17 de junio de 2014

La luna del leopardo

Tras un pasado trágico y traumático, esta Hacedora conocerá cómo los pedazos podrán recomponerse.

Título: La luna del leopardo
Autora: Nalini Singh
Saga: Psi/Cambiantes IV
Género: Romántica +18
Editorial: Plaza & Janés (y DeBolsillo)
Sinopsis: Clay, un centinela del clan de DarkRiver, era muy joven cuando su amor y su instinto protector le impulsaron a matar al hombre que había abusado de la pequeña Tally, su mejor amiga. El paso por el correccional terminó de anular su herencia materna, tierna y humana, que ha sido suplantada por la fiereza felina heredada de su padre, un cambiante leopardo. Tally también quedó marcada para siempre por la violencia de su padrastro y el ataque salvaje que terminó con su vida, que ella presenció. Pero ahora, tras dejar atrás unos años turbulentos, dedica todo su tiempo y energías a ayudar a los niños de la calle. Cuando sus protegidos empiezan a desaparecer, decide recurrir de nuevo a Clay. Aunque el reencuentro está cargado de tensiones puesto que al centinela le cuesta perdonarle por todo lo que le ha ocultado durante años, el leopardo que lleva dentro no está dispuesto a perder otra vez a la mujer que siempre ha querido proteger y poseer...Ahora, dos décadas después de aquellos terribles incidentes en los que ambos se vieron implicados, Clay y Tally se unen de nuevo en una carrera contrarreloj para salvar vidas inocentes. Pero antes deberán ser capaces de superar el pasado, a cambio de no perder el tesoro más preciado que comparte

Opinión: Volvemos con una nueva historia de los Psi/Cambiantes, en esta ocasión dejando paso para conocer a la raza que nos faltaba: los humanos. Conocer dentro de la historia, me refiero, creo que todos sabemos bastante bien qué somos. Y es que, en esta ocasión, aunque el protagonista masculino vuelva a ser un cambiante, descubrimos que, en realidad, es un mestizo, pues su madre fue humana. Acostumbrados en entregas anteriores a ver solo Cambiantes y Psi y ver cómo se relacionan entre sí, en esta ocasión conoceremos a humanos y mestizos que cobrarán toda la importancia en la trama principal (ya sabemos, si hemos leído alguno de los libros anteriores, que luego hay una subtrama que continúa en los siguiente que tiene que ver con los psi).

Los protagonistas en esta ocasión son Clay y Tally, amigos desde pequeños que comparten un pasado trágico común. En aquel entonces, ambos eran inseparables, y prácticamente podríamos decir que ya se pertenecían el uno al otro. Sin embargo, debido a un suceso que les pasó, Tally acabó huyendo de Clay y este terminó encerrado en un reformatorio. Esta separación les causó un dolor desgarrador a ambos, con efectos secundarios; él se convirtió en un leopardo al borde de ser renegado, y ella empezó a desarrollar un tipo de enfermedad degenerativa que le provocaba lagunas y olvidaba sucesos enteros en los que había participado. No obstante, la desaparición de un niño a cargo de Tally es lo que volverá a unirles, pues, desesperada ella, no sabe a quién más acudir para que le ayude a encontrarlo. Este reencuentro no será tan bonito como podría parecer, pues el miedo, el rencor y el dolor serán los primeros sentimientos que protagonicen la relación actual entre ellos.

Volveremos también a seguir con la subtrama de los psi que mencionaba antes, donde poco a poco parece que el Silencio es cada vez más inestable y está a punto de romperse del todo, trayendo todas las consecuencias que eso supone. Sin embargo, esta trama es lenta y en ocasiones incluso puede resultar pesada. Es un tema recurrente en cada uno de los libros, y por tanto, puede resultar cansina y repetitiva, pues nunca se soluciona del todo y siempre quedan cabos sueltos por atar. Al principio, ese punto entre el Consejo y los Cambiantes podría resultar emocionante e interesante, pero se va haciendo cada más más cuesta arriba, al menos a mí me lo parece. Quizá por eso, no he podido evitar leer por encima esas partes y centrarme exclusivamente en la evolución de la pareja y cómo van afrontando sus diferencias y reconociendo su destino.

En este libro, además, volveremos a ver caras conocidas como Sascha y Lucas, el indiscutible alfa y su pareja que ya conocimos en La noche del cazador, a Faith, la psi clarividente que se emparejó con Vaughn en La noche del jaguar, y a mi apuesto y psi mortal Judd que tiene un nosequé diferente a todo felino que le hace especial, como ya vimos en Caricias de Hielo. También veremos a otros personajes, pero destaco al centinela Dorian que, por cómo y cuánto lo tratan en este libro, tiene pinta de ser el protagonista del siguiente título de la saga: Presa del placer.


Impresión general
Puntuaciones
Personajes: 8
Amor: 8
Trama: 7
Sexo: 7.5
Estilo: 8

1 comentario:

  1. Ña... pues a mí me resulta interesante la trama de los psi... aunque en este libro prácticamente no avanza. Por ahora, la pareja que más me ha gustado ha sido de la de Caricias de hielo. Aunque Faith me parece encantadora y sin Sascha el resto no tendrían sentido. Es gracioso lo bien construida que está la sociedad y lo creíble que es. Porque no es lo que esperarías en una historia donde prima tanto la pareja.

    ResponderEliminar