29 de mayo de 2014

Silber. El primer libro de los sueños

La Hacedora se encontró con un sinfín de puertas mientras deambulaba en sueños...

Título: Silber. El primer libro de los sueños
Título original: Silber. Das erste Buch der Träume
Trilogía: Silber I
Autora: Kerstin Gier
Editorial: B de Blok
Traductora: Nuria Villagrasa Valdivieso
ISBN: 9788415579786
Sinopsis: Misteriosas puertas de tiradores en forma de lagartija, figuras de piedra parlantes y una niñera enloquecida con un hacha en la mano... Últimamente, los sueños de Liv Silber son bastante inquietantes. Sobre todo uno de ellos le preocupa muchísimo. En ese sueño se encuentra en un cementerio, de noche, observando a cuatro chicos que llevan a cabo un sombrío ritual. Los chicos guardan una relación muy real con la vida de Liv, puesto que Grayson y sus tres mejores amigos existen de verdad. Hace poco que Liv asiste al mismo instituto que los cuatro, quienes en realidad parecen bastante simpáticos. Sin embargo, lo que resulta realmente inquietante -mucho más inquietante que el cementerio por la noche- es que los chicos saben cosas sobre ella que durante el día jamás manifiestan... hasta que llega la noche y, con ella, el sueño. Liv ignora cómo lo saben, es un misterio absoluto, y ¿quién se resiste a investigar un buen misterio?

Opinión: ¡Volvemos a encontrarnos en español con un libro escrito por Kerstin Gier! Si aún no la conoces, ¿a qué estás esperando, insensato? Es la autora de la trilogía Un amor más allá del tiempo (Rubí, Zafiro y Esmeralda) y también de la novela En realidad se miente mucho más, que se aleja de lo juvenil y entra en un terreno más maduro, pero igual de divertido e interesante. Silber se encuentra más cerca de la trilogía en ese sentido (también porque tiene pinta de convertirse en una; de momento está este libro y el segundo sale en alemán dentro de poquito), pero conservando el estilo indiscutible de la autora que se caracteriza por esa narración tan adictiva, personajes carismáticos y mucha complicidad con el lector.

Si os soy sincera, solo con ver el nombre de la autora me bastó ya para saber que este libro tenía que ser mío y que tenía que devorarlo, porque eso es lo que he hecho. No me hacía falta saber de qué iba; Kerstin Gier ha pasado ya esa barrera y de las cuatro (ahora cinco) novelas que he leído de ella, sé que cualquier cosa suya me satisfará. Y, en esta ocasión, como ya preveía, la trama no me ha defraudado en absoluto. Es una novela juvenil, donde la protagonista y narradora es una chica de casi dieciséis años que lleva una vida de trotamundos junto a su hermana pequeña Mia y que lo único que desea es asentarse en un sitio y llevar un vida «normal» y «tranquila». Lo pongo entre comillas porque tampoco quiere una vida aburrida, pues es una amante de los misterios y de Sherlock Holmes, sino simplemente dejar de tener que mudarse cada dos por tres y poder tener un sitio estable en el cual tener amigos y poder relacionarse sin despedirse a la mínima de cambio. Y parece que eso lo va a conseguir en Londres, una ciudad con mucho juego, como ya vimos en Rubí y cia. Allí empezará a tener unos sueños muy reales, muy vívidos y también muy espeluznantes. Aunque en un principio no puede decirse que sea una historia de terror (sería exagerar) sí puedo decir que, cuando menos, es inquietante en ocasiones, pues a veces los sueños se tornan pesadillas y no puedes escapar de ellas.

Como toda novela juvenil, también existe una trama romántica, pero no podemos predecir desde la primera página con quién (o sí, pero no). Es común que la historia tenga desde el principio un candidato, que en este caso sería el primer chico que aparece en el aeropuerto, pero conforme después conoce a los F4, es decir, a los cuatro chicos más populares del instituto (lo siento, pero los acabo de comparar con los de Hana Yori Dango,para quien no pille la referencia) la elección no parece tan clara como parecía. Por un lado está Jason, que es el Ken Barba Mágica, como lo llama ella, y queda descartado por ser un completo imbécil. Por otro está Arthur, el David de Miguel Ángel, con sus rizos angelicales, pero tampoco queda claro que sea un interés romántico, pues parece que está pillado y colgado por otra. Y luego están Grayson y Henry. Mis principales dudas al principio. Del primero podemos decir que se va a convertir en el nuevo hermano de Liv, y van a vivir juntos y... bueno, ya sabemos lo que pasa (aunque él tenga novia). De hecho, conforme leía no podía evitar el pensamiento de estar teniendo una reminiscencia con Marmalade Boy, lo cual no me gustaba mucho, porque por quien yo me decanto es por el que queda: Henry. Me van los tipos misteriosos, qué le voy a hacer. Y luego, a mediados del libro, las dudas se disipan y sabemos cuál es el real interés y foco romántico de Liv... y el final... ¡qué monos los dos!

Por otro lado, y siguiendo con las reminiscencia y referencias, en el instituto hay un blog que se dedica a sacar los cotilleos de los profesores y alumnos, muy Gossip Girl, la verdad, que aparece de vez en cuando como descanso entre capítulos muy intensos. Otro misterio que Liv y Mia se han propuesto a resolver: la identidad de ese o esa tal Secrecy. Acabo de buscar por curiosidad si la dirección existe en internet, y juegan con la hipertextualidad, pero aunque sí que existe una página así, no se trata en absoluto del blog del instituto, sino una página fan, no oficial, creada para la autora en general. Ya podría haber sido un poco como Pomelo y Limón o como la miniserie de Sherlock en ese sentido. ¡Habría sido genial! Material extra y adicional que poder consultar en internet para conocer con más detalle lo que ocurre en la novela... Hablando del cual... Al final del libro hay una especie de anexo con la descripción de todos los personajes que aparecen en el libro, pero sale mezclado también con los agradecimientos de la autora y notas de traducción... Algo que me ha resultado bastante desorganizado, la verdad.

Tampoco sé muy bien qué decir de la trama sin destripar nada, pero podríamos decir que los sueños y el viaje por ellos es el punto central de todo. Sin embargo, todavía no hay ninguna explicación sobre cómo es posible que la gente pueda controlar de forma consciente al subsconsciente, ni cómo es posible adentrarse en los sueños de otros y compartirlos (o espiarlos). Está el tema de que sea un asunto de magia negra... pero no queda claro. Lo que sí lo queda es que es un tema que a mí, particularmente, me ha resultado interesante y muy atractivo. La cosa funciona así: cada uno de nosotros tenemos una especie de espacio en el que se desarrolla nuestro sueño, un espacio que, si sabemos controlarlo, podemos cambiarlo a voluntad y aparecer como queramos. Y como espacio también tenemos una puerta que lo identifica como nuestro. ¿Pero qué ocurre cuando traspasas esa puerta y la abres para salir de ese mundo tuyo? Que acabas en un pasillo con muchas más puertas, que conducen a los sueños de otros. Esa parte me ha recordado también un poco a Matrix, sin acordarme bien de cómo funcionaba en la película, que conste. ¿Eso significa que puedes colarte sin más en la mente de otra persona? Pues depende. Hay ciertos requisitos, y ciertas pruebas que debes superar, pero no quiero contaros todo para que podáis descubrirlo por vuestra cuenta.

Como veis, Silber parte de una base interesante y con bastante potencial como es el tema de los sueños, por no mencionar el añadido de contar con el estilo tan característico de Kerstin Gier, lleno de sarcasmo, guiños y humor, y con unos personajes carismáticos que te mantendrán enganchados y con ganas de saber qué les espera. Por supuesto, unos lo son más que otros, pero, de alguna manera, no los podréis olvidar con facilidad (excepto por la hermana de Grayson, y de Menganita y Fulanita y Perséphone.... xD).

Impresión general
Puntuaciones
Personajes: 7.75
Humor: 8
Trama: 8
Amor: 7.75
Estilo: 9

1 comentario:

  1. Lo primero me ha encantado la reseña.
    Todavía no lo he terminado, pero vamos, que lo he empezado hoy casi sin tiempo y ya lo estoy devorando. Me encantan tanto Mia como Liv, sobre todo Mia, quiero una hermana pequeña como ella XD
    Yo sigo ahí con mis dudas de con quién acabará Liv al final, espero que con el que tengo en la cabeza por favor, la autora me haría muy feliz. Y lo de Secrecy y el blog es todo un puntazo. En cuanto leí el primer capítulo de esto me quedé totalmente, uy, Gossip Girl (y eso que no soy fan de la serie porque ni siquiera la he visto, pero el gesto me ha gustado). A ver como termina y si Kerstin Gier vuelve a enamorarme como con Rubí, Zafiro y Esmeralda

    ResponderEliminar