21 de octubre de 2013

El hijo de neptuno

Vio el hacedor algunos griegos acercarse a territorio latino 

Título: El hijo de Neptuno
Título original: Neptune's son
Autor: Rick Riordan
Traductor: Ignacio Gómez Calvo
Saga: Los héroes del Olimpo II (Percy Jackson VII)
Editorial: Montena
Páginas: 460
Sinopsis:TRES AMIGOS.
UNA MISIÓN DE LOCOS.
Y UN ENEMIGO CON PODERES SOBREHUMANOS.
¿A qué juegan los dioses del Olimpo? Gea, la madre Tierra, está despertando a un ejército de monstruos para acabar con la humanidad... y ellos se entretienen mareando a los semidioses, los únicos que pueden derrotar sus perversos planes.
Ahora han mandado a Percy al campamento Júpiter casi sin recuerdos y con la inquietante sensación de que él, el griego, es el enemigo. Por suerte, contará con el apoyo de Hazel, una chica nacida hace más de ochenta años, y de Frank, un muchacho que todavía no sabe muy bien cuáles son sus poderes (ni si los tiene).
Juntos deberán emprender una peligrosa expedición para liberar a Tánatos, el dios de la muerte, de las garras de un gigante...

Opinión: Continuamos, ahora sí, con las aventuras que Percy Jackson estaba teniendo durante El héroe perdido, y no nos decepciona Rick Riordan. Nos encontramos, ni más ni menos que con la séptima parte de la macrosaga y sigue estando tan interesante como al principio, si es que no lo supera. No se puede negar que la forma en que continúa la historia, con un Percy amnésico que nos va a descubrir cada detalle de la vida de los semidioses que engendran los dioses romanos merece la pena. No solo eso, sino que volveremos a ver a antiguos conocidos, algunos de los cuales retrotraen su historia hasta el segundo libro de la primera saga, El mar de los monstruos (lo cual es interesante si nos fijamos en que esta es la segunda parte de la nueva saga).


En este caso, los personajes nos recuerdan los valores que regían las legiones romanas. Desde el mismo momento en que Percy se despierta y se encuentra con Lupa, loba patrona de Roma, veremos las nada sutiles diferencias entre la concepción romana de las deidades y la griega. Un tema muy importante es precisamente esa amnesia por parte de Percy, que hace que, por lo menos en mi caso, surja una pregunta: ¿un amnésico mantendría su personalidad siempre? En este caso, además, nos encontramos con otra sorpresa de las grandes: aparece de nuevo Nico de Angeli, aunque solo sea de pasada, y solo sirva para liar aún más al pobre Percy. Por otro lado, tenemos a los dos compañeros de Percy en su nueva aventura: Hazel y Frank. Ambos tienen muchos secretos que se van desvelando a lo largo del libro, y comparten grupo con Percy. Lo bueno de esta nueva saga es que tienes más héroes que comparar, dado que Frank y Hazel son completamente distintos a Leo, Annabeth y cualquiera de los griegos. De hecho, esa va a ser una sensación que nos va a dar el libro, estar completamente alejados de los griegos ha dado a estos latinos uan visión completamente distinta del mundo.

Por otro lado, la trama sigue el camino del héroe: búsqueda de un objeto maravilloso con el que derrotar a una criatura indestructible. A pesar de los distintos momentos por los que pasan, y las distintas personalidades míticas con las que se encuentran, todo se acaba reduciendo a esa estructura tan clásica. Quizá es una de los caminos que mejor le sientan a esta saga, ya que los personajes tienen que enfrentarse a situaciones que todos podemos reconocer de nuestros tiempos con los mitos. No se puede decir a estas alturas que sea original, pero casa perfectamente con, recordemos, el séptimo libro de una saga que basa parte de su atractivo literario en acercarse a la forma en que los mitos del héroe están construidos. Por tanto, aunque no asombrará a nadie, todo el mundo la disfrutará. Y eso es más de lo que se puede decir de otras tramas, la verdad. Así que, desde mi punto de vista, el hecho de que parta de unos tópicos y solo le añada algunos puntos interesantes en cuanto a redención y en cuanto a poderes solo le da más fuerza literaria.

Si hablamos del estilo, volvemos a encontrarnos con lo que todos esperábamos desde la salida de El héroe perdido, ya que si algo tiene Rick Riordan es que sus sagas mantienen perfectamente definido el tipo de narrador que necesitan para contar la historia. Volvemos a encontrarnos pues, con un narrador en tercera persona pero que funciona como cámara al hombro de los distintos personajes. Como siempre, esto puede gustar más o menos, a mí personalmente me parece una forma de retrotraerse con más claridad hacia la literatura épica de la que tan sagazmente bebe. Precisamente debido a esta forma tan interesante, que además resulta perfecta en este caso para narrar los distintos puntos de vista y los distintos flashbacks que vamos a vivir. Tiene, como punto en contra, que quizá los momentos de combate resulten mucho menos efectistas contados desde este punto de vista de lo que lo eran cuando la vista estaba dentro del personaje, pero claro, no todos pueden ser los Kane con su Pirámide Roja

En definitiva, dudo que la reseña de este libro os vaya a hacer lanzaros a por la saga, aunque, sin duda, deberíais darle una oportunidad. Se trata de un libro muy continuista, a pesar de las distintas novedades que introduce, ya que busca complacer precisamente a esa multitud de fans que esperan como agua de mayo los libros de Riordan.

Impresión general
Puntuaciones
Trama: 9
Personajes: 9
Ambiente: 9
Estilo: 9
Magia: 9

4 comentarios:

  1. ¡Adoro Percy Jackson! A mi me gustó muchísimo el libro también, me muero de ganas por leer los próximos ^^

    ¡Te sigo!
    http://thewordsofbooks.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Pues yo desde que probé la primera parte de su trilogía de dioses egipcios estoy deseando poder seguir con él, la verdad. Aparte de una historia que engancha, la narración es bastante pulcra y bonita, por lo que me parece que este hombre puede atraer a muchos jóvenes a la lectura. ¿Qué opinas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que me alegraría puesto que tiene un estilo de aventuras muy agradecido. Me parece infravalorado en cuanto a su capacidad para atraer a la lectura.

      Eliminar
  3. Jo, me molestó mucho no recordar bien a Nico ;;__;; Y encima el muy capullo hace como que no conoce a Percy de nada, y no ME ayuda a recodarlo a MÍ. Encima, para colmo, no hacía más que aparecérseme la imagen de Anubis de los Kane... Y así no había manera xDDDD (Ya tengo ganas de llegar a la Casa de Hades donde seguro que sale mucho mucho. ¡Seguro que hasta es "narrador"!).

    Tánatos me ha molado mucho... Ese Cupido que no es Cupido... ¿Pero qué leches les pasa a todos los dioses de la muerte? ¿Por qué están tan buenos? XD

    ResponderEliminar