9 de junio de 2014

Globe

Escucho el hacedor una historia de actores y creaciones.

Título: Globe
Autora: Alba Quintas
Editorial: Odisea
Páginas: 248
Sinopsis:En Globe, todo lo que importa es el teatro. Desde que, hace siglos, apareciera el llamado Primer Actor, las comedias y los dramas han sido los únicos dioses de la ciudad. Y también desde entonces, el teatro se ha convertido en una obsesión.
En un mundo en el que todo lo que importa es la ficción, habrá a quienes no les importe derramar la sangre que sea necesaria para convertir la fantasía en realidad. Por eso, cuando la compañía de la Ráfaga, la más importante compañía teatral de todo Globe, aparece muerta, habrá que buscar culpables sin dejar de darle a la sociedad lo que quiere: espectáculo.

Opinión: Si tengo que decir algo de este libro, es que captura de manera maravillosa los sentimientos de aquellos que se dedican a actuar. Sin duda, el hecho de situarlo todo en un mundo donde el teatro es el centro de la vida de las personas ayuda, y mucho, a que comprendamos el valor que puede llegar a adquirir un tipo de arte y qué es lo que nos perdemos al vivir en un mundo materialista.

La premisa es sencilla, el personaje principal, Gilbert, apareció un día por arte de magia en un mundo donde el teatro lo domina todo, donde la vida de todos los ciudadanos de la ciudad se divide en dos partes: trabajar e ir al teatro, a raíz del Primer Actor. Cuando misteriosamente aparece asesinada toda la troupe que iba a actuar en el mayor teatro, en el más famoso, su compañía es seleccionada para ser la nueva sensación del teatro. Con guión de William Stein, el deseo del príncipe, será la obra que les catapultará al estrellato, si Gilbert es capaz de actuar como un verdadero actor, y no quedarse en una actuación mediocre. Por otro lado, una secta llamada Orbe está decidida a cualquier cosa con tal de conseguir sus objetivos, que pasan por chantajear a la Reina de las Historias, gobernante casi absoluta de Globe. A partir de estas pequeñas tramas que están completamente unidas se crea un espacio destinado a traernos a la memoria las tramas de clásicos imperecederos. Y Terry Pratchett. Sí, no puedo negar que según estaba leyendo Globe me vino a la mente Imágenes en Accción. Y eso, conociéndome, es uno de los mayores elogios que puedo hacer a la trama de una novela.

Quizá podríamos decir que hay pocos personajes, e incluso que sus motivaciones son en algunos casos «Porque yo lo valgo», pero nos estaríamos quedando en la superficie. Es cierto, no lo voy a negar, que en el espacio que tiene no le da tiempo a desarrollar en exceso los personajes, pero como personajes alegóricos y como modelos sirven perfectamente. Así, si nos fijamos en los actores de la obra, podemos ver fácilmente paralelismos con los personajes que interpretan, permitiéndonos conocer mejor sus características al observar su papel en la obra. Quizá merece un toque aparte hablar de William Stein (que, en mi humilde opinión, no deja de ser un alter ego del Bardo, con un ligero toque de Steinbeck). Este nos dará la posibilidad de disfrutar de la obra dentro de la obra, en un alarde de metaficción, con una tragedia clásica, claramente inspirada en múltiples clásicos del teatro, en cinco actos. Los mismos en que se divide el libro. Este personaje se nos mostrará como el autor que busca el reto, superarse a sí mismo en cada obra y llegar a un punto donde el arte es capaz de paralizar el mundo y llegar a los corazones de todos aquellos que se ponen delante. Por otro lado, tenemos a Nastia, la semilla del cambio, aquella que observa el mundo de Globe y ve pan y circo, a pesar del tono artístico del circo. Quizá por eso es uno de los personajes que más nos sorprenderán y que, al mismo tiempo, nos resultarán completamente comprensibles, si bien quizá el diálogo en que se explica es demasiado directo.

Para hablar del estilo tenemos que separar claramente las porciones del teatro de la historia narrada. En el teatro, nos encontramos con una obra casi rimada, grandilocuente, clásica en el sentido más pleno de la palabra. Poco se le puede objetar a Alba en este aspecto. Es más, si no me equivoco, como objeto promocional del libro, os darán un ejemplar de la obra de teatro incluida al comprar Globe. Por otro lado, el estilo durante la novela peca, en algunas ocasiones, de alambicado. No es algo malo, puesto que cabe la duda de si en un espacio donde únicamente se tuviese efecto el teatro sobre el lenguaje no sería tal la forma de hablar que recordase al modo del teatro. Me parece algo interesante desde un punto de vista lingüístico, y, sin duda, algo que da para mucho debate. Personalmente, entiendo que eso genera una crítica hacia el modo de hablar actual embrutecido por el contacto con el lenguaje televisivo. Y sí, mi elección de palabras implica, claramente, que estoy de acuerdo con tal aseveración. Por tanto, el estilo de este libro, que busca una belleza más allá de lo natural no queda en entredicho ni siquiera en los momentos en que juega con ese afán liberador y transgresor del teatro moderno.

En definitiva, estáis tardando en dar una oportunidad a esta autora para que os hipnotice con las palabras. Personalmente, me encantaría ver una representación completa de El deseo del príncipe, pero hasta que tenga la oportunidad, me conformo con observar la realidad en que se forja una obra así y la forma en que los propios personajes interactúan para dar vida a la obra. Una grandísima obra que merece que, cuando menos, si os gusta la literatura, le deis una oportunidad. Seguro que todos los actores frustrados se sienten identificados con un personaje, eso sí.

Impresión general
Puntuaciones
Trama: 8
Personajes: 8'5
Estilo: 9
Originalidad: 8'5
Teatro: 9

2 comentarios:

  1. Todo el mundo dice maravillas de él y sufro porque en mi pueblo me va a costar conseguirlo. Quiero llorar T.T

    ResponderEliminar
  2. Es una historia sumamente increíble e intrigante. Los personajes no dan mucho de si, en a penas 250 páginas no puedes llega a conocer unos personajes del todo, pero me ha encantado la forma que han tenido cada uno de ellos de expresar su amor por el teatro, por lo que hacen y como lo hacen.
    Me ha pasado exactamente igual que a ti con el diálogo de Nastia me ha parecido de mucha rapidez decirlo todo directo, pero aun así me ha encantado; Nastia es un personaje que le gusta lo que ve, pero intenta cambiarlo. Toda una revolucionaria teniendo en cuenta la vida en Globe.
    Me encantaría poder ver la obra representada a mí también, me gustaría ver a Gilbert como Héctor, pero de momento, me conformaré con leer la obra en PDF jeje

    ResponderEliminar