3 de junio de 2014

Despierta al amanecer

Escuchó el hacedor cómo continuaba el campamento de verano.

Título: Despierta al amanecer
Título original: Awake at Dawn
Autora: C. C. Hunter
Traductora: Laura Gomara
Editorial: Oz
Saga: Shadow Falls II
Páginas: 382
Sinopsis: Desde que Kylie llegó al campamento de Shadow Falls para jóvenes con habilidades sobrenaturales se ha esforzado en averiguar cuáles son sus poderes. Un misterioso espíritu le avisa de que alguien a quien quiere morirá antes de que acabe el verano. Kylie tratará de averiguar quién y cómo evitarlo.
¿Será la víctima Derek, con el que está a punto de empezar a salir, o Lucas, que ha vuelto inesperadamente al campamento? Kylie se siente más confusa que nunca. Además, algo oscuro se esconde en Shadow Falls y está a punto de poner en peligro todo lo que ama.

Opinión: En esta segunda parte de la saga Shadow Falls, cuya primera parte se llama Nacida a medianoche, nos volvemos a encontrar con los personajes de la primera parte pero con el giro de que la protagonista ya sabe que hay algo especial en ellos. Aviso que puede que haya algún spoiler de la primera parte, aunque será muy ligero. En general, se trata de un buen libro que entretiene y engancha, con un ritmo ágil y directo.


Si algo llama la atención de la trama es la forma tan relajada que tiene de avanzar, a pesar de que en todo momento suceden cosas. Desde el principio podemos ver que las varias subtramas que se entrelazan en la vida de la protagonista —los fantasmas, su propia herencia y la decisión entre Lucas, el ausente, y Derek, el presente— se van alternando para que en ningún momento te canses de ellas. Así, a pesar de que, por ejemplo, siempre están en el trasfondo los sentimientos que tiene hacia Derek y Lucas, vemos que ella misma dice directamente que va a evitar tomar uan decisión tan difícil y se va a dedicar a otra cosa. Como digo, el avance está perfectamente conseguido de manera que ninguna de las tramas, que normalmente acabarían cansando al dedicarse la protagonista tanto a pensar sobre ello, avasalle al resto. Entonces, a veces simplemente es un parrafito al final de un capítulo, que te recuerda que hay otras tramas abiertas, otras veces son capítulos en que suceden cosas que afectan a más de una subtrama, pero en ningún momento pierdes el hilo de lo que está sucediendo. Eso sí, la resolución de algunas de las tramas es un poco anticlimática, como si pudiera haber sido mucho más pero al final se quedase en algo suave. Aunque tengo que reconocer que espero repercusiones en los próximos libros.

Los personajes vuelven a las andadas, así, tenemos a Kylie con sus dudas acerca de sus poderes, con sus quejas por lo anormal que se ha vuelto su vida. No llega a resultar cansina, porque se nota que se está aclimatando lentamente a su nueva condición. Sus dudas acerca de Lucas y Derek son un poco más agotadoras. Lógicas, pero agotadoras. por un lado, porque Lucas aparecepoco en el libro, si bien hacia el final tenemos varias escenas interesantes con él. Una de las diferencias más importantes de este libro con respecto a su primera parte es la ausencia completa de escenas tórridas, que quedan en un segundo plano alejado de la situación actual, porque la protagonista está completamente centrada en descubrir su herencia. Por otro lado, tenemos a la bruja y a la vampiresa, sus amigas del alma. Se mantienen perfectamente fieles a lo que nos habían mostrado en el libro anterior, con discusiones y peleas pero siendo buenas amigas siempre. Luego está Holiday, la directora del campamento y la única que comprende realmente a Kylie. La relación entre estas dos es una de las mejores cosas del libro, sin duda ya que resulta perfectamente creíble e interesante. Finalmente, aunque ya los he mencionado por encima, tenemos a Lucas, poco, y a Derek, mucho. La inseguridad de Kylie hacia este último hará que nos tiremos de los pelos, si bien él no se queda corto y mantiene secretos y toma decisiones que resultan, si no extrañas, si cuestionables. Finalmente tenemos la parte de la vida fuera del campamento de Kylie, su madre, su padrastro y Sara, su mejor amiga. A pesar de estar muy preocupada por ella, y a pesar de no querer perder el contacto, lo cierto es que Kylie se comporta fatal con Sara. Aunque ella no es ningún angelito de la caridad, hay que reconocerlo. El padrastro y la madre nos muestran un lado emocional interesante, tanto por las mejoras en la relación como por las explicaciones que le dan a Kylie.

El estilo es ameno, ligero y se lee rapidísimo. Hay unos detalles interesantes como el uso de vocabulario más juvenil e informal en las conversaciones, que queda muy natural y consigue que el lector se crea la edad que dicen que tienen los personajes... aunque a veces parezca un tanto forzado y como si fuera una de estas series donde veinteañeros hacen como si tuvieran dieciséis años. Es más, aquellos que deberían parecer mayores, como Holiday o Burnett, se comportan aniñados como si tuvieran prácticamente la misma edad en muchas ocasiones. Eso sí, los momentos risas con las amigas suenan falsos como pocos... y sin embargo tienen credibilidad. El combate, si se le puede llamar así, está bien descrito, rápido y con la suficiente acción. Los sentimientos, que es lo más importante en este estilo de libros, se muestran claramente y la descripción de las emociones y de las reacciones de los personajes son verosímiles.

En definitiva, un buen libro con el que pasar una tarde. No es la panacea en cuanto a literatura romántica paranormal, pero está muy bien escrito. Se adhiere al canon del género y la protagonista tiene esa chispa original que hace que realmente quieras saber más sobre ella. Quizá cae un poco en «sacarse soluciones de la manga» pero... por lo menos hasta que lo expliquen en libros posteriores no queda mal.

Impresión general
Puntuaciones
Trama: 7
Personajes: 7'5
Estilo: 8
Originalidad: 6'5
Amor: 7

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada