4 de junio de 2014

Traducción del fragmento de Heir to the Jedi

Hoy os traigo una traducción muy especial. Como sabréis si leísteis mi análisis de las novedades de Star Wars, el autor de El Druida de Hierro, Kevin Hearne va a escribir una novela en primera persona situada entre Una nueva esperanza y El imperio contraataca. Con motivo de los 150.000 «me gusta» en la página de Facebook Star Wars Books desvelaron un fragmento de dicha novela.
Me he tomado la libertad de traducíroslo para que podáis disfrutar de, como yo pensaba, el Luke Skywalker llorón en pleno apogeo.


Ahora que Ben no está, no hay nadie que pueda responder a todas mis preguntas. Es un duro hecho que recuerdo cada vez que me pregunto qué se supone que tengo que hacer ahora. Esa túnica marrón que llevaba bien podía haber estado hecha de misterio puro para lo que he aprendido; la llevaba siempre puesta y fue lo único que quedó de él en la Estrella de la Muerte. Sé que a Han le gusta burlarse de la idea de la Fuerza, pero cuando el cuerpo de un hombre simplemente desaparece al tocarlo una espada de luz, es algo más que «simples trucos y tonterías».
Y yo sé que la Fuerza es real. La he sentido. 
Aún la siento, en realidad, pero creo que es como si supiera que hay algo oculto en la arena mientras paseo por encima. Veo ondas en la superficie, señales de que algo se mueve ahí abajo, tal vez algo pequeño, o tal vez algo enorme; algo que vive una vida completamente diferente lejos de mi vista. E ir tras ello para ver qué se esconde debajo de la superficie puede ser seguro y tener recompensa, pero también puede ser lo último que hagas. Necesito que alguien me diga cuándo debo sumergirme en esas ondas y cuándo alejarme. 
Creí oír la voz de Ben un par de veces durante la Batalla de Yavin, pero ahora me pregunto si fue real. Tal vez solo creí que sucedía; tal vez fue mi subconsciente hablándome, una especie de pensamiento positivo. Ha estado en silencio desde entonces, y no siento que pueda hablar sobre la Fuerza con nadie más. Mi único confidente en estos momentos es un droide astromecánico blanquiazul. 


3 comentarios:

  1. ¡Guao! Has hecho un gran trabajo traduciéndolo :')
    Me alegra ver que suena a un Luke creíble post-ANH, tiene un tono verosímil. La verdad es que esta novela, que no era la que más me interesaba, me transmite buenas vibraciones.
    ¡Un abrazo! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, si verosímil es, pero más llorón y no nace, narices. El autor personalmente me convence muchísimo... pero tanto el personaje principal como la época elegida me dan sarpullidos. Solo me falta tener un libro del que sé directamente que el protagonista va a ser un llorón integral.

      Eliminar
    2. Jajaja, poco puedo añadir a eso. Quién sabe, a lo mejor le hace evolucionar bien y nos encontramos con un Luke más soportable :D Tal vez (¡espero! T_T) los tres años que separan los episodios IV y V tengan al final más contenido que el que creíamos...
      Y claro, la evolución de Luke también tendrá que ser plausible con su comportamiento en El imperio contraataca. Hummm... xD

      Eliminar