26 de junio de 2014

Amy y Roger

Escuchó el hacedor la historia sencilla y directa de una adolescente

Título: Amy y Roger, 5.000 kilómetros para enamorarse.
Título original: Amy and Roger's epic detour
Autora: Morgan Matson
Traductora: Aida Candelario 
Editorial: Plataforma Neo
Páginas: 394
Sinopsis: Para encontrar el verdadero camino, a veces tienes que perderte…
Amy no quiere que llegue el verano. Su madre ha decidido mudarse al otro extremo de los Estados Unidos, y ahora Amy tiene que llevar el coche de California a Connecticut. El problema es que, desde la muerte de su padre en un accidente de tráfico, no se siente capaz de ponerse al volante. Y aquí entra Roger, un amigo de la infancia que también debe viajar al otro lado del país, y que carga con sus propios problemas.
A medida que avanzan, ambos descubrirán que las personas que menos esperas pueden convertirse en las más importantes y que a veces es necesario dar algunos rodeos para llegar a casa.

Opinión: ¿Sabéis esas películas tan ñoñas que echan a veces en Navidades de viajes familiares o de amigos? Sí, esas que todos nos tragamos con una lagrimita a pesar de saber exactamente todo lo que va a pasar. Amy y Roger (y Ex-mas) es claramente un ejemplo en formato libro de este estilo tan particular de literatura propia de Estados Unidos. Claro, con lo grande que es el país, es más fácil tener viajes en coche, en tren o de cualquier otro modo, que duren días durante los que podemos ver cómo una pareja se va descubriendo o redescubriendo hasta el punto de enamorarse. Y es tan, pero tan, ñoña que incluso el conflicto que podía haber se queda en nada. así que básicamente es una novela sobre el enamoramiento de dos personas a través del país, con la buena idea de añadir imágenes con las que describir la zona por la que están pasando y la música que se asocia a cada estado de ánimo.

Aunque hay más personajes aparte de Amy y Roger, como pueden ser la madre e instigadora del viaje, el hermano de Amy drogadicto o la exnovia de Roger. Como podéis ver, poco más y nos ponen a todos los clichés de esas películas seguidos y sin ningún tipo de anestesia. Que yo no me estoy quejando, es un libro mono, curioso y que se lee cómodamente. Una lectura de verano, básicamente. Pero ya que estamos hablando de personajes, vamos con Amy y Roger. Amy es... la niña buena de papá que nunca ha hecho nada malo y que se culpa por algo de su pasado: la muerte de su padre. Hace poco que ha ocurrido, solo tres meses, y por ello se ha encerrado en casa y no quiere tener ningún contacto con nadie, ni siquiera con su madre o su hermano. Ajá... nada que no haya visto muchas veces. Si hay algo que agradecerle a este libro, es que la protagonista no es tonta, sino sencillamente alguien que ha sufrido y le cuesta hacerse de nuevo a la idea del mundo. Sin embargo... sin embargo... las escenas de casi cama y la forma en que duerme a pierna suelta gracias a que Roger está allí son sencillamente totalmente fuera del carácter. Aunque quién sabe, puede que sea simplemente yo que veo demasiado claro a qué se parece. Y digo fuera de carácter cuando debería decir completamente dentro del esquema de ese tipo de chica que te aparece en esas películas. Y es que... si no se sonroja por lo bueno que está el chico unas cuantas veces cada vez que van a cambiarse cómo va a saber la lectora que tiene que salivar ante la presencia de Roger. Porque no será por lo chispeante de su personalidad, no. Aunque tiene sus momentos, hay que reconocérselo. Y es que Roger es sencillamente uno que está en el momento adecuado en el sitio adecuado. Y sí, hay momentos en que piensas que es inteligente, aunque no te lo demuestra habitualmente, que es divertido, aunque tampoco lo demuestra tanto... en fin, que es un partidazo para Amy. Y, desde luego, como amigo, lo es. Pero hay otro personaje que aparece solo un momento y que yo creo que hubiera estado genial como pareja final de Amy. Aunque puede que fuera mi subconsciente rebelándose contra la estructura viciada de la roadmovie romántica. De nuevo, no son malos personajes dentro del esquema que ocupan, sencillamente no son, para nada, originales. Y los únicos puntos que sí podían tener originales... se desperdician y sabes desde el principio que se van a desperdiciar.

De la trama... poco más se puede decir, es la rebeldía de Amy ante una orden de su madre acerca del camino que debe recorrer. Sí, así de cliché y así de vista. Ya os he dicho, que puedo pensar en varias películas con el mismo argumento... o por lo menos lo suficientemente parecido como para que no me parezca descabellado compararla. Y son tan olvidables que no me acuerdo del título de ninguna de ellas. Y, sin embargo, el libro está bien. La trama se sostiene, resulta verosímil y no molesta para nada en cuanto al centro real de la historia que es el paso a conocerse mejor de los dos protagonistas y las aventuras tan comunes que les ocurren a lo largo del camino. Y sí, esa es toda la trama. Por suerte, a veces, en tramas así se guardan auténticos tesoros. En este caso, un tesoro de nostalgia y sencillez. No busca complicarse en exceso sino simplemente ser una historia digna de un capítulo de serie adolescente. A veces todos necesitamos una lectura así, sencilla, sin más. Pero es importante que lo tengáis claro, ni giros en la trama, ni sorpresas. Más directa y más clara no puede ser, prácticamente desde el momento en que se conocen sabes cómo va a acabar todo. No nos engañemos, todos queremos novelas complicadas, con tramas de distintas profundidades y personajes complejos y llenos de aristas, pero de vez en cuando, solo de vez en cuando, una trama sencilla puede conseguir que recuperemos el gusto por la lectura, o que pasemos un par de días agradablemente perdidos en sus páginas. Y eso es lo que hace esta trama, te vende algo y te da exactamente lo que te vende, ni más, ni menos.

En cuanto al estilo, que quizás sea precisamente lo que hace especial a esta novela, es tan sencilla de leer, tan cómoda en su forma de narrar, tan peliculera. En serio, según iba leyendo me podía imaginar perfectamente las distintas escenas. Lo que dice mucho en favor del estilo de la autora, ya que con poco consigue que te hagas una idea perfecta de la situación. Y supongo que a los estadounidenses aún más. En mi caso, recurría a imágenes de películas. ¿Recordáis las películas de mediamañana adolescentes? Esas son a las que me estoy refiriendo. Son películas con una estética realista y sencilla que no buscan sino entretener y hacer gracia, mientras muestran un pequeño mensaje de fondo. Y sí, el estilo de la novela busca parecerse a esas películas con todas sus ganas. Y no me quejo precisamente, se trata de un estilo que echo de menos entre los alambicados mensajes y relatos actuales. imaginaos una historia en que se cuenta algo normal con palabras normales, que se utilizan todos los días. No hay ni una descripción que sobre, ni un momento en que los pensamientos de los protagonistas se alejen de aquellos que un adolescente puede tener en mitad de un viaje. Quizá eso es lo más difícil de todo, escribir tan sencillo que leerlo simplemente te deje las imágenes adecuadas en la cabeza. Es algo así como lo que sucede con los libros de Stephanie Perkins, Un beso en París y Lola y el chico de al lado, la sencillez en lo cotidiano esconde la belleza, aunque considero a estos dos un nivel por encima en cuanto a estilo.

En definitiva, ¿buscáis un libro con el que distraeros y disfrutar de una historia y unos personajes sin pretensiones? Aquí lo tenéis. Si buscáis algo complejo, que os haga plantearos las reacciones de los protagonsitas o que os haga pensar sobre temas complejos, este no es vuestro libro. Este es un libro que encarna en sí mismo la idea de la literatura como entretenimiento y lo hace perfectamente. No engaña en ningún momento ni trata de complicarse la vida.

Impresión general
Puntuaciones
Trama: 6
Personajes: 5
Amor: 7
Estilo: 7
Sencillez: 8

2 comentarios:

  1. Precisamente lo tenía pensado como lectura de verano. Soy de las que normalmente busca tramas más elaboradas y complejas.
    ¿Por qué será que me suena también a película pero ningún título me viene a la cabeza? XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo he estado pensando. Creo que se trata de alguna metapelícula, una película en alguna serie o en alguna película. Si no, no lo entiendo xD

      Eliminar