30 de junio de 2014

Un canalla siempre es un canalla

Esta Hacedora pareció revivir una historia escandalosa de la alta sociedad londinense...

Título: Un canalla siempre es un canalla
Título original: A Rogue by Any Other Name
Autora: Sarah MacLean
Serie: Las reglas de los canallas I
Editorial: Versátil
ISBN: 9788494120565
Sinopsis: Diez años atrás, el marqués de Bourne fue expulsado de la sociedad sin nada más que su título. Ahora, propietario del club de juego más exclusivo de Londres, el frío y cruel Bourne está dispuesto a hacer lo que sea necesario para recuperar su herencia. Incluso casarse con la perfecta lady Penelope Marbury. Un compromiso roto y años sufriendo decepcionantes cortejos, han provocado que Penelope pierda cualquier clase de interés en un matrimonio convencional y tranquilo, quiere algo más. Sin duda es una suerte que su recién estrenado marido esté en disposición de mostrarle un nuevo mundo de placer. Es posible que Bourne sea el príncipe de la decadencia en los bajos fondos londinenses, pero se ha jurado a sí mismo que mantendrá a Penelope al margen de toda aquella perversidad. Algo que va a suponer todo un reto cuando ella descubra el deseo y se atreva a apostarlo todo por él, incluso su corazón.

Opinión: Esta autora va a acabar conmigo... Con Nueve reglas que romper para conquistar a un granuja me pasó exactamente lo mismo: me quedé toda la noche en vela leyendo sin poder dejar la lectura. A la mañana siguiente el cansancio y las ojeras eran considerables. Pero es que no podía parar, ni parecía que tenía sueño mientras me adentraba entre las páginas y avanzaba sin darme cuenta.

Esta novela es la primera perteneciente a una tetralogía nueva de Sarah MacLean: Las reglas de los canallas. Sin embargo, conforme vamos leyendo y conociendo a los personajes, podemos ver similitudes con la trilogía de Love by numbers, pues se desarrolla en el mismo contexto y en el mismo espacio que esta. Tanto es así, que la protagonista en este libro ya la conocíamos de pasada en Once escándalos para enamorar a un duque: Penelope, la perfecta candidata para el duque de Leighton por aquel entonces. Lo que pasa es que han pasado casi diez años desde entonces, lo que me hace preguntarme si, aunque sea de pasada, volveremos a ver a nuestros lords con sus esposas e hijos para saber cómo les ha ido en los siguientes libros. En este caso no vemos a Leighton directamente, pero sí que se habla de él y de su esposa. ¿Ocurrirá lo mismo con Nicholas y Gabriel? ¿O esos ya tuvieron bastante al ser mencionados en el tercer libro de su trilogía y por eso Leighton, al ser el último, ha aprovechado para colarse únicamente en el primero de la nueva serie? De igual manera, no necesitamos reencontrarnos con viejos conocidos, pues tenemos a los cuatro nuevos hombres de turno que protagonizarán esta serie: Michael, el de este libro; Cross, el del siguiente por cómo acaba este; Temple y Chase. Los cuatro socios del club de apuestas El Ángel.

Si ya he reconocido que la novela mantiene el estilo y frescor de Love by numbers, sobre todo del primero, pues volvemos a tener a una dama perfecta que está cansada de serlo porque lo único que le ha aportado en su vida es ser una solterona y ahora lo que busca son aventuras como las que quería Callie con su lista escandalosa, también debo reconocer que han habido cosas que no me acaban de convencer del todo. Digamos que la evolución de Michael, a pesar de todo lo mona que queráis, no acaba de encajarme del todo con su personalidad del principio. Que sí, que es indiscutible que tenía que haber ternura en el fondo... pero no sé cómo explicarlo... La ejecución de esa evolución, así como el cambio repentino de opinión del suegro, me ha resultado inverosímil. Es como «sí, pero si yo en el fondo te quería», pero al principio bien que destilabas odio por todos los poros y parecías oponerte a cualquier trato posible (y esto se podría aplicar a varios personajes que de repente cambian de idea con la excusa de «no, pero si yo en realidad...»).

Aun así, la novela destila entretenimiento por todas sus páginas, con el estilo que nos tiene acostumbrados la autora y con unos diálogos interesantes y mordaces, llenos de sarcasmo, ironía y diversión que nos hará esbozar una sonrisa de complicidad. También nos hará sentir cariño por ese pasado en el que eran unos niños, y por esas cartas que, si bien en muchas ocasiones me sobraban (en especial cuando ya no había respuesta y lo único que hacía era contar cosas que ya había dicho y, además, nunca había enviado) ayudaban a entender un poco más la relación que quedó olvidada en el pasado. Eso sí, la edición en sí está horrorosamente mal, pues perdí la cuenta de la cantidad de erratas sin sentido que cualquiera podría haber solucionado...

Impresión general
Puntuaciones
Personajes: 8
Amor: 7.75
Trama: 7.75
Sexo: 8
Estilo: 8

1 comentario:

  1. Esta autora me encanta!! aparecí acá buscando el ultimo de la serie love by numbers jja son geniales y los amo! ya veré de leer esta :D

    ResponderEliminar