3 de abril de 2014

Colisión

Escuchó el hacedor hablar de un ángel de la guarda que saltaba entre dimensiones

Título: Colisión
Título original: Unraveling
Autora: Elizabeth Norris
Traductor: Daniel Aldea
Saga: Unraveling I
Editorial: Plataforma Neo
Páginas: 360
Sinopsis:El mundo está a punto de acabar. Y antes de que suceda, todo empieza a cambiar.Janelle Tenner muere atropellada por una camioneta. Sí, muere, con luces cegadoras e imágenes de su vida pasando frente a ella. Pero poco después abre los ojos y se encuentra cara a cara con Ben Michaels, un chico de su instituto con quien jamás ha cruzado palabra. Y pese a saber que es imposible, está convencida de que Ben acaba de devolverle la vida.
Sin embargo, su resurrección es solo el primer misterio que Janelle deberá afrontar. Mientras husmea en los expedientes policiales de su padre -agente del FBI-, en busca de alguna pista sobre su accidente, descubre un temporizador con una cuenta atrás para algo, pero ¿exactamente para qué?
Cuando alguien muy próximo a ella muere asesinado, ya no podrá seguir negando lo que parece más que evidente: todo lo que ha ocurrido -el accidente, el asesinato, la cuenta atrás, la súbita aparición de Ben- apunta en una sola dirección: la desaparición de la vida como la conoce.
La cuenta atrás sigue avanzando. Janelle se da cuenta de que si quiere detener el fin del mundo deberá descubrir los secretos de Ben y evitar enamorarse de él en el proceso.

Opinión: Nos encontramos con una propuesta moderadamente distinta dentro de la ciencia ficción juvenil. Un libro que, aunque no pasará a la historia, sí puede entretenernos bastante, aunque al principio la trama y los personajes resulten confusos. Esta historia recurre a varios tópicos que reconoceremos con facilidad: la chica con problemas familiares que se hace cargo de la familia, el chico misterioso en el que la protagonista no puede dejar de pensar, el mejor amigo de la protagonista... Sin embargo, al mismo tiempo aporta algunos temas originales. Eso sí, aquellos que hayáis visto Salto al infinito, probablemente recordéis algunos de estos aspectos originales.

Los personajes son un poquito distintos a lo que nos tienen acostumbrados en el panorama actual de la novela juvenil. Pero tampoco demasiado. Quiero decir, podemos ver claramente que la protagonsita tiene muchas de las cualidades que últimamente nos encontramos en sus contrapartes en otras novelas. Un poco alocada, con un hecho en el pasado que la tiene traumatizada y la ha alejado de su mejor amiga. El esquema social en el que vive es el típico de una serie en plan instituto americano, con su grupito de populares, sus machos alfa sin cerebro y una serie de inadaptados fumadores de hierba y demás. La protagonista está justo en el borde de todos los grupos «buenos», por lo menos al principio. Antes de que suceda aquello que la va a definir incluso más que ese suceso del pasado. Quizá precisamente por lo que define a la novela, pronto iremos descubriendo que ni los buenos son tan buenos, ni los malos tan malos.

Uno de los puntos más interesantes de la novela son los secundarios. En esta ocasión, nuestra protagonista no viene precisamente de la mejor familia del mundo. Su madre tiene problemas mentales, una bipolar diagnosticada que decide no tomarse sus medicinas. Su padre es un agente del FBI adicto al trabajo que aun así busca compensar con sus hijos el tiempo que puede. Su mejor amigo vive en una casa donde siempre le están exigiendo qeu estudie y no preste atención a nada que no sean los estudios. Tiene que cuidar constantemente de su hermano pequeño. Como podéis ver, no se trata del ambiente en el que suelen surgir las heroínas de este estilo de novelas. Sin embargo, precisamente ha heredado de su padre una curiosidad malsana que hará que investigue unas extrañas muertes que están ocurriendo en su pueblo en compañía de su mejor amigo. Todos los secundarios tiene mucho que decir al lector, puesto que son personajes con un trasfondo y unas motivaciones clarísimas en cada momento.

En cuanto a la trama y el estilo, aunque se distancian bastante de lo habitual en estas novelas, acercándose más a la trama que solemos encontrar en series de televisión, siguen manteniendo ese estilo ligero y sencillo que tanto se agradece cuando intentas introducirte por primera vez en cosas tan complejas como los universos alternativos o las policías temporales o interplanares. En ese sentido, me recordó bastante a Interworld, aunque más claramente enfocado a un público habituado a este estilo de lenguaje. No hay palabrería de tecnología ni de magia, pero tampoco se echan de menos. La poca explicación científico-técnica que aparece queda completamente soterrada por la llegada del momento «película de desastres» así que... como si no existiera. Eso sí, no se puede negar en ningún momento que el estilo está destinado a servir como apoyo a una trama sencilla y directa, porque cada vez que parece que se va a complicar ya está ahí el lenguaje simplificando las situaciones. Esto no es malo... pero tampoco bueno, porque hay momentos en que parece tratar de tonto al lector. En cualquier caso, los giros y requiebros que hace con la trama quedan, en algunos momentos, sustentados únicamente por unas pinzas y por lo que parecen cosas que se saca de la manga. Y esto sí es malo, porque significa que el lector no se puede creer del tdoo lo que está pasando.

En definitiva, un buen libro para iniciarse en la ciencia ficción relativa a los mundos alternativos. Si os gustó Salto al infinito probablemente os guste esta. Sin embargo, para muchos a los que nos gusta este estilo de libros, podemos ver que se desaprovechan muchos de los espacios comunes de este tipo de libros como, por ejemplo, la existencia de duplicados en los distintos universos. Además, el libro acaba en un momento que se puede interpretar tanto como cliffhanger como simplemente un final abierto que no lleva a ninguna parte. Por otro lado, es incomprensible la decisión que toma uno de los protagonistas y menos todavía la charla que les suelta uno de los secundarios. Cabe destacar que hace falta avanzar bastante en la novela para cogerle gusto, porque el principio contiene demasiadas incógnitas en demasiado poco tiempo.

Impresión general
Puntuaciones
Personajes: 7
Ambientación: 7
Trama: 7
Estilo: 7
Ciencia ficción: 6

1 comentario:

  1. Muy buena reseña, a mi al principio no me llamaba la atención este libro porque la ciencia ficción no me gusta mucho, pero la verdad es que me ha encantado y ha sido super ligero de leer.
    La protagonista me parece muy repelente, la autora ha pretendido hacerla una especie de superdotada con eso de la memoria visual y que se le den bien las matemáticas para que pueda llegar a seguir los casos del FBI con sólo 17 años, en fin... creo que si le hubiera puesto unos cuantos años más hubiera estado mejor. Pero bueno el resto de personajes están muy bien definidos, mis favoritos son sin duda Alex ( que buenazo) y Elijah. Además el libro tiene muchas cosas buenas, lo primero son las citas de la serie Expediente X (en serio que frikazos que son xD), la trama y sus giros que te dejan con esta cara o.O y lo romántica que es la protagonista: "Janelle Tenner, cásate conmigo, joder".
    Es un libro muy entretenido y a pesar de que he leído más críticas malas que buenas a mi me ha encantado y estoy deseando que salga la segunda parte :D.

    ResponderEliminar