3 de octubre de 2013

Beautiful Bastard. Un tipo odioso

La Hacedora se sorprendió al descubrir a un ladrón tan descarado de prendas... íntimas.

Título: Beautiful Bastard. Un tipo odioso
Autoras: Christina Lauren
Saga: Beautiful Bastard I
Editorial: Random (RHM)
ISBN: 978-84-15725-40-4
Páginas: 268
Sinopsis: Una joven ambiciosa.
Un ejecutivo perfeccionista.
Un odio insoportable.
Una atracción irresistible.
Una mezcla perfecta de sexo, amor y mucho descaro.

Opinión: Antes de cualquier cosa, debo decir que este libro pertenece a lo llamado literatura romántica-erótica, llegado a España posiblemente gracias al boom de Cincuenta sombras, que fue quien lo puso en auge. Con esto no quiero hacer una crítica hacia las modas, ni hacia los gustos, ni nada por el estilo, simplemente avisar para aquellos que no estén acostumbrados a este tipo de lectura que lo que en este libro se van a encontrar es eso: romántica-erótica. ¿Y en qué consiste? Como en cualquier novela romántica, la relación entre los personajes principales es lo más importante de todo. De esa manera, conoceremos su personalidad y, sobre todo, la interacción que tienen entre sí. Hasta ahí normal, ¿no? La diferencia está en el específico de «erótico». Con esa etiqueta ya están avisando de que lo más importante en la trama va a ser la relación que surja entre los dos protagonistas por medio del sexo. Por ello, esta reseña va a tener en cuenta el género y la categoría a la que pertenece y desde ahí opinaré sobre la novela.

Descubrí este libro por internet, cuando aún no había sido anunciado que llegaría a España y sentí curiosidad por el hecho de que el libro estuviera escrito por dos chicas (Christina y Lauren) y que contara la historia a su vez con dos voces (Bennett y Chloe). En este tipo de novelas resulta muy llamativo que el chico tenga voz y pensamientos propios, pues lo normal es verlo siempre desde el punto de vista femenino y los sentimientos que ella tiene con relación a todo. Aquí, en cambio, se reparten esa tarea y podemos disfrutar de un complementante mutuo, lo cual resulta muy interesante. Descubriremos las intenciones y significados de las acciones que hacen, pues las demostrarán con sus pensamientos, y dejaremos de malinterpretar todos esos comportamientos que siempre crean confusión. Pero que lo sepamos nosotros no significa que lo sepan ellos, pues si no lo dicen en voz alta ¿por qué debería saber el otro lo que piensa? Esto quiere decir que, por supuesto, habrá muchos malentendidos entre los dos que hará que su relación se caliente y se complique. Y es que Chloe no deja de ser la becaria del señor Ryan y, claro, mantener una relación, o como lo quieran llamar, puede dar muy mala imagen y poner en peligro sus puestos de trabajo.

Como ya he dicho al principio, la historia va a girar en torno a la lujuria y a los sentimientos inexplicables que los protagonistas sienten el uno hacia el otro. Se odian desde la primera página pero... la tensión sexual que los envuelve, así como todas esas chispas que provocan mientras están juntos, irán despertando unos sentimientos que, con el paso del tiempo, y cuanto más tiempo estén cerca, se irán diluyendo hasta descubrir qué significan. ¿Por qué Bennett se sentirá tan posesivo con Chloe? ¿Por qué ella no puede evitar sentir celos cuando le ve con otra mujer? Esas respuestas que, como siempre, ya sabemos de ante mano en una novela de este estilo, pero que, aun así, queremos leer y descubrir por nosotros mismos. La trama de por sí no es para nada original, ni relevante siquiera; aquí uno puede encontrar lo que ofrece la novela por sí misma. Con respecto a la narración, y sobre cómo estos dos se dividen las escenas y sus pensamientos, hace que la historia se vuelva adictiva y acalorante. Os aconsejo que tengáis un ventilador a mano porque, si os metéis entre las páginas de esta novela, os hará falta por la subida de temperatura que experimentaréis.

Impresión general
Puntuaciones
Personajes: 7.75
Amor: 7
Trama: 5.5
Sexo: 10
Estilo: 8

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada