30 de agosto de 2013

Mírame y dispara

Se encontró el hacedor con una pareja de mafiosillos de poca monta.

Título: Mírame y dispara
Autora: Alessandra Neymar
Editorial: Montena
Saga: Mírame y dispara I
Páginas: 430
Sinopsis: Kathia Carusso, una joven adolescente de la alta aristocracia italiana, regresa a Roma tras muchos años de internado sin entender muy bien por qué su familia la quiere de vuelta. Allí se reencuentra con Cristianno Gabbana, un conocido de la familia con quien nunca ha tenido muy buena relación. Cristianno es terriblemente atractivo, impulsivo, y no parece tener más preocupaciones que las peleas con otras bandas y coquetear con chicas de piernas largas. Al empezar el curso, Kathia y Cristianno verán que no sólo comparten la misma clase sino también el mismo grupo de amigos. Lo que empezará con odio irá desembocando a una tensión cada vez más fuerte, con provocaciones cada vez más descaradas y situaciones límite… Y cuando finalmente ambos se atrevan a aceptar sus verdaderos sentimientos, deberán sortear obstáculos que nunca hubieran ni imaginado…

Opinión: Lo primero que tengo que decir y advertir es que no esperaba más de este libro. Nos encontramos ante una novela que lo sacrifica todo en pos de resaltar una relación de pareja… o algo así, ya que realmente no es precisamente una de las mejores parejas que he podido encontrar en la literatura. No tienen realmente ningún obstáculo a su relación, más allá de la mutua perfección, y ni siquiera tienen frases especialmente bonitas. Sin embargo, tiene algunos puntos positivos, una velocidad supralumínica y un ritmo acelerado que encubren muchos errores que resaltan en cuanto te fijas en lo que estás leyendo. Por eso, aunque no esperaba que este libro fuera la panacea, tampoco puedo evitar que todos los fallos que se han lazando a mi cara pasen completamente desapercibidos, porque me han dejado marca. Así pues, lo que a continuación os espera es una opinión minuciosa sobre algunos detalles que no he podido dejar escapar. A pesar de lo poco que me gusta que los haya, no he podido evitar algunos spoilers para explicar exactamente los fallos.

La trama, si es que podemos llamarla así, nos lleva a seguir por un lado a Cristianno Gabanna, personaje especial, (aunque por cómo la autora describe a Mauro, este es básicamente un clon suyo, pero sin su lengua afilada). No niego que los tomas y dacas en que se enzarzan Cristianno y Kathia son divertidos en algunos casos; en otros son más propios de niños de parvulario que de gente de diecisiete casi dieciocho años. En cualquier caso, seguimos por un lado a Cristianno, hijo de mafiosos y mafioso por derecho propio, a quien la sangre no le asusta y es capaz de orquestar asesinatos y todo tipo de malas artes sin despeinarse. O eso pensamos hasta que descubrimos que tiene su corazoncito, que late por la protagonista y teme su reacción cuando descubra su oscuro pasado... Primera cosa a destacar: un oscuro pasado que no tiene consecuencias negativas, sino solo positivas, ni es oscuro ni es nada. Sí, todo eso que os he contado de su pasado mafioso solo le ha convertido en un chulo… que no tiene claro qué quiere nunca. Pero no os preocupéis, si sois hormonas con patas podéis deleitaros con infinitas descripciones de su maravilloso trasero, sus músculos de acero, su sonrisa profident y su cabello digno de galán de Hollywood. Al fin y al cabo, ¿a quién puede molestarle que en cada página hablemos de lo maravilloso que es Cristianno? ¿Os he dicho que todas las chicas babean por él? ¿Y que no les importa que les trate como trozos de carne? ¿A que todas le deseáis ahora mismo?

Por otro lado, para el público masculino, o para que la réplica a Cristianno tenga algo de peso, nos encontramos con Kathia. Una maravillosa chica que acaba de salir de un internado de chicas y está más salida que el pico de una mesa. Y digo maravillosa porque realmente lo es. Te maravilla su capacidad de discernimiento, la velocidad con la que pone a trabajar su elevado coeficiente intelectual solo equiparable a su gusto en moda. También puedes maravillarte de su capacidad para meterse en todos los problemas o para ser incapaz de dilucidar a qué se dedica su familia. Pero eso sí, su trasero prieto, sus curvas, su cabellera sin rival, sus movimientos sexis, o su actuación provocadora y al mismo tiempo inocente frente al sexo opuesto tienen que ser algo en lo que las chicas se vean reflejadas (o que excite a los chicos… que uno ya no tiene claro qué se busca). Baste poner como ejemplo de la forma tan ilógica de actuar su primer encuentro con Valentino: Me da asco cómo me mira... me voy a contonear un poco delante suya a ver si consigo que deje de hacerlo. ¿En serio? ¿No hay ninguna otra manera de evitar que te miren? Ah, pero es que le gusta que la miren de forma lujuriosa... dicho por ella. Por no hablar de que, para ser una niñita que ha vivido protegida en un internado buena parte de su vida, es de lo más atrevida. ¿Situaciones de vida o muerte? Eso es pan comido. Por lo menos no es la damisela en apuros, pero... para no serlo siempre acaba teniendo que ser rescatada. ¿Estará diciendo que aunque una chica se esfuerce al máximo si no tiene a un Cristianno es imposible que se libre de los babosos y violadores que la rodean? ¿Es un modelo bonito de protagonista? Aparte, por supuesto, de su supuesta inteligencia que la hace volver a una casa donde ha visto cómo traicionaban a los Gabbana con la ropa de la cabecilla de los Gabanna, menos mal que siempre habrá sirvientes con cabeza para esos casos.

Entonces, como rival insustituible para los afectos de Kathia aparece Valentino, un auténtico gilipollas con todas las letras. Y ahora voy a complicarlo un poco: todos forman parte de la mafia. O mejor dicho de la Mafia. Capaz de alterar resultados electorales, dominar la ciudad de Roma y tener en el bolsillo a toda la policía. Oh, espera, no, que esos son solo los Gabbana; el resto son meros pardillos con más pinta de pandilleros barriobajeros que de auténticos capos de la mafia. Pero Cristianno no es capaz de hacer una cosa a derechas y matar al hijo de puta de Valentino, no, simplemente le deja escapar una y otra vez… ¿En serio? Por no hablar de la aceptación por parte de una familia mafiosa de que maltraten a la hija como si no pasara nada. Aunque claro, todo tendría sentido si realmente Kathia no es hija de su padre, aunque eso podría complicar, o no, la historia con Cristianno. Pero si pensáis que vais a tener una novela autoconclusiva porque la trama no da para más que para un libro, os equivocáis de lleno y vamos a acabar en final abierto con todo en el aire y sin visos de publicación para la segunda parte (aunque según mis últimas informaciones, la autora está sacando fragmentos a la web mientras la mueve en otras editoriales). En serio, viendo cómo les está llevando hacia el final con un tono claramente descendente, el final se nota forzado a más no poder para obligar a una segunda parte. Con lo bien que hubiera quedado en autoconclusivo, así no tendríamos que preguntarnos cómo demonios sobreviven a una explosión que se lleva un barco por delante. No hace falta estirar la historia como un chicle... por más que añadas subtramas que a nadie interesan por la poca verosimilitud que tienen. Es como si pensaran en los negocios simples, los que llevan el día a día de unos mafiosos, y decidiesen que ningún mafioso de verdad se rebajaría a ese punto. Un poco de extorsión o algo más cercano a la calle, en vez de las peleas pandilleras y hasta podría creérmelo mejor.

Mi pregunta al ver que aún no he hablado de la trama real del libro sino solo de las relaciones de los personajes sería: ¿importa realmente la trama en esta novela? Probablemente el lector diga Sí, por dios, dame una tabla a la que agarrarme entre tantas hormonas y personajes planos. Pues más vale que utilices a los personajes planos para agarrarte, porque a la trama no vas a poder. Una trama de traición donde dos familias se unen (una de ellas de la ingente cantidad de TRES miembros) para derrocar a una tercera, amenazando con liberar un virus del fin del mundo. Si dijera que tiene lagunas estaría siendo muy amable. Para empezar, porque las familias se llevan BIEN, ambas se llevan beneficios de aquella a la que piensan derrocar. ¡¿por qué vas a hacer eso?! Te llevas pasta sin ponerte en peligro. ¡¿Qué maldito beneficio esperas conseguir?! Y no me digas que es porque son ambiciosas... porque si lo fueran en vez de intentar traicionar cuando están en clara minoría, se esperarían a tener más herramientas de presión. Por supuesto no es esta la única parte de la trama de las tres familias que resulta extraña. La confianza entre Valentino y el padre de Kathia también resulta mosqueante, tanto es así que casi puedo asumir que Kathia y Helena son la misma persona, cosa que tendría aún menos sentido. A no ser que haga como algunas sagas y quiera dar vueltas a la posible imposibilidad de la relación. En cualquier caso, hay unos huecos en la trama que hacen que la lectura se convierta en un Venga, y ahora qué. Y eso no es bueno, precisamente. 

En fin, todo esto si el estilo fuera lo suficientemente depurado quizá tendría un pase. Obviamente eso no es lo que sucede, sino que nos encontramos con una mezcla de registros que consiguen que sea incómodo. Algunos momentos ponen frases excesivamente complicadas para luego pasar a ser bastos de una manera directa. Por no hablar de las repeticiones y la forma tan cutre de resaltar la perfección que suponen algunos personajes. O directamente la forma en que describe los sentimientos como si fueran cosas sin importancia real. En general, lo que nos encontramos resulta burdo, escrito como si realmente solo quisiera transmitir de manera directa lo hermosos y perfectos que son los personajes. Sin embargo, al dejar completamente descuidado el lenguaje utilizado así como las distintas descripciones consigue que los personajes resulten molestos e incoherentes. Eso sí, hay una serie de cosas que hace bien en el tema del estilo. Lo primero es que la voz de Cristianno y la de Kathia se diferencian perfectamente, cosa que en este estilo de novelas a dos voces es muy de agradecer. También podemos hablar de un ritmo trepidante en muchas de las secciones del libro, siendo además muy fácil seguir la acción, combinación difícil de conseguir en algunos casos.

En definitiva, normalmente tengo mucho cuidado al leer libros que se han llevado premios. Por algún extraño motivo, y me pasa lo mismo con las películas, los premiados nunca me parecen tan buenos como otros piensan. En este caso, sin embargo, se trata de un tema completamente objetivo: la documentación es una birria, los personajes son perfectos, pero tienen tonterías de un nivel único, y la trama no tiene ningún sentido. Así como Antídoto me pareció un libro que merecía más que el segundo lugar, no entiendo cómo este libro pudo llevarse un premio.  

Impresión general
Puntuaciones
Trama: 3
Personajes: 2
Estilo: 3
Documentación: 2
Amor: 5

5 comentarios:

  1. Cuando salieron las dos novelas para votar cuál era la ganadora, este fue mi pensamiento:
    La otra llegué a las 10 páginas y paré, me parecía topiquísima. Vote por ella...
    Porque de esta alcancé a leerme una página y cosas sueltas. No había forma de engancharme, le encontraba muchos defectos (los que has señalado) y con la que se levantó (fans, detractores, jurado del premio...) me repelió el triple y, por lo que me cuentas, sigue sin ayudar mucho el asunto :s. En fin, espero que la muchacha aprenda del asunto, porque no veo que debiera ganar (sí, sé que hablo sin habérmelo leído entero... como para hacerlo). Xa-LFDM

    ResponderEliminar
  2. OMG! Por diox, qué despropósito más grande ._____. Ni con un palo me acerco a eso mal llamado libro D=

    Espero que tus neuronas se hayan recuperado después de esta cosa XD

    ResponderEliminar
  3. Mira voy d acuerdo a q a veces la perfeccion d los personajes a veces resulta molesto....pero m parece q no deberias d hablar asi si en realidad no le entiendes.....ya q en primera no hay ninguna familia d las q se mencionan tiene solo 3 integrantes.....asi q cuando en verdad entiendas lo q lees.....creere en tu referencia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Normalmente dejaría tu comentario como algo divertido y tal... pero hoy me has pillado con el pie cambiado. Si no lo dicen, lo dejan entrever al ver que todos los sicarios o son parte e los Gabanna o de la familia de Kathia, pero no hay ninguno que responda ante Valentino por ser de su familia. Por tanto, si llega al extremo de mostrarme la cantidad de "soldadesca" que tienen las otras dos familias pero no me dice nada de la otra, tendré que suponer que solo son esos tres. Por no hablar de la falta de primos y demás familia cercana en ese caso que sin embargo sí se menciona, aunque sea de manera distante, en el resto de familias.

      Así que... sí, la familia de Valentino se compone de TRES miembros. Si no, que lo hubiera dicho directamente. Y, de todos modos, ese es el menor de los problemas de la trama.

      Eliminar
  4. Voy d acuerdo a q a veces la perfeccion d los personajes desespera...sin embargo n parece q no comprendist la trama ya q ninguna familia d las q c mencionan tiene 3 miembros.....asi q t pido q leas bn para q los dmas puedan ver la verdadera reseña

    ResponderEliminar