25 de marzo de 2014

La crónica de fuego

Continuó el hacedor la búsqueda de los Libros de los Orígenes acompañando a los elegidos

Título: La Crónica de Fuego
Título original: The Fire Chronicle
Autor: John Stephens
Traductora: Nieves Nueno
Editorial: Montena
Saga: Los libros de los orígenes II
Páginas: 464
Sinopsis: Emma, Kate y Michael acaban de descubrir que, después de diez años desaparecidos, sus padres podrían estar vivos. Magnus el Siniestro, la criatura más cruel que hay en la Tierra, los secuestró porque sabían mucho, incluso demasiado, sobre los Libros del Principio.Ahora los hermanos también han descubierto varias cosas sobre estos libros: son tres, dan un poder extraordinario a quien los posea... y, según una profecía, ellos son los únicos que pueden liberar su magia y protegerla. De hecho, ya tienen uno, el Atlas Esmeralda, pero Magnus quiere ofrecerles un trueque muy tentador: sus padres a cambio del libro. Volverían a ser una familia..., pero saben que él lo quiere para dominar el mundo y sumirlo en las tinieblas. Algo muy peligroso.

Opinión: La verdad es que este libro me sorprendió muy gratamente al introducir a los personajes en unos ambientes completamente distintos, si bien no se alejaban de lo que había supuesto que serían los siguientes libros de la saga, recordemos que en El Atlas Esmeralda van en busca de dicho libro. Es decir, una de las historias que componen la novela es justo la que podíamos esperar: La historia de cómo encuentran el segundo libro. La otra, muy interesante también, es la que nos muestra de dónde sale el antagonista de la historia. Imaginaos que en Harry Potter pudieseis ver de dónde sale Voldemort —como en el segundo libro, por ejemplo— pero más en profundidad. Sencillamente un toque de originalidad muy bien construido.

Así, si hablamos de la trama tenemos que dividirnos en dos. Mientras los dos más pequeños buscan la Crónica de Fuego, la chica se traslada sin querer al siglo XIX, a la Nueva York que todos reconoceremos de películas como Gangs of New York, pero con el aderezo de que aún no ha ocurrido la separación entre el mundo mágico y el mundo normal. Así, podemos encontrar en esa ciudad cosas tan normales como policías pero al mismo tiempo podemos ver a enanos o a magos campando a sus anchas por sus calles. Mientras, los dos pequeños van de peligro en peligro, siempre acompañados de algún adulto, no vayan a perderse. Muchas veces nos sorprenderán detalles que unirán las dos historias, que no nos esperaríamos y que sin embargo se entrelazarán de una manera casi perfecta. Sin embargo, quiero resaltar que nos encontramos ante una historia que se marca justo en el punto de cambio entre el middle grade y la literatura young adult, tanto es así, que si cogiéramos cada una de las historias que nos cuentan por separado tendríamos una de cada. Esto interesantísimo, puesto que le da un valor inusitado como literatura de «evolución».

En cuanto a los personajes, siguen la misma tónica que las historias, si bien recaen casi siempre del lado middle grade. Por un lado, tengo que reconocer que los personajes de la historia neoyorquina me parecen más interesantes durante buena parte de la historia, llega un momento en que entra el gran personaje de la historia de las Crónicas: El dragón. En serio, pocas veces he visto un personaje que ayudara tanto a evolucionar a un personaje principal y que le tratase con tanto cariño el autor. Eso sí, no deja de asombrarme la forma tanclara que tiene de caracterizar a los personajes y darles diferentes poderes y situaciones. En serio, no hay una sola historia de secundarios que no merezca tenerse en cuenta. Todos son personajes que no caen nunca en el hacer las cosas porque sí, siempre tienen varios motivos para hacerlas. En particular me asombraron tanto los duendes como los niños del orfanato de Nueva York. Demasiado reales en ambos casos y, al mismo tiempo, con el toque justo de irrealidad para seguir resultando interesantes.

El estilo sigue las pautas del anterior, con un estilo sencillo y directo hacia la acción. Sin embargo, he notado una mayor abundancia de descripciones en este. No es algo malo, ya que resultan evocadoras y agradables en su mayor parte. La acción no resulta confusa en ningún momento, más bien al contrario. Quizá hubiera agradecido algo más de velocidad en algunos momentos que se hacían un poco largos. Por otro lado, he agradecido lo bien que ha sabido el autor manejar los momentos de tensión y los cliffhangers, consiguiendo la atención del lector sin ningún tipo de problema.

En definitiva, dentro del panorama de las colecciones que están en esta franja de edad, este libro destaca claramente. Resulta una lectura amena y divertida con el toque justo de profundidad para que un lector adulto o un poco mayor no se sienta defraudado. Una gran lectura para entretener a los más jóvenes, dado que el ritmo de narración también lleva aparejada la idea de contarlo como una historia, aunque las digresiones temporales no ayudan a este estilo de narración. Si aún no habéis echado un ojo a la saga.


Impresión general
Puntuaciones
Personajes: 8
Ambientación: 8
Trama: 8
Estilo: 7
Sorpresas: 8

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada