19 de junio de 2014

Los saqueadores de sueños

Escuchó el hacedor una historia de reyes y sueños.

Título: Los saqueadores de sueños
Título original: The dream thieves
Autora: Maggie Stiefvater
Traductor: Alexandre Casal
Editorial: SM
Saga: The Raven Boys II
Páginas: 480
Sinopsis: Todo el mundo tiene secretos. Los guardamos o nos los guardan, los controlamos o escapan a nuestro control. Ronan Lynch también. El gran secreto de Ronan es que puede coger cosas de los sueños y traerlas al mundo real. Lo malo es que hay alguien más que desea esas mismas cosas. Alguien cuyas intenciones son más siniestras. Y mientras tanto, las líneas ley que rodean Cabeswater se están debilitando. Glendower es un sueño cada vez más lejano, y Gansey no está dispuesto a permanecer indiferente.

Opinión: Nos encontramos ante la segunda parte de los Raven Boys de Maggie Stiefvater. Una autora que me ha sorprendido muy gratamente con una segunda parte que coge aquello que hacía buena a la primera y lo lleva hasta el extremo. Tanto por las relaciones entre los personajes, muy fluidas y creíbles, como por la historia en sí, que mantiene ese halo de misterio mezclando ciencia y mitología.

Entre los personajes nos encontramos con los chicos del cuervo, entre los que nos movemos con comodidad, y con Blue. Estos cinco volverán a ser uno de los puntos de vista compartidos más interesantes, pues nos permitirán ver cómo afectan las acciones de unos a otros. por otro lado, conoceremos a un nuevo personaje, bastante preocupante, que es el Hombre de Gris, aunque pronto se convierte en  un personaje entrañable al acercarse a las brujas de casa de Blue. La verdad es que los personajes siguen la estela que nos dejaron en el anterior con Gansey siendo un encanto aunque más perdido que un elefante en una cacharrería (y haciendo el mismo estropicio en muchas ocasiones). Se nos muestra mucho más del pasado de Ronan, que, personalmente, me ha parecido de lo más interesante del libro. Adam cada vez es más insoportable ya que, aunque en el anterior daba penita, en este se comporta de un modo bastante nauseabundo durante buena parte del libro hacia sus amigos y hacia Blue, aunque luego descubrimos que es un efecto secundario de algo que sucedió antes. Finalmente tenemos al pobrecito de Noah que apenas tiene vela en este entierro, y que nos deja un sabor muy agridulce con una de las escenas más tiernas de todo el libro. Por otro lado, los antagonistas en esta ocasión son un chico de la misma escuela que siempre está metiéndose con Ronan y con Gansey... y que guarda algunos secretos muy importantes. También veremos un poco más de la familia de Blue, aunque tampoco demasiado. Sin embargo, esta nos mostrará algo que pocos personajes femeninos de literatura juvenil muestran: dudas reales y claras. Sus conversaciones tanto con los chicos son de lo más interesante del libro porque resaltan algunos de los problemas que muchos libros juveniles tienen.

La trama es sencillamente la continuación de la búsqueda del rey escocés mitológico por parte de Gansey, la investigación acerca de Ronan y su pasado familiar y la aceptación de ciertas posibilidades que descubríamos en el anterior libro por parte de Adam. Además, tenemos al búsqueda por parte del Hombre de Gris de un misterioso Greywaren que le encarga un benefactor. En general, podemos decir que se trata de una trama que no se alarga demasiado y que deja jugar a los personajes sus distintos papeles. Es cierto que hay algunos momentos donde se olvidan de ella para llevarnos al interior de los personajes para que entendamos los conflictos con los que se enfrentan. Sin embargo, por lo general, solo hay unos pocos momentos al final cuando no tienes muy claro qué es lo que está pasando, aunque pronto lo explican con más detalle, sin llegar a caer en el monólogo autoexplicativo. Esto se agradece bastante, pues pocas cosas hay más agotadoras en los libros que, como este, tienen un argumento complejo compuesto de diversas capas, que tener a un personaje explicándolo.

El estilo es coherente con la historia, una mezcla de lo onírico y lo real muy acertada. La autora nos sorprende en muchas ocasiones con escenas difíciles de digerir por las descripciones, que, sin embargo, tienen un ritmo endiablado. El uso de los sueños para describir lo que sucede, o las frases en otros idiomas, dan un toque de color en el texto que se aprecia bastante. Sin embargo, a mí personalmente, que no explique las frases en otros idiomas puede sacar bastante al lector de la historia, sobre todo porque los personajes sí las entienden. Es decir, estoy de acuerdo conque cuando los personajes no las entienden el lector vivirá mejor la incertidumbre de los personajes si no lo entiende tampoco, pero cuando ellos sí la entienden, al lector debería facilitársele el significado. En cualquier caso, sigue siendo Maggie Stiefvater, esto quiere decir que en general tiene un estilo cómodo de leer, rápido, sucinto, con claridad en la descripción en las emociones. Permite con facilidad que el lector comprenda las emociones de los chicos. Y, por otro lado, cuando llega la parte de la acción es todo lo emocionante y tensa que tiene que ser.

En definitiva, si aún no habéis leído el primero... ya deberíais leerlo, porque la saga va mejorando con este libro y hace que merezca mucho la pena seguirla. Si os gusta entender a los personajes, que no haya ningún superpoderoso capaz de superar a todos los demás y que las emociones de los personajes tengan sentido, venid a por este libro. Sin duda, una de las grandes sagas fantásticas de la actualidad dentro de la literatura juvenil.


Impresión general
Puntuaciones
Magia: 8
Personajes: 8
Estilo: 9
Descripciones: 8
Amor: 7

0 comentarios:

Publicar un comentario