1 de mayo de 2014

La búsqueda del Jedi

Escuchó el hacedor las nuevas aventuras de los Jedi

Título: La búsqueda del Jedi
Título original: Jedi Search
Autor: Kevin J. Anderson
Traducción: Albert Solé
Saga: Academia Jedi I
Editorial: Martínez Roca

Páginas: 347
Sinopsis: Luke Skywalker sabe que todos los logros de la Nueva República pueden derrumbarse en cualquier momento si no se logra reinstaurar la antigua orden de los Caballeros Jedi. Para ello, quiere convencer al Consejo de la necesidad de crear una Academia Jedi en la que educar a todos aquellos que puedan tener algo de talento en los caminos de la Fuerza.
Pero su proyecto debe posponerse ante la aparición de peligros mas inminentes. Han Solo y Chewbacca, que habían ido al planeta Kessel en una misión diplomática, han desaparecido. Lo que en principio parecía un trabajo rutinario se convierte en una sucesión de percances, cada uno más peligroso que el anterior, que culmina en el descubrimiento de un centro de investigación imperial en el que se prepara una terrible contraofensiva contra las fuerzas de la República.

Opinión: Jo, me he saltado un par de trilogías. En fin, la verdad es que ese salto no me hace nada de gracia, porque parecen aventuras interesantes, pero como buen Universo Extendido, aunque hacen mención a veces sobre las distintas aventuras previas, no requiere que se hayan leído todas para entender aquella con la que nos encontramos. Lo que sí sigue siendo necesario es haber visto la primera trilogía para tener cariño a los personajes y entender los puntos más importantes de su evolución.

En esta, como en muchas otras obras de este tipo, que se basan en un Universo ya conocido, tiene que mantenerse un equilibrio entre los personajes conocidos y aquellos nuevos que tienen que estar bien situados dentro del Universo. Precisamente ese equilibrio es el que os encontramos aquí, donde Luke va a empezar a buscar nuevos Jedi. Tenemos al trío protagonista unido a un par de secundarios de los protagonistas. Es decir, tenemos a un Luke Skywalker que ha pasado por muchas experiencias que le han forjado como Maestro Jedi después de la destrucción de la Segunda Estrella de la Muerte, la caída del Emperador y la caída del Gran Almirante Thrawn. Por otro lado, Leia Organa se ha erigido en una de las grandes mentes políticas de la Nueva República, acompañada por su consorte Han Solo, que en esta ocasión estará en una misión diplomática. Estos han tenido unos hijos que, por ahora, apenas tienen importancia para la trama pero que probablemente empezarán a aparecer con más insistencia en las siguientes sagas. A estos personajes, que son los principales, se unen por un lado Lando Calrrisian (el negrito de las películas) y Chewie, dejando aparte a los dos androides más queridos por todos, C3-PO y R2D2. Con todos estos personajes, que provienen de las películas, se unen unos pocos específicos para esta saga, aunque en este primer libro apenas tienen importancia. Uno de los temas más interesantes a la hora de analizar este libro es ver cómo se entretejen los distintos personajes a los que todos cogimos cariño desde las películas y cuán fieles son las novelas a las personalidades originales. En este libro, son completamente fieles y son especialmente agradables, ya que permiten a los escritores desarrollar sus habilidades y al mismo tiempo que los lectores adoremos los nuevos matices que aparecen en cada novela.

La trama, que de nuevo, como en la anterior trilogía, se divide en varias ocasiones siguiendo a los distintos personajes en distintos parajes, nos sorprende con una sencillez especial. ¿Por qué digo que es especial? Porque se trata de una sencillez que busca acercarse lo máximo posible a aquello que se mostraba en las películas. Personalmente, me resulta muy agradable encontrarme libros cuya complejidad se basa en encontrar todos los detalles interesantes e ir imaginando cómo se va a desarrollar la escena. Cuantos más libros leo de este estilo, más me convenzo de que la trama se complica lo suficiente para que cada detalle se imbrique con cuidado en la alta complejidad de un universo en el que todo tiene que estar unido para no resultar poco creíble. En este caso, empieza con una misión de Han Solo en unos asteroides que no sale precisamente como se esperaban, debido a eventos del pasado de Solo que nos narran rápidamente como flashback rapidísimos. Por otro lado, Luke,en su papel de único Maestro Jedi de la Nueva República, busca conseguir nuevos adeptos para la Orden con los que volver a situarla en su papel durante la Antigua República (aunque en este libro se la llama Vieja República) y para ello viaja a los extremos de la galaxia en busca de los distintos linajes que el Emperador no consiguió extinguir. Leia, desde Coruscant, negocia con uno de los últimos reductos del Imperio mientras intenta compaginar su labor de madre con su trabajo de diplomática. Lentamente, comprobaremos que Solo tiene que intentar escapar del asteroide, Luke se enfrenta a serias dificultades para convencer a los elegidos. Leia se encontrará con algunos aliados complicados y, desde luego, su parte es la más emotiva, ya que mucha de su historia se basa en sus inseguridades como madre primeriza. Personalmente, esa forma de dividir la trama consigue que el lector esté siempre completamente interesante para el lector, incluso a veces, al terminar los capítulos casi siempre en cliffhanger, nos dejará con la miel en los labios, si bien al final se unirán todos los distintos hilos para acabar situándose en el mejor momento para todos.

El estilo, con el cambio de autor, para mí, ha mejorado desde el último libro. Quizá es por el acercamiento a climas y descripciones mucho más alejadas de lo normal, quizá por unos momentos de acción mucho más rápidos y acertados, el caso es que el nuevo autor ha conseguido que el Universo de Star Wars quede mucho más vivo y mucho más especial y maravilloso de lo que había conseguido el autor de la primera trilogía de la Nueva República. Además, no deja nada al aire, sino que, incluso aquellas especies que ya habían aparecido en las antiguas películas, describe cada una de las cosas como si el lector no hubiera visto nada de Star Wars antes de enfrentarse a las novelas. Los únicos que no se ven afectados por esta forma de describir cada uno de los nuevos detalles son precisamente aquellos para los que todos los lectores tienen una imagen previa, como son Luke, Han, Leia, C3-PO, R2D2, Lando o Chewie. Estos únicamente reciben nombre, asumiendo que cada lector va a reconocer a cada personaje simplemente con eso. Puede que esto resulte extraño con la distancia de años que hay ahora hasta la película, pero, teniendo en cuenta cuándo fue escrito y la fama que obtuvieron los protagonistas, es lógico que el autor esperase ese reconocimiento.

En definitiva, me parece un adelanto respecto a la anterior saga. Se trata de un libro sencillo que se lee con facilidad y que busca que cada detalle funcione dentro del Universo Expandido. Es decir, no se entiende este libro sin tener en cuenta la fama de Star Wars y el conocimiento de ese universo que se presupone para los lectores. En cada libro de este universo se presentan nuevas vías para abrir nuevos caminos para contar las historias. Solo en este, nos encontramos con dos nuevos Jedi que pueden servir para contarnos nuevas misiones. Todo esto nos lleva a pensar que estos libros, aparte de hacer avanzar la historia principal del Universo, nos permiten conocer nuevos personajes y nuevos lugares que nos asombren y maravillen dentro del Universo. Particularmente me ha gustado la minihistoria que liga a Lando con las carreras de amorfoides.

Impresión general
Puntuaciones

Trama: 8
Personajes: 9
Estilo:8
Universo:9
Novedad: 8

1 comentario:

  1. Con lo friki que soy de Star Wars...
    Gracias por la info..
    Un saludooo

    ResponderEliminar