8 de julio de 2013

La canción secreta del mundo

Un hacedor escuchó asustado una marcha fúnebre y destructiva, onírica y fantástica. 

Título: La canción secreta del mundo
Autor: Jose Antonio Cotrina
Editorial: Hidra
Páginas: 670
Sinopsis: Ariadna es un misterio para todo el mundo, incluso para sí misma. ¿Por qué su ojo izquierdo es totalmente negro? ¿Cómo pudo ser rescatada ilesa tras un incendio durante el que estuvo inconsciente? ¿Corre peligro la gente que la rodea?

Opinión: He leído muchas cosas acerca de este libro y algo que todo el mundo dice es que se trata de un libro juvenil. No puedo estar más en desacuerdo, y es lo voy a argumentar durante la reseña. No me ha decepcionado Cotrina, su libro se aleja tanto de lo juvenil que no me queda ninguna duda de que cualquier intento de ubicarlo en ese rango no es otra cosa que un intento comercial. No digo que un joven, o un receptor de young adult, no lo vaya a disfrutar, pero desde luego no es el target de este libro. Ni por léxico, ni por estructuras lingüísticas, ni por temática, ni por trama, ni por personajes, ni por filosofía intrínseca. No hay ningún motivo para sentenciarlo, porque en este caso sería una condena a errar en el lector y en la lectura, a ser leído por alguien que espere de este libro algo parecido a la literatura fantástica juvenil, y con esto ni estoy desmereciendo al libro, ni al lector, ni mucho menos a la categoría juvenil de la literatura fantástica. Sí, esto es lo primero que quería dejar claro, no es un libro juvenil. ¿Es una buena lectura? Es uno de esos casos donde aunque literariamente sea excelente, depende en grado sumo del lector ser capaz de superar las distintas barreras que erige el libro. 

Las primeras barreras, inevitables si te dicen que se trata de un libro juvenil, surgen al encontrarte con la trama. Una trama llena de mentiras, medias verdades, verdades que duelen y, sobre todas esas cosas, una pátina de oscuridad y desesperanza. Esto por sí mismo no es malo, dado que al estar muy bien hilada consigue que el lector se sumerja en ese mundo. Sin embargo, si lo introducimos en el bloque de la fantasía juvenil vemos que destaca en exceso, casi como si estuviera clavando puñales a sus compañeros. Eso es lo que sucede cuando no se sitúa bien un libro. No estoy diciendo que un lector de juvenil no pueda seguir la trama, no dudo en ningún momento de su capacidad, me inclino a dudar acerca de la profundidad a la que se introducirá. Y no es un libro que admita fácilmente a un lector superficial, ya que si no lees entre líneas, como hacen los personajes, habrá cientos de detalles acerca de la sociedad y de la cercanía que hay entre la trama construida y los personajes manipuladores que circulan por dicha trama, buscando alterarla para cumplir sus designios. No, no es una lectura sencilla, ni es una trama que se pueda explicar fácilmente sin caer en el spoiler. Pero lo voy a intentar, para que todos podáis decidir si es un libro para vosotros o no. 

La trama se inicia en Madrid, con Ariadna, una joven amnésica sin pasado, contándonos lo feliz que es con una familia que la ha cuidado, un novio que la quiere y un ojo especial, negro como un abismo, a través del cual a veces ve la verdad acerca de los sentimientos y la vida de las personas. Entonces, una noche, empieza a tener unos extraños sueños durante los que la persigue un monstruo espantoso. Así conoce a Evan, alguien de su pasado que tiene muchas cosas que mostrarle, y gracias a él nos adentramos en el mundo oscuro colindante con nuestra realidad. A partir de ahí, no quiero, ni debo, contar más puesto que cualquier otra cosa que diga destripará parte de la novela y, si algo es importante en esta novela es que la trama pueda sorprenderte. Cierto es que en un determinado momento, no sé si influenciado por lo que ya había leído, me esperaba determinado hecho... pero ya digo que no tengo claro que sea algo que se pueda esperar a no ser que veas por dónde va el escritor y seas capaz de seguirle y buscar cómo continuará su pensamiento. 

En cuanto a los personajes, ya os he presentado a tres de los importantes: Marc, el novio de Ariadna, Ariadna y Evan. ¿Triángulo amoroso a la vista? No os quiero desvelar nada, así que vamos a decir simplemente que no todo es como podríais esperar. Sin embargo, he dejado de lado a un personaje que es tremendamente importante pese a sus pocas y concisas apariciones, pero que representa el espíritu mismo de la obra: El conde Sagrada. Este personaje es uno de los motivos más claros para decidir que no se trata de una novela juvenil. No puedo, ni debo, dar un exceso de motivos, puesto que desvelaría demasiado... y como veis es difícil no molestar de esa manera... pero sí diré que, tanto por la violencia, como por la oscuridad, como por todo el mal que encarna se convierte en un personaje peligroso si no se puede manejar lo que nos muestra el libro sobre él, puesto que acaba haciéndolo atractivo de una manera peculiar. Cosa que sucede con todos los personajes de ese lado oscuro, prohibido y violento, mientras que los personajes que están en esta tierra, reflejo pálido de todo lo que ese otro mundo tiene que mostrarnos, resultan, precisamente por eso desdibujados. Con la honrosa excepción de Marc, que es, desde muchos puntos de vista, una víctima del azar, que no del destino. Esta novela es trágica y dolorosamente cruel con el lector en el ámbito de los personajes. 

En el estilo también podemos ver una distancia bastante grande respecto a otros títulos juveniles, con un léxico más complicado y unas descripciones detalladas de los horrores con los que se van encontrando los personajes. Sin embargo, tengo que reconocer que me esperaba bastante más de los momentos de acción, así como del ritmo en general del libro que tiene momentos en los entra demasiado en el sistema montaña rusa. Personalmente, las escenas de acción me han parecido un tanto artificiales. Le ha faltado, quizá, la naturalidad con la que se enfrenta al resto de la realidad que nos muestra. Por otro lado, he hablado de un ritmo que entra en montaña rusa, a lo que me refiero es a que es un ritmo irregular, con algunos momentos muy bien llevados y otros que te dan ganas de saltarte porque rompen por completo con todo, son pocos, pero los hay. Y no por las descripciones, o la entrada en los sentimientos de uno u otro personaje, sino por acciones que tardan demasiado o descripciones que no son reveladoras e incluso suenan a repetidas a lo largo del libro. Sin embargo, esto se contrapone con un estilo muy personal que nos permite acercarnos a ese mundo de tinieblas de una manera casi aterradora y al mismo tiempo natural.

En definitiva, si os gusta el autor es seguro que disfrutaréis de este libro, y si no os ha gustado nada del autor, aún deberíais darle una oportunidad, ya que se trata de una apuesta muy distinta y atrevida dentro de la fantasía. Eso sí, si esperáis encontraros con algo de lo que predomina en la literatura juvenil actual, quitaos esa idea de la cabeza, puesto que en ningún caso podréis considerarlo dentro de esa categoría. A no ser que solo os importe la edad de los protagonistas... todos sabemos que eso puede servir como baremo para medir su pertenencia a una u otra escala, excepto en casos particulares, como el libro del que nos ocupamos, que encaja más bien en la dark fantasy


Impresión general
Puntuaciones
Trama: 8
Personajes: 8**
Estilo: 7*
Magia: 8
Sociedad: 7

*Si os gustó el estilo del autor en el Ciclo de la Luna Roja subidle un par de puntos.
**Si buscáis personajes de literatura juvenil, bajadle un par de puntos. 
Evidentemente, por si acaso no ha quedado claro, esta es una puntuación dentro de su género: Dark Fantasy.  

2 comentarios:

  1. A mí me encantó, la verdad es que este autor me gusta mucho y se está convirtiendo en mi autor español favorito.

    ¿El problema? Que tienes razón: no es un libro juvenil, es una fantasía muy oscura. A mí me pareció una "continuación bastarda" (muy entrecomillado, que creo que solo comparte mundo) con el que sí es juvenil que es la de "LA casa de la colina negra". Ahora bien, no lo recomendaría a jóvenes, a menos qeu estos ya hayan tenido contactos con otros autores más adultos (como MArtin, que es lo más fácil que ocurra). Ahora bien, como no soy una jovencita (pero joven sí :P) y he leído de todo, yo lo disfruté cómo una enana... se me entienda XD. Xa-LFDM

    ResponderEliminar
  2. Hola, a mí me gustó bastante. Es una historia oscura, sí, pero emocionante, tiene giros y hasta logra dar escalofríos de miedo o angustia, sólo encontré un par de errores o quizá fuese que no lo entendí bien, pero vamos, yo lo recomiendo a menos que quieras literatura juvenil claro está.

    ResponderEliminar