17 de octubre de 2013

Horda

Escuchó el hacedor hablar del final y del nuevo comienzo de la tierra de las cuchillas

Título: Horda
Título original: Horde
Autora: Ann Aguirre
Traductora: Eva González 
Saga: Razorland III (y final)
Editorial: Hidra
Páginas: 583
Sinopsis: Se acerca el fin. Y antes de que llegue, alguien va a morir. Salvación a duras penas logra resistir el ataque de los Engendros. La casi infinita Horda de monstruos ha condenado a la humanidad definitivamente: ya no queda lugar seguro. ¿Cómo podría una joven como Dos, por muy diestra en combate que sea, equilibrar la balanza? Dos, Van, Tegan, Stalker… ¿quién logrará sobrevivir?

Opinión: Uno de los mejores finales de los últimos libros de este estilo. Quizá es la forma en que finalmente te van dejando caer las pequeñas pistas para saber cómo acabará, unido al siempre interesante personaje que es Dos o los momentos de dolor que se recorren en el libro y su naturalidad, pero desde luego no puedo sino sacarme el sombrero ante semejante despliegue de arte finalizatorio. Muchas sagas consiguen mantenerte bien durante la saga para luego decepcionarte en el último libro, como a muchos les pasa con Sinsajo o incluso con Requiem, y reconozco que a mí ese final no me gustó demasiado. Sin embargo, de vez en cuando, encuentras una saga o un libro que cierra todos los frentes y te deja con una sensación de paz después de terminarlo que consigue que te enamores definitivamente de la saga. Ese es el caso de Horda, que redondea los buenos presagios que nos daban Enclave y Refugio. Sencillamente se convierte a Razorland en una de las sagas mejor terminadas que he tenido el gusto de leer.

Y todo comienza con el tratamiento de los personajes, que ya habían pasado por mucho en el libro anterior. El comienzo del libro en este aspecto ese todo lo que podíamos esperar, con la descripción de nuevos personajes y la evolución de los antiguos, especialmente Van y Dos. Todo el libro nos mostrará la evolución de ambos con mucho detalle, haciendo que les cojamos muchísimo cariño, por no hablar de Tegan y Stalker, dos de los mejores secundarios que me he encontrado. Conforme vayamos descubriendo nuevos detalles de cada personaje nos asustaremos más al verlos enfrentarse a grandes peligros... hasta que nos sintamos seguros, cosa que el libro castigará con todas sus fuerzas. La construcción de los personajes en esta última parte consigue que realmente nos sintamos parte de la familia que forman, lo que hace que el final se convierta en un auténtico deleite para el lector.

Evidentemente, aunque la construcción de los personajes sea tan buena, es la historia, aunque en algunos momentos no consiga que el ritmo funcione bien, lo que hace que consiga ser un final de saga redondo. Digo lo del ritmo porque es cierto que a veces se ralentiza en exceso y resulta un tanto molesto. Y no con descripciones sino que simplemente parece que hubieran puesto un dique a la acción o a la historia y estuviese esperando para desbordarse. Por otro lado, la historia en sí está perfectamente hilada, de manera que todos los detalles desde el primer libro acaban acercándose en la actualidad de manera que podamos tener uno de esos finales donde todo se reúne al final (en ese sentido, y solo en ese sentido, me ha recordado un poco a los de Diana Wynne Jones, como en El castillo ambulante). En definitiva, una forma de resolver al historia que deja al lector completamente satisfecho, sin ningún cabo suelto por el que continuar la historia.

En cuanto al estilo de la autora, tengo que decir que en este libro me ha parecido que los combates no acababan de cuajar tan bien como sí lo hacían en los anteriores, sobre todo hacia el final, donde se salta toda la parte de tácticas y demás para mostrar una escena de violencia inusitada y marcharse. No sé, en los anteriores parecían más centrados en las tácticas que en la lucha en sí (o por lo menos así los recuerdo. En cuanto a la descripción de sentimientos, podremos ver los de Dos con una claridad absoluta, y se nos mostraran los de los demás con total calma, permitiéndonos cogerles cariño con facilidad. Quizá Dos sea demasiado observadora para ser real en algunos momentos, pero en general funciona perfectamente, excepto por un cambio hacia la mitad del libro en los sentimientos de uno de los personajes que parece simplemente sacado para que queden todos como deben. Lo que no hace que sea peor, sino simplemente menos verosímil.

En definitiva, si sois de los que solo os leéis las sagas si sabéis que el final va a merecer la pena, estáis tardando en lanzaros sobre esta saga. Tendréis de todo, momentos divertidos, trágicos, románticos, violentos y conmovedores. Es más, teniendo en cuenta que los zombis por lo general no son uno de mis temas favoritos, imaginad cómo puede ser de buena esta saga para que diga que le deis una oportunidad incluso en ese caso. Y es que literariamente es una de las sagas más satisfactorias de los últimos tiempos. Desde aquí quiero agradecer a Hidra la apuesta que ha hecho para traernos Razorland



Impresión general
Puntuaciones

Trama: 8
Personajes: 7
Estilo: 9
Verosimilitud: 9
Final: 9

3 comentarios:

  1. Este es el único que me queda por leer, de momento la trilogía me esta encantando. A ver que me parece el desenlace.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Personalmente, me parece que el desenlace es mejor aún que los dos libros anteriores.

      Eliminar
  2. Coño, pues no sabía que era tan buena. Y yo tengo intención de comenzar a leer sobre zombis.


    ¡A por ella!

    ResponderEliminar