10 de julio de 2013

Onyx

La luz cegó a esta Hacedora cuando intentó acercarse y conocer a un Luxen en particular...

Título: Onyx
Título original: Onyx
Saga: Lux II
Autora: Jennifer L. Armentrout
Traductora: Aida Candelario Castro
Editorial: Plataforma Neo
Sinopsis: Desde que Daemon me curó con sus poderes alienígenas, vivimos conectados. Y él está empeñado en demostrarme que sus sentimientos hacia mí no se deben solo a nuestra extraña unión extraterrestre. Me he propuesto no acercarme a él, a pesar de que me resulta complicado resistirme a sus encantos. Pero tenemos problemas más graves. Algo peor que los Arum ha llegado al pueblo...
El Departamento de Defensa está aquí. Si descubren que Daemon tiene poderes y que estamos conectados, podemos darnos por muertos. Además, hay un chico nuevo en el instituto. Y tengo la sensación de que guarda un secreto.

Opinión: Después de nuestro análisis exhaustivo sobre la primera parte, Obsidian, al terminar de leer este libro no puedo más que decir que todo aquello que me esperaba... ha pasado. No lo voy a explicitar porque para algunos no será tan evidente, pero lo primero que tengo que decir es que este libro me ha resultado muy predecible. Lo cual no quita para que no lo haya disfrutado, que conste. Daemon sigue siendo un personaje muy interesante y atractivo (y divertido) al que no podemos dejar de «echarle un ojo». Sin embargo, el hecho de que no explicite parte por parte todas mis intuiciones, no significa que no haya spoilers del libro anterior, así que ojo si no lo has leído.

Uno de los puntos más interesantes que nos quedamos en Obsidian fue la peculiar «relación» entre Katy y Daemon y si iba a formalizarse o reconocerse. Mi opinión era que no, que conociendo que son varios libros, nos mantendrían con la tensión hasta casi el final de todo... Y casi ha sido así. El final de Onyx ha sido prácticamente el mismo que Obsidian, así que a saber lo que podemos esperarnos en Opal... más de lo mismo, seguro. Si es que no pueden ser más desesperantes. Me leí este libro después de la trilogía de Jude Ryder y... uf, qué estrés, en serio. ¿Por qué los personajes son tan, pero tan irritantes e inútiles emocionales? «Nos sentimos atraídos, pero es muy complicado» ¿Pero estáis tontos? ¡Que os liéis ya! Y así constantemente... Para rematarlo, encima han intentado un triángulo (fracaso absoluto, como era de prever, claro) con un nuevo personaje llamado Blake. Y con él, la trama se ha vuelto un poco más compleja, aunque tampoco demasiado, no os creáis.

Teníamos el problema de que Daemon curó a Katy y eso hizo que ella brillara como un árbol de Navidad, por no hablar de que en la batalla final con los Arum ocurrió una cosa «extrañísima». La trama se complica al intentar explicar qué ocurrió exactamente, pero me ha resultado tan surrealista que no tengo muchas palabras más para referirme a ella. Las explicaciones me han dejado mucho que desear, la verdad, y es que todo parece tan sacado de la manga... ¿Por qué esas explicaciones, que según parece las sabía todo el mundo, nos llegan de repente en un momento tan oportuno? No me ha gustado nada esa resolución de no darle importancia a las cosas y que de repente lo saquen a colación, cuando deberían haberlo dicho desde el principio. Es que roza la incoherencia... Y ya tuve bastante de incoherencias con el primero. Y es que, básicamente, la trama de este libro se basa en esa explicación y en la aparición de Blake. Ya está. Conoceremos un poco más a los de Defensa y descubriremos algún que otro detalle... pero poco más.

Una vez más, a pesar de tener una trama de acción y secretos, lo que más predomina aquí son los protagonistas y cómo van a desarrollar su relación. Katy ha recuperado su vena bloguera (más que en el primero, ya que lo menciona con más asiduidad) pero, en cambio, nunca parece tener tiempo para leer (con todo lo que la pasa es normal, pero que luego no me diga que tiene tiempo para hacer reseñas largas y actualizar el blog y patatín patatán cuando en ningún momento nos muestra que se ha terminado un solo libro en lo que dura Onyx... ¿Qué querrá decir eso? ¿Que la gente hace reseñas y las publica sin leerse el libro? *horror*). También ha recuperado su vena paranoica y desconfiada que hace que se arrime a todo el mundo menos a quien todo su cuerpo le dice que se acerque (más desesperación para el lector, vamos). Y, por parte de Daemon, seguimos teniendo al mismo chico pícaro y con esa sonrisa traviesa que va de sobrado y hace que su encanto y carisma aumente por mil. Aunque sea un capullo. Pero en este libro cambia, y se ablanda, y se muestra vulnerable... lo cual hace que Katy sea más veces idiota de lo que ya he dejado claro.

En definitiva, una segunda entrega que sigue los pasos de la primera. Algunos dicen que es mejor, quizá porque parece que al final parece formalizarse o, simplemente, por ese cambio en Daemon, pero en general seguimos con una pareja con altibajos que deberán enfrentarse a sorpresas, misterios y un montón de trabas que les impedirán seguir juntos. La cuestión es la de siempre: ¿qué trabas serán esas y cómo las superarán? Lo que sí he echado de menos es el material extra que aparecía al final de Obsidian con los puntos de vista de Daemon... ¡Ña!

Impresión general
Puntuaciones
Personajes: 7.5
Amor: 7.5
Trama: 6.75
Diálogos: 8
Estilo: 6.5

1 comentario: