21 de enero de 2014

Criminales con clase

Una gran ladrona nunca cuenta sus trucos, pero el hacedor consiguió que le contase sus aventuras.

Título: Criminales con clase
Título original: Uncommon criminals: A Heist Society novel
Autora: Ally Carter
Traductora: Julia Alquézar
Editorial: Molino
Saga: Ladrona con clase II
Sinopsis: Katarina Bishop ha recibido muchas etiquetas a lo largo de su corta vida. Amiga. Sobrina. Hija. Ladrona. Pero en los últimos dos meses ha sido simplemente, la chica que robó el museo más prestigioso del mundo. Así que no se sorprende mucho cuando le proponen robar la famosa Esmeralda de Cleopatra, aunque sea para devolverla a sus legítimos propietarios.

Opinión: Una vez hechas las presentaciones en Ladrona con clase, nos encontramos con una Kat que, pese a su promesa al final del primer libro, no puede evitar cumplir con su deber hacia los damnificados, ni mucho menos hacer oídos sordos a una llamada de atención por parte de una figura mítica. Y cuando la mayor esmeralda del mundo aparece en Nueva York, ¿adivináis a quién le toca robarla? Por supuesto, a nuestra ladrona favorita acompañada del niño rico y de su prima. Sí, al principio volvemos a no tener el equipo montado, pero ya habrá tiempo a lo largo del libro.
Los personajes, como en el anterior, son personajes directos, que no buscan ocultar secretos, sino que muestran sus emociones y sus necesidades de una manera directa. Aunque esto no es cierto para todos los secundarios, por supuesto. Ahí tenemos a los dos intereses románticos, que en este libro se reducen rápidamente a uno solo, lo que hace mucho más interesante la historia, la verdad. Además, podemos ver claramente el rol que cada personaje adopta en cada uno de los planes que se desarrollan. Si hablamos de la protagonista, sin embargo, podemos ver que sigue siendo el lugar donde el lector busca la inteligencia, la heroína afortunada cuyo trabajo y cuya inteligencia solo son un incentivo para que la suerte, esa diminuta partícula de suerte que puede hacer que los planes salgan realmente bien, la alcance. Eso, y esconder secretos al lector, como toda buena película de ladrones en plan Ocean's Eleven. 

La comparación no es fiel del todo, pues aunque son ladrones, en este caso son ladrones con buen corazón. Solo roban aquello que está en manos que no son las adecuadas. Precisamente por eso, cuando se encuentre con una situación donde eso no esté claro, la protagonista tendrá problemas. Más allá de esos pequeños problemas, se esconde una forma de introducirnos más de un robo y más de una estafa en el mismo libro, cosa que se agradece porque consigue que sigas queriendo leer más libros de la saga. Porque no podemos pensar realmente en estos libros como «saga» en el sistema más habitual, es decir, como si todos formaran parte de un superarco argumental mientras contienen dentro su propio arco —o ni siquiera—. No, en este caso nos tenemos que aproximar a la trama del libro como si fuera un episodio de una serie. Como tal, sabemos que al final del capítulo lo más probable es que lleguemos a una situación de status quo casi, pero eso no quita para que disfrutemos del viaje y de los conflictos que se suceden a lo largo del mismo.

El estilo también se aproxima mucho a lo que podríamos esperar de un capítulo novelado, sencillamente nos encontramos con algo rápido de leer, con descripciones centradas en mostrar los objetos que resultarán importantes durante esa escena —o que pueden dar pistas para las siguientes—. Precisamente por esta parquedad, muchas veces no parece bastar con esas descripciones y esperas que haya algo más, pero no, todo se queda debidamente en tinieblas. Las descripciones de los personajes, en particular, se convierten en huecos que el lector tiene que rellenar, pues la escritora se centra más en las emociones que transmiten, en lo que siente alguien que les ve, que en realmente cómo son. Esto tiene un punto muy positivo, y es que nunca te encuentras ninguna descripción que no te cuadre con el personaje.

En conclusión, podemos decir que es un libro perfecto para entretenerse, con la dosis adecuada de amor, acción, conspiraciones y momentos divertidos. Quizá por eso, acaba sabiendo a poco y espero con ganas que saquen los siguientes, así como la otra saga de la autora. Se trata de unos libros que no buscan decir más de lo que dicen, no buscan engañar ni hacer que el lector se replantee su vida, simplemente, como si fueran capítulos de una serie, buscan mantener al lector enganchado, objetivo que consigue con sobresaliente.

Impresión general
Puntuaciones
Personajes: 7
Trucos: 8
Trama: 7
Estilo: 8
Final: 8

2 comentarios:

  1. ¿a ti te pareció que Kate y Hale acaban este libro siendo pareja? es una duda que tengo desde que leí el tercero (y me daba mucha pereza releer el segundo).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uhm... están en el limbo xD Mucho más cercanos a ser una pareja que no, eso es cierto... pero no son pareja del todo.

      Eliminar