14 de febrero de 2014

Batalla de reyes

Escuchó el hacedor la verdadera historia detrás del mago más famoso de la mitología

Título: Batalla de reyes
Título original: Prophecy: Clash of Kings
Autora: M.K. Hume
Traductor: Gabriel Dols Gallardo
Editorial: Grijalbo
Saga: La profecía de Merlín I
Páginas: 512
Sinopsis:Siglo V d.C. El Imperio romano se desmorona y, en la antigua provincia de Britania, el poder está cambiando de manos. Solo queda un último servidor leal a Roma, acosado por el caudillo de los celtas y por los sajones, los recién llegados del norte que sueñan con establecerse a sangre y fuego en estas tierras y sojuzgarlas. Todos ansían las sobras en este nuevo mundo, más brutal y cruel, donde la vida carece de valor, la traición es moneda de cambio y siempre vence la espada.
Y en medio del caos un niño de la tribu de los deceanglos, con un talento natural para sanar y un don temible para la profecía, presiente que ante él se abre un gran destino.

Opinión: Muchos os preguntaréis qué hace esta novela aquí, ya que se trata de narrativa histórica. También se podría considerar casi histórica la narrativa de Stephen R. Lawhead sobre Taliesin, Merlín y Arturo, y sin embargo todo lo que tiene que ver con el mito artúrico es precisamente eso: mítico. En este caso, nos encontramos con una trilogía, cuya segunda parte está rebajada en formato ebook, que nos presenta a Merlín (o Myrddin, o Emrys, o Myrddion, según la tradición que se siga) en su contexto histórico. Es cierto, no lo voy a negar, que no se trata de un acercamiento sencillo... pero cuándo lo es tratar con algo tan reverenciado como la Espada en la Roca. Eso sí, empieza la historia muchos años antes de que un jovencito se acerque a la roca a sacar una espada. Y empieza como deben empezar las historias de la auténtica Edad Media (o finales de la Edad Antigua, dependiendo de a quién se haga caso): con violencia y misticismo, dioses antiguos y recuerdos de la época prerromana. Y con un hombre que llega a una playa antigua y una niña que no sabe controlar su curiosidad.
Sí, la trama empieza de una manera dura y cruel, presentándonos un Merlín cuyo nacimiento ya estuvo lleno de portentos de esos que tanto gustaban en la época. Pero no solo eso, sino un Myrddion odiado por todos y condenado a muerte nada más nacer, aunque la inteligencia y la sabiduría de su abuela consiguen librarle de tan aciago destino. Pero es un niño destinado a la grandeza, y, como todos los grandes, tendrá que enfrentar grandes tribulaciones para alcanzar su ¿anhelado? destino. Mención especial merece la profecía que se marca Merlín en el libro... pero claro, hindsight is 20/20. Es decir, que es muy fácil hacer una profecía que llegue hasta el momento actual. Se trata en este caso de una trama clara que nos va mostrando la idílica vida de otro de los personajes que definirán el universo artúrico y cuya figura ha sido menospreciada, por lo menos, en la mayoría de los mitos que he oído, o de las historias que he visto: Ygerne (la no-esposa de Uther, madre directa de Artorux o Arthur, o Arturo, para  nosotros los hispanohablantes). Así, conoceremos la vida que su marido Gorlois se encarga de proveer para la niña de sus ojos. Al mismo tiempo, nos enfrascaremos en la guerra parricida que libran los hijos de Vortigern (el regicida que mató al padre de Uther y Ambrosio). Ah, ¿que no sabéis nada de todo esto? No es extraño, puesto que la mayoría nos quedamos con Merlín, Arturo, la Espada en la Roca, la Dama del Lago y la Tabla Redonda y sus ilustres caballeros, entre los que, por supuesto, destaca el apuesto Lancelot. Pero esa no es toda la historia... ¿cuándo lo es?

Se trata en este caso de realizar una aproximación realista al mito, permitiendo, al mismo tiempo, que gran parte de la mística perviva en las páginas del libro. Una de las cosas que os asombrarán, si le dais una oportunidad, que deberíais, es precisamente el uso de nombres gaélicos, célticos, sajones y romanos. Y es que, no nos olvidemos, si Arturo hubiera existido, tendría que haber sido precisamente en esa época oscura en que el Imperio abandonó sus territorios a manos de los bárbaros y los celtas que habían vivido bajo el dominio romano tuvieron que hacer frente ellos solitos  las invasiones de unos desarraigados y desharrapados sajones. Aunque, como siempre, hay quien dice que fue Vortigern quien les invitó a ellos y a los anglos a entrar en sus tierras. Por eso se les llama anglosajones a los ingleses. Como veis, hay cierta parte de lección de historia en este libro, muy ligera, pero ineludible. Y es que, ¿a quién no le gustaría ver la parte real de un mito como Merlín? Eso sí, la autora hace bien en colocar una explicación al final del texto en que te explica en qué se asemeja su Myrddion al Merlín mítico, y a qué mito de Merlín se acerca más. Asimismo, nos explica que si bien los invasores fueron demonizados en todas las obras celtas, probablemente no se tratase de bárbaros que destruyesen todo a su paso, sino de gente sin hogar que buscase nuevas tierras que habitar. Quizá precisamente por ese tratamiento «humanizador» de todos los personajes no hay un gran malvado, quitando al maldito que da inicio a la historia, sino muchas personas que, con sus pequeñas maldades, hacen más difícil la vida a los demás.

Es muy interesante, dentro del estilo de la autora, cómo entremezcla la realidad con los distintos mitos dando una visión de cómo pudo crecer la leyenda de Merlín que conocemos en la actualidad a partir de unos hechos posibles. Es cierto que en algunos momentos resulta un tanto árido en las descripciones, y que los combates podían estar bastante mejor descritos, puesto que la mayor parte de las veces pasan muy rápido y sin apenas contarnos cómo se combatía en aquellas épocas, o, más habitualmente, simplemente explicando rápidamente los detalles de uno de los personajes. Pero esto sucede en el libro debido a que se centra en el personaje protagonista y este se declara completamente pacifista. Por otro lado, consigue a ratos transmitir bien el enorme caudal de saber que posee Myrddion, pero no siempre tiene éxito en esa empresa, a veces parece que se lo sacara de la manga. Esto tampoco es un error exactamente, sino más bien un detallito que hace que se acerque menos al sabio del mito y más a un chico que tiene una vasta sed de conocimientos y que es capaz de razonar y tener ideas brillantes. Un detalle interesante de la edición respecto a las batallas es que antes de cada batalla te ponen un pequeño mapa con el desarrollo de la batalla. Esto facilita que, aunque no te la describan detalladamente, puedas hacerte una imagen de lo que está sucediendo.

En conclusión, nos encontramos ante una buena novela histórica que probablemente no guste a quienes se acerquen buscando al Merlín del mito artúrico, ya que se centra mucho en la especulación de lo que pudo haber pasado realmente. A mí, personalmente, siempre me interesan este estilo de novelas porque, aunque probablemente no se acerquen a lo que realmente sucedió, me dan una visión interesante de algo que tengo completamente asumido dentro de mi cabeza. Digamos que si la visión de Lawhead del mito artúrico buscaba unas bases pseudohistóricas en zonas como la Atlántida, el poder de la mente y el conocimiento especial, en esta busca las bases históricas del final de la ocupación romana y la llegada de los sajones a las tierras que conformarán Inglaterra. Tener nuevas visiones de cualquier mito nunca está de más. Además, la trilogía sale en poco tiempo completa y ya está el segundo libro para reservar al increíble precio de 4.99. Sí, suena a que os lo esté vendiendo, pero es que realmente merece la pena.

Impresión general
Puntuaciones
Personajes: 8
Ambientación: 8
Trama: 8
Estilo: 7
Tradición: 8

3 comentarios:

  1. Es mi actual lectura, lo empece ayer y por el momento me esta gustando. Espero que siga así.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Lo reseñé esta semana y a mi me gustó mucho, mucho. Me da igual como se acerquen al mito artúrico, yo lo disfruto :D Además me parece que la autora escribe muy bien ya que son más de 500 páginas que se leen de maravilla. :D

    ResponderEliminar
  3. Me llama mucho la atención pero no quiero meterme en otra trilogía sin antes terminar las que tengo empezadas.

    ResponderEliminar