23 de junio de 2014

Virus

Escuchó el hacedor cómo el virus infectaba al resto del mundo


Título: Virus
Título original: The lives we lost
Autora: Megan Crewe
Traductor: Carles Andreu
Editorial: Roca
Saga: El mundo en ruinas II
Páginas: 254
Sinopsis: Un virus mortal ha destruido la pequeña isla en la que vive Kaelyn y ha conseguido traspasar los límites de la cuarentena. Nadie está a salvo.
Kaelyn fue una de las pocas que, a pesar de haber sido infectada con el virus desconocido que asola su isla, consiguió superar la enfermedad sin secuelas. Su padre, un epidemiólogo, trabajó sin descanso para encontrar la cura que permitiera salvar a aquellos habitantes que todavía no habían sido infectados y finalmente dio con ella. Ahora tiene que haber alguien que sea capaz de reproducir la vacuna y para ello deberá llegar al continente. Pero una vez allí, se da cuenta de que no solo es el virus el asesino: la desesperación hace que haya gente que no se detenga ante nada para hacerse con la vacuna. ¿Cuánto está Kaelyn dispuesta a arriesgar por una cura incierta sobre todo si la disyuntiva está entre la posibilidad de que aquellos a los que ama sean asesinados o salvar a la humanidad?

Opinión: En esta segunda parte de la interesante Aislados, nos encontramos con un cambio de paradigma casi desde el principio, pues lo que antes era intentar sobrevivir en una isla, se convierte en una roadmovie, con viaje a través de Canadá incluido. La premisa del anterior, el virus que hacía que la gente perdiera las inhibiciones y hasta qué punto estabas dispuesto a llegar para sobrevivir se mantiene durante este con el añadido de los grupos peligrosos y de tener que ir en silencio. El cambio en el grupo está genialmente llevado así que encontraremos nuevos personajes muy bien integrados en la historia.

Entre los nuevos personajes está Tobias, un soldado que les acompañará hasta Toronto, la nueva parada del grupo donde buscarán alguien que pueda crear una vacuna para el virus. También se encontrarán con Justin, un chico aún más joven que ellos que también los acompañará. Sin embargo, la mayor parte del peso de la acción recaerá en Gav, Kaelyn y Leo. Sí, el triángulo que auguraba el final de Aislados aquí llega, pero llega de una manera que no nos esperamos, porque Kaelyn no es la típica protagonista indecisa y una vez toma una decisión se queda con ella. Y como ya la tomó en el anterior libro, en este lo que vemos es a una chica fuerte hacerse cargo de un problema para la supervivencia y dejar de lado los sentimietnos... hasta que ya no puede dejarlo de lado. En cualquier caso, la evolución y el descubrimiento de los personajes es interesante y distinto a lo habitual porque aquí sí tienen en cuenta qué es lo más importante en un momento en que la supervivencia de la especie está en entredicho. Y no es el rollo amoroso.

Sin embargo, el viaje da para mucho y vamos a ver escenas duras, aunque no tanto como podrían darse en otros libros, porque, al fin y al cabo, casi parece que lo esté contando con cuidado de dejar el espacio a la imaginación. Por ejemplo, en un momento en que encuentran a una familia entera muerta y la protagonista se queda en shock, la autora prefiere dejar solo unos pocos detalles a través de lo que habla con otros personajes antes que mostrarnos toda la dureza de la escena directamente. Esto es interesante, porque es capaz de conjurar imágenes muy poderosas... pero muy dependientes de lo que esté acostumbrado a ver el lector. Con esto supongo que conseguirá un efecto más o menos equilibrado en todos los lectores. Por otro lado, avanza muy rápido y las escenas pasan a toda velocidad, ya que se trata de un viaje con tiempo máximo, lo que hace que los propios personajes tengan una necesidad grandísima de avanzar.

En cuanto al estilo de la autora al narrar, nos encontramos con una novela rapidísima, capaz de sorprender a cada paso, aunque haya detalles de la narración que chirríen un poquillo. Por ejemplo, vemos que tienen mucho cuidado durante todo el viaje hasta Toronto, pero que, una vez allí, se ponen a gritar en vez de investigar. Ese momento me resultó muy extraño porque no mantenían demasiada coherencia con lo que habían hecho durante el resto de la novela. Puedes ver cada una de las escenas con bastante facilidad y comprender los sentimientos de todos los personajes pese a tener solo la perspectiva de la protagonista y narradora en primera persona. Se pierde el tono de diario de la anterior novela para convertirse en una narración en primera persona mucho más común. Esto me parece un pérdida de estilo respecto al anterior, a pesar de lo cual tengo que decir que la primera persona cuadra perfectamente con la acción.

En definitiva, si os gustó Aislados creo que es obvio que deberíais seguir con la saga. No es una saga que destaque especialmente entre las demás, excepto por su tratamiento completamente realista del escenario posapocalíptico. Es verosímil, con toda la dificultad que eso supone. Quizá por eso se trate de una apuesta distinta de la habitual preponderancia de la ciencia ficción en el ambiente, con excepciones como esta o Un minuto antes de la oscuridad.

Impresión general
Puntuaciones
Trama: 7
Personajes: 7
Amor: 6
Estilo: 8
Dureza: 7

0 comentarios:

Publicar un comentario