21 de febrero de 2014

La casa de Hades

El hacedor escuchó cómo continuaba la travesía mediterránea de los semidioses

Título: La Casa de Hades
Título original: House of Hades
Autor: Rick Riordan
Traductor: Ignacio Gómez Calvo
Editorial: Montena
Saga: Héroes del Olimpo IV (Percy Jackson IX)
Sinopsis: Un ejército de monstruos. Siete chicos al límite de sus fuerzas y solo unas horas para salvar la humanidad...

Opinión: La verdad es que me cuesta empezar esta reseña, porque se está acercando peligrosamente el final de una de las sagas que más me han gustado de la hornada de jóvenes héroes. Solo queda un libro para llegar al final de la Profecía de los Siete y el despertar de Gaia. Teniendo en cuenta el final tan oscuro en que nos había dejado el anterior libro, La marca de Atenea, comprenderéis que no puedo asegurar que no haya ningún spoiler en esta reseña, a pesar de lo cual intentaré mantenerla tan limpia como sea posible. Si siempre os pido que vayáis con cuidado en este estilo de reseña, en este caso, con el final tan cercano, me veo obligado a recalcároslo con diez veces más fuerza.
Como ya conocemos a los personajes, no se puede decir que vaya a haber muchas sorpresas en ese aspecto... o eso pensaríais, pero este es el libro en que muchos de los personajes se encuentran con momentos definitorios, de estos que les hacen darse cuenta de lo que en realidad desean y qué están dispuestos a pagar para conseguirlo. Me hace especial gracia el esfuerzo de Riordan por mostrarnos la cara amable de los enemigos de siempre, para que veamos que, a pesar de que puede haber manzanas podridas en todas las cestas siempre hay alguna que merece la pena. Sin duda, un rasgo de inclusión que merece la pena tener en cuenta cuando se habla de estos personajes, pues muchos de los mayores héroes de esta saga son marginados y descastados. Recordemos la primera estancia de Percy en el Campamento Mestizo, cuando se encontró solo en su mesa. En este caso, los siete tienen habilidades que poner en funcionamiento en un determinado momento de la aventura, y lo hacen de la mejor manera que saben. Por supuesto, en este libro casi tienen más importancia muchos de los secundarios, como Nico di Angelo, que nos descubre ciertos detalles acerca del mundo que le dan una vuelta interesante a su personaje, o Bob, el titán al que Percy borró la memoria hace bastantes libros, que nos demuestra que podemos cambiar nuestra naturaleza si no nos gusta. Quizá por eso este libro me ha gustado incluso más que cualquier otro de Percy, por el cariño con el que trata tanto a los rivales de los héroes como a los secundarios.

En cuanto a la trama en sí de este libro, no quiero desvelar nada así que perdonadme que me muestre lo más evasivo posible en detalles y os enseñe más bien lo general que hace que sea una buena trama, aunque tenga pequeños detalles que no me gusten. Volvemos a encontrarnos con una trama basada en episodios, perfectamente preparada para convertirse en una serie de televisión más que en las películas con las que nos ameniza Hollywood. Con esto quiero decir que tendremos una serie de capítulos desde la perspectiva de un personaje durante los cuales se enfrentará a un problema al que hallará solución más o menos correcta a lo largo de esos capítulos. Precisamente uno de los grandes aciertos de la novela es la forma enq ue dichos capítulos fluyen y no se quedan estancados ni resulta forzado el paso de unos a otros. Si bien, debido a la situación de dos de ellos a veces podemos querer mantenernos en alguno de los puntos de vista. Personalmente, he echado de menos ver más desde Leo... pero es cuestión de gustos. Quizá ese es uno de los puntos que pueden ser más importantes a la hora de juzgar este libro, es probable que cada uno tenga su héroe favorito y quisiéramos que aparecieran más, lo que hace a los fans de Percy y Anabeth los más felices del mundo, eso sí.

Por otro lado, el estilo de Rick Riordan consigue mantener al lector completamente atado a la historia y a los personajes. Quizá uno de los puntos más interesantes de su estilo es la forma en que con apenas unas descripciones cortas y rápidas es capaz de hacerte sentir lo que sus personajes están sintiendo. Esto viene por dos lados, por un lado, porque hasta este libro los sentimientos no habían sido especialmente complejos, mientras que conseguirlo en este libro donde la traición y el remordimiento son dos de los sentimientos predominantes es un auténtico éxito. Por otro lado, es cierto que la mayoría de los personajes se centran en tener uno o dos sentimientos negativos predominantes que les llevan a lo largo de sus misiones a intentar superarlos. En cuanto a los momentos de acción, no se puede negar que funcionan perfectamente, ya que cada uno de ellos consigue tener los nervios del lector de punta de manera que no pueda evitar preguntarse cómo saldrán del lío en el que se ha metido. Y, a veces, deja cliffhangers fortísimos que consiguen que padezca el síndrome «un capítulo más».

En definitiva, ¿de verdad necesitáis que os diga por qué deberíais estar leyendo este libro si habéis leído el resto de la saga? Es necesario que lo leáis porque no podéis quedaros sin saber el final de las aventuras de Percy Jackson y sus amigos. Sencillamente no podéis. Lo que sí he echado en falta, ya que nos llega en tapa dura, era añadir el relato de El Hijo de Sobek ya que en la versión en inglés venía con la tapa blanda de La Sombra de la Serpiente y traía un extracto de este libro... sin embargo, según comentan por Internet, no ha dejado nada claro dónde encaja en la cronología, pero la gente parece decantarse por situarlo posterior incluso a este libro en el orden recomendado de lectura. Yo no estoy de acuerdo, tiendo a pensar más bien en el periodo previo al primer libro de esta saga que está sin contar como el momento en que ocurre esta historia, teniendo en cuenta todos los datos que dan de la misma. Sin embargo, dado el coste que tiene, no es demasiado difícil hacerse con él. Para aquellos de vosotros que no sepáis de qué hable, se trata del crossover entre Las crónicas de Kane y Percy Jackson con un encuentro de Carter y Percy (aunque ya pudimos ver detalles en los libros de las Crónicas que nos llevaban a considerarlos interconectados).

Impresión general
Puntuaciones
Personajes: 10
Aventura: 9
Trama: 9
Estilo: 9
Mitología: 9

1 comentario:

  1. OMG. Este libro es el de Nico sin lugar a dudas. ¡Y eso que no le han dado perspectiva propia! Pero da igual, a pesar de estar siempre en las sombras brilla con luz propia *__* (Y ese secreto... Oh my, no me lo esperaba para nada).

    Al principio era más partidaria de las voces de Percy y Annabeth porque me llamaban mas la atención en el Tártaro que los del Argo II, pero es que cuando te toca uno diferente... al final acabas enganchándote igual, y te olvidas de tus "favoritos"... Ay, ¿qué pasará con Leo y Calipso? >///<

    ResponderEliminar