada vez más cerca de las barreras de hierro de la academia. Además, el peor enemigo de Rose y Lissa, Victor Dashkov, podría quedar en libertad y los vampiros inmortales están cada vez más cerca, y buscan venganza por las vidas que Rose ha tomado. En una batalla que le destruirá el corazón, Rose tendrá que escoger entre la vida, el amor y las dos personas que más le importan... pero ¿significará esa elección que sólo uno de ellos podrá sobrevivir?

Opinión: Tercera entrega de Vampire Academy, donde veremos, como dice el título, las connotaciones de lo que significa ser una «bendecida por la sombra». En Vampire Academy y en Sangre azul, ya sabíamos que Rose lo era (o lo estaba), pero en este libro conoceremos más a fondo las consecuencias que tiene. Probablemente la reseña contenga spoilers de los dos libros anteriores, así que avisados quedáis (aunque si leéis la reseña de un tercer libro de una serie, es porque ya os arriesgáis a ello). Y mejor no digo nada sobre la sinopsis...

Sangre azul acabó con muerte. En concreto con una muerte muy perturbadora que rompió algo dentro de Rose: la de Mason. En un arrebato de furia y venganza, ella consiguió matar a los strigoi responsables de la muerte de su amigo, pero la sensación de culpa y desamparo se quedó arraigada dentro de ella... Hasta tal punto que, ahora, en Bendecida por la sombra, empieza a ver el fantasma de Mason. ¿Está loca? ¿Es un síntoma postraumático? ¿Estrés? Como es de suponer, el hecho de que pueda empezar a perder la cabeza es algo que la asusta, en especial cuando está en medio de unas prácticas de campo para poner a prueba su destino como guardiana. No obstante, puede que el problema no esté en la muerte, sino en Lissa. Esta, junto a Adrian, son los únicos personajes vivos que conocemos que pueden usar el Espíritu como magia y él es capaz de ver las auras de los demás. En el libro anterior ya sabíamos que Rose estaba rodeada de sombras, y que esas sombras pertenecen en gran medida a Lissa... ¿Qué significará? Desde luego esa incógnita queda resuelta en este libro, y la respuesta hace que algo se active en lo más profundo de Rose. Eso sumado, por supuesto, a las conclusiones y resoluciones que saca tras visitar al psicólogo (u orientador, como lo queráis llamar). «Ellos son lo primero». ¿Y si no? Rose sigue madurando y, esta vez, de forma aplastante.

En este libro también conocemos la Corte Real, pues una de las tramas que trata es la reaparición de Víctor, y su posible puesta en libertad. Indignados, nuestros protagonistas se rebelan y luchan por poder testificar en el juicio para asegurarse de que se pudra en prisión y, aunque reciben negativas ante su presencia, al final consiguen asistir gracias a Adrian, que resulta que es el sobrino de la Reina. Ya lo dije en la anterior reseña, y acerté: Adrian es de lo más interesante, aunque aún le queda mucho por explotar. En su estancia allí, Lissa y Rose volverán a estrechar lazos y a sentirse como en los viejos tiempos en los que estaban solas. De hecho, allí conocerán a una pitonisa moroi que les predirá el futuro, incluso el de Dimitri que pasaba por allí. Y, mientras que el de Lissa es muy positivo, el de los otros guardianes no tanto... ¿Qué significará eso de que «perderás aquello que más valoras»?

La relación de Dimitri y Rose avanza en este libro de una manera firme, pues, a pesar de que la psicóloga le induce dudas sobre sus sentimientos, Rose consigue demostrar que son reales, auténticos y verdaderos. Por fin los dos se abren y se entregan a lo que sienten, haciendo una escena de lo más bonita, aunque superficial. Superficial en el sentido de rápida y sin esmero, pues no hay tiempo para asumirla cuando se produce un nuevo ataque strigoi. En esta ocasión, una lucha aún más intensa y prolongada que en libros anteriores, pues el desenlace inesperado hace que te quedes en shock tras tantas estocadas.

En comparación con los otros dos libros, este se me ha hecho un poco más lento. Pero no por los combates, sino porque las tramas que trata (y me faltaría por mencionar la de la academia en sí con los alumnos nobles y su grupito de misterio que intenta usar sus poderes de una forma un tanto... En fin, una trama completamente prescindible que retrasa y rellena lo importante) son un estorbo para la principal. Ni lo de Víctor (que sí, que parece que en el futuro seguirá dando por saco), ni lo de la academia, como ya he dicho, tienen mucha relevancia en este libro. Ni siquiera la visita a la Corte Real y las conversaciones con la Reina la tiene. Por eso, dedicarle tantas páginas a algo que no podrás disfrutar hasta el futuro es innecesario. Si hubieran sido menos, pues todavía: algunas pinceladas que te hagan activar la chispa de la intriga y hacer que te montes teorías... Porque esa es otra, todo el rollo de los fantasmas que mencionaba antes (y que en realidad debería girar este libro) está cantado desde la primera página. Pero intentan marearte para hacerte dudar... ¿Y para qué? Para hacerte perder el tiempo porque desde un principio tenías tú razón.

Impresión general
Puntuaciones
Personajes: 8
Amor: 8.5
Estilo: 7.5
Trama: 7.5
Vampiros: 8.5

2 comentarios:

  1. Hola :D
    Este libro me gustó muchísimo, es mi favorita de esta saga.
    Me alegro que te haya gustado :D
    Un beso <3

    ResponderEliminar
  2. No he leído nada de esta saga, ni que decir tiene que llevo retraso...
    Un beso

    ResponderEliminar