15 de noviembre de 2013

Beautiful Stranger. Un desconocido encantador

Título: Beautiful Stranger. Un desconocido encantador
Autoras: Christina Lauren
Saga: Beautiful Bastard II
Editorial: Random (RHM)
ISBN: 9788415725411
Páginas: 304
Sinopsis: Una mujer decidida a exprimir la vida al máximo.
Un playboy deliciosamente encantador.
Una relación secreta.
Un deseo irrefrenable.
Sexo, insolencia y adrenalina en el corazón de la Gran Manzana.

Opinión: Segunda entrega de esta saga tan Beautiful. Si de la primera, Beautiful Bastard, dije que me había gustado y resultado fresca por el contraste entre Chloe y Bennett, he de decir que de esta, Beautiful Stranger, me ha resultado surrealista. Ha sido un cambio de perspectiva tan... chocante, que no he podido evitar leerlo con malos ojos. Seguimos con la misma premisa del género (romántica-erótica) en la cual la trama brilla por su ausencia y solo importa una sola cosa. Y quizá eso es lo que más me ha chirriado en este libro.

Aunque en Beautiful Bastard la trama tampoco es que fuera lo más, al menos existía una ambientación y un escenario en el cual giraba todo: el trabajo. En Beautiful Stranger eso ni siquiera es importante. La base radica en Sara, una mujer que acaba de romper completamente con su anterior vida, que busca un cambio radical y desinhibirse por completo y hacer todo lo opuesto a lo que hacía antes, es decir, descontrolarse y ser una salvaje a la que no le importa hacer locuras y obscenidades en sitios públicos. Y... en fin, digamos que eso a mí en particular no acaba de encajarme. ¿Cómo es posible que de repente ese cambio salga porque sí? ¿Después de seis años de relación en la cual has estado siempre infravalorada, por qué de pronto se te olvida y decides que no ha existido? No hay un proceso de adaptación, no hay siquiera una reflexión ni «pelea interna» para madurar. Simplemente, hala, conozco a un chico en una discoteca, me pone cachonda su acento británico (comprensible) y sus juegos eróticos de palabras y me voy a volver una hembra en celo (por decirlo de alguna manera). ¡Que no lo conoces!

Y claro, si esa es la premisa en la que se basa la novela... el resto es que no se sostiene. Por mucho que luego la relación entre los dos sea tan incendiaria y debido a las «normas» empiezan a darse cuenta que no es suficiente. (Y sí, normas entre comillas porque se las pasan por la torera cuando más les conviene a cada uno). Además, no hay realmente ningún impedimento que les separe, ni que haga que su relación se distancie ni se rompa. Es todo tan... extraño, que no sé por dónde cogerlo. Otra de las cosas tan extravagantes y peculiares que tiene la pareja es que les pone mucho hacerse fotos en plena faena. Y no solo eso: luego también hacen copias en papel y las envían por correo enmarcadas. Si a eso le sumamos que los dos tienen una gran capacidad para a traer a la prensa y salir en revistas de cotilleo (y que ella tiene un pavor enorme a que eso suceda)... ¿cuál sería el hecho más normal que debería ocurrir? Pues no. No, porque tal y como está hecho es un NO. Así que más incongruencias para la saca.

A pesar de todo eso, la historia, como su antecesora, se lee muy rápido y nos muestra los dos puntos de vista distintos de cada protagonista. Veremos además a Chloe y Bennett de pasada (pero no esperéis gran cosa, no tienen un papel relevante) y volveremos a poder distinguir perfectamente las voces gracias a la edición que tiene el libro en el cual cambia la tipografía según quien hable (también ocurría en Beautiful Bastard, pero se me olvidó mencionar ese detalle en su reseña). Así que, si no os importa una trama inexistente y solo queréis disfrutar de un libro con una pareja muy incendiaria, provocativa y extravagante, adelante.

Impresión general
Puntuaciones
Personajes: 5.5
Amor: 6.5
Trama: 3.5
Sexo: 9
Estilo: 6.5

2 comentarios:

  1. El primero me gusto mucho así que a ver si este ofrece algo parecido. Aunque por lo que veo es un poco peor.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Pues sinceramente, tenía muchas ganas de leer este libro, pero después de esta reseña... ais... jajajaja no se, quizás es un buen libro para pasar el rato...
    Besos!!

    ResponderEliminar