9 de agosto de 2014

Batman Assault on Arkham

Escuchó el hacedor una aventura de algunos malvados del universo DC

Título: Batman: Assault on Arkham
Duración: 75 min
Directores: Jay Oliva Ethan Spaulding
Guionista: Heath Corson
Sinopsis: Bienvenidos al oscuro corazón de Gotham City. En el centro de la oscuridad se encuentra el manicomio de Arkham, infectadopor una población de peligrosos y desalmados malvados, cortesía del Caballero Oscuro. Pero cuando Batman frustra los planes de Enigma y una prueba necesita ser recuperada dentro de Arkham, la solución viene de una fuente inesperada: un equipo de asalto encubierto proveniente de lo más lóbrego de Gotham City. El asesino Deadshot lidera el Escuadrón Suicida. Harley Quinn, Killer Frost, Capitán Boomerang, King Shark y Black Spider compone el resto del equipo; que conocen Arkham como si fuera su propio hogar.

Opinión: Bueno, lo primero que tengo que decir es que el título de la película es un timo. Pero claro, poner que es una película del Escuadrón Suicida no vende demasiado bien, con lo cual, ya que aparecen muchos malvados de Batman y el propio Batman durante diez minutos de la película, hagamos que aparezca en el título, seguro que así vende más. Y es que nos encontramos con una película que se centra en los malvados, pero que está dedicada a aquellos que ya los conocen, porque si no, poco nos van a importar. De hecho, como si fuera un presagio, aquellos a los que no conocemos no aparecen demasiado, no vaya a ser que nos acostumbremos a ellos y tengan que aparecer en los cómics.

El comienzo de la película promete, una pelea de Batman contra la policía para capturar a Enigma. Después de eso, una escena a lo Ocean's Eleven nos presenta al grupo con el que vamos a tragar durante el resto de la película, excepto por escenas cortitas en las que veremos a Batman de los nervios buscando algo. Y sí, justo después aparece la Waller, la de los primeros cómics, esa gorda cabrona que solo piensa en conseguir que el trabajo se haga, no la mosquita mediomuerta de Arrow. Y les amenaza a todos con que tienen una bomba en la cabeza y tienen que hacer lo que les diga. Uno al que no conoce ni su madre se enfrenta a ella y se nos muestra la primera diferencia con el resto de películas del Murciélago: aquí la sangre y la violencia estarán a la orden del día. Y... bueno, digamos que hay un motivo para que ese tipo fuera un desconocido. Después, les dice que tiene un contacto que les va a hacer entrar en Arkham, y que tienen que conseguirle una cosa que le robó Enigma. Para no seguir contándoos demasiado, basta decir que consiguen entrar y la mayor parte de la película sucede allí, con el foco en las luchas internas del grupo y las relaciones.

El equipo del Escuadrón Suicida que se encarga de la misión de Waller es bastante variopinto: Araña Negra, King Shark (no Killer Croc, ¿por qué? Solo ellos sabrán), KGBeast, Killer Frost, Deadshot, Capitán Boomerang y la maravillosa Harley Quinn (que tiene varias de las mejores escenas y diálogos de la película). Pero los que van a chupar cámara como unos descosidos con Deadshot, Harley Quinn y el Capitán Boomerang. Por otro lado, tendremos una aparición estelar de casi todos los malvados de Batman (durante unos segundos, eso sí). Así, veremos en pantalla al Joker (obvio), a Enigma, a Poison Ivy, a Dos Caras e, incluso a Bane. Eso sí, ya os digo que no duran más que unos segundos cada uno en pantalla, quitando a Joker y a Enigma. Y luego está Batman y el comisario Gordon. En fin, esos son todos los personajes que aparecen. La sensación que queda es «esto no es una película de Batman ni por asomo». Pero no es una mala película ambientada en el universo DC y con un supergrupo bastante distinto de lo habitual. Y eso es de agradecer, la verdad. Los personajes... o los conoces de antes o no esperes que te expliquen por qué son como son o por qué hacen lo que hacen. Es una película en la que los personajes se dan por presentados. Lo que tampoco está mal... pero resulta extraño, acostumbrados como estamos a exposiciones en las que, por lo menos, se nos explican algunas relaciones previas.

El ritmo de la película no está mal, tiene las conversaciones en los momentos adecuados, con las gracias en los momentos adecuados y las batallas están muy bien diseñadas... aunque con lo caóticas que son resultan más divertidas de lo que deberían. Eso sí, me hace muchísima gracia porque les dicen «mínimas bajas» y es la película con más muertes que he visto de este estilo. Pero bueno, teniendo en cuenta quienes son los protagonistas, resulta muy lógico. Quizá se podría decir que hay un par de escenas que me sobran... y una sorpresa que no es tal. Pero vamos,  una película entretenida, sin más. Si tuviera que hacer un rango, esta quedaría bastante por debajo de Under the Red Hood.

El dibujo en sí... pues bueno. Ni tan malo, ni tan bueno. Más machote que las anteriores películas que parecían acercase más a la mejor animación de Batman The animated series, y, por suerte, muy lejos en calidad del desatino que era Beware The Batman. Quizá se hecha en falta que haya algún héroe más... ya que están en Gotham, por lo menos podríamos haber vuelto a tener a la Batfamilia. Eso sí, el peor dibujo de toda la película, y mira que sale unos segundos de nada, para el pobre Alfred, que se ve convertido en la quintaesencia del mayordomo regordote. ¿A quién demonios se le ha ocurrido dejar pasar algo así?

En definitiva, si os gustan las películas animadas de Batman, y venís a esta esperando algo de esa calidad, os vais a sentir decepcionados. Si lo que esperáis es el debut (por fin) del Escuadrón Suicida en una película de animación, pues oye, esta película responde a eso. También está bastante bien si buscáis una película de animación con bastante acción. Eso sí, espero que volvamos al estilo de las anteriores, porque se nota la caída en calidad desde Under the Red Hood.

Impresión general
Puntuaciones
Trama: 7
Personajes: 6
Batman: 6
Diálogos: 7
Dibujo: 6

1 comentario:

  1. Como ni conozco al Escuadrón suicida ese ni me gusta Batman demasiado me da que no voy a verla XD

    ResponderEliminar