12 de marzo de 2014

Una historia casi divertida

Vio el hacedor la historia de un joven que luchaba con el estrés moderno

Título: Una historia casi divertida
Título original: It's kind of a funny story
Año: 2010
Directores: Anna Boden, Ryan Fleck
Actores: Keir Gilchrist, Zach Galifianakis, Emma Roberts
Sinopsis: A causa de una depresión, Craig (Keir Gilchrist), un adolescente de 16 años, es ingresado en un centro psiquiátrico. Una vez allí, resulta que la sala para jóvenes está cerrada, de modo que no tiene más remedio que acudir a la sala de adultos. Bobby (Zach Galifianakis), uno de los pacientes, pronto se convierte en su mentor y protector. Contando con su apoyo, Craig podrá conocer a un buen número de personas con diversos problemas, descubrirá sus talentos ocultos y se hará muy amigo de Noelle (Emma Roberts), una muchacha de su misma edad.

Opinión: No sé ni cómo empezar a transmitir lo que esta película me ha tocado. Quizá simplemente sea por la sensación de ver una película que no se entretiene en tonterías y va directamente a mostrarte los sentimientos de los personajes. Quizá sea la forma en que maneja el tiempo. Quizá simplemente es que ver a Noelle, a Bobby y a Craig hace que una parte de mí salte. No lo sé, pero desde luego se trata de una película que no busca salirse de lo común sino meterse en una situación y hacer que el que la ve se lleve las manos al corazón.

La película empieza en un puente, cerca de un río, en Nueva York. Y desde ese momento sentiremos cómo hemos saltado dentro de Craig, el joven protagonista. Este chico tiene una vida bastante normal: estudia, sale con sus amigos, se enamora de una chica que está saliendo con su mejor amigo, se estresa con los estudios, se estresa con un campamento de verano, su padre le estresa con las notas y el campamento de verano... ¿A que podéis identificaros con él? La diferencia es que él sueña que se suicida. Y claro, como cualquier persona, se acojona y decide ir a ver si le internan en el hospital. Una vez allí, resulta que la planta para «jovenes suicidas» está en obras, así que le internan con los mayores. Allí conoce a dos personas que cambiarán su vida: Noelle y Bobby. No tengo palabras para describir a ninguno de los dos. Bobby es el mentor, alguien que, básicamente, le da un sopapo metafórico que le hace ver las distintas partes de la vida. Mención aparte se merecen sus conocidos anteriores al centro psiquiátrico, con todos deprimidos y tensos con la escuela que eligieron para estudiar. Y es que ese es el punto: ¿Hace falta seguir lo que la sociedad espera de nosotros o tenemos algo especial que aportar?

Como veis, la trama va directamente relacionada con el autodescubrimiento y la valoración de la propia vida más allá de lo que los padres o la sociedad espera de nosotros. «Si no estás naciendo, estás muriendo» es la frase que describe perfectamente todo lo que la película implica y busca. Pero claro, como muchos habréis visto en mis comentarios de la película, el personaje de Noelle lleva muchos sentimientos y mucha potencia narrativa asociada. Sin ella, probablemente no veríamos cómo Craig encuentra su auténtica pasión, no entenderíamos hasta qué punto se diferencia el amor de la obsesión. Además, la actriz hace un papelón que consigue transmitirnos toda la tensión y todo el odio que tiene Noelle en determinados momentos, pero también la dulzura y la diversión que la acompañan.

Hay un par de escenas que sencillamente son tan buenas que no se pueden dejar de lado: La escena del dibujo, la de «Under Pressure». Pero las dos que realmente hacen que toda la película merezca la pena son la escena de la azotea y la escena final del baile. Sencillamente la construcción de la trama para llegar a esas dos escenas consigue convertirlas en perfectas. Entre medias, hay comedia, algo de drama y, sobre todo, mucha introspección. Sin embargo, pese a eso, no resulta una película pesada, sino más bien todo lo contrario. Hay cosas que quizá se hubiesen podido desarrollar más, pero el final y las escenas aceleradas tienen todo el sentido.

En definitiva, una gran película que ver cuando tienes ganas de ver algo entretenido y con algo de mensaje. Probablemente todos quedéis prendados de la pareja protagonista y de Bobby, pero no son los únicos personajes que merecen al pena. Y, qué demonios, la historia de amor de esta película es mucho más real de lo que normalmente vemos.


Impresión general
Puntuaciones
Personajes: 10
Amor: 9
Trama: 9
Imagen: 9
Música: 9

2 comentarios:

  1. Hola!

    Suena muy bien y la tengo entre mis películas pendientes, a ver qué dia me dejo seducir por la historia.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. No me esperaba tan buena crítica supongo que habrá que verla.

    ResponderEliminar