13 de junio de 2013

Y por eso rompimos...

Escuchó el hacedor las historias de una bohemia chica de instituto y un gallardo jugador y todo el dolor que ocasionaron

Título: Y por eso rompimos...
Título original: Why we broke up
Autores: Daniel Handler y Maira Kalman
Traductor: Montserrat Nieto Sánchez
Editorial: Alfaguara
Páginas: 360
Sinopsis: Te entrego esta caja, Ed. Dentro está todo.
Las chapas de las primeras cervezas que compartimos, la entrada de cine para ver la película en la que nos dimos nuestro primer beso, aquella nota tuya que tanto significó para mí, una caja de cerillas ahora vacía...
Te devuelvo la caja y todos los recuerdos que contiene, Ed.
Aquí la tienes. Toda nuestra historia.
Toda la historia de por qué rompimos.

Opinión: ¿Sabéis lo que sucede cuando un libro llega en el momento justo para afectaros totalmente? Eso es lo que me ha pasado con este libro. No tiene sentido ya que no es un libro esencialmente bueno, sino más bien normalito, que recurre a momentos efectistas y a unas imágenes muy bien escogidas para afectar al lector. No puedo negar que consigue precisamente su objetivo, siempre y cuando el lector esté predispuesto. Ese es precisamente el problema del libro, que en cualquier otro caso le cuesta mucho alcanzar al lector, porque recurre a situaciones y emociones que o bien te resuenan o bien no, y aunque el libro lo ponga todo de su parte, no siempre lo conseguirá.

Los personajes son sencillos, pocos y bien definidos. Primero tenemos a Min, la protagonista indiscutible, la que nos va a contar qué pasó con su historia de amor. Una chica que busca diferenciarse de los demás, pero  se deja engatusar por lo mismo que todas las chicas de comedia americana de instituto: el típico deportista que dice que va a cambiar, que estar con ella es distinto a todas las demás. Pero empezamos conociendo el final, ya no están juntos y él hizo algo que le dolió mucho. A partir de ahí, descubrimos una historia de amor típica y al mismo tiempo destinada a un fracaso monumental. Por otro lado tenemos al chico, un cabrón con todas las letras, que va haciendo cosas positivas, pero sin entenderlas, lo que lleva constantemente a la misma pregunta, qué es lo que realmente oculta. Ese dolor extraño, mientras vas leyendo todas las cosas bonitas que hacían juntos... hacen que hacia el final, conforme se va perfilando el verdadero problema, sientas un dolor por ambos completo. Creo que si no conectas con este libro en las primeras cien páginas, no creo que consigas conectar con el libro en absoluto. Y eso es una lástima, porque son personajes que pueden llegar a tocar profundamente al lector con solo dejarles que te cuenten realmente su historia.

Y no es cosa de una trama, bastante manida, de chica especial que busca hacer cosas distintas al resto, para quien la vida es en blanco y negro, o por lo menos eso parece por las referencias que elige para cada situación. Eso, o de cine independiente. En serio, la cantidad de referencias que hay en este libro probablemente haría las delicias de cualquier cinéfilo. Sin embargo, cada una de las situaciones me recordaban directamente a series de televisión de instituto, o a películas de ese estilo... en particular me recuerda a dos, por un lado a Diez razones para odiarte y por el otro a una de la que no recuerdo el nombre pero que se basaba precisamente en que la chica rechazaba siempre al deportista hasta que este cambiaba, pero todo era debido a una apuesta... me recuerda pero no es la misma. Gracias a Dios.

Ni tampoco es exactamente cosa del estilo, pues es un estilo especialmente tranquilo, con emoción y lágrimas pero más o menos sigue exactamente el estilo que cabría esperar de una obra que intenta ser el diario de una chica despechada. Y esa es la voz que consigue, lo que no es moco de pavo, la verdad. A veces, nos quejamos de la voz que nos encontramos porque no somos capaces de aceptarla como creíble, pero es precisamente la verosimilitud de esta voz la que permite que conozcamos realmente sus sentimientos. ¿Quién no se ha sentido traicionado al pensar en momentos buenos y ver que realmente la otra persona no estaba sintiendo lo mismo?

En definitiva, no es un libro bueno pero sí un libro al que si le permitís que os sorprenda, os llegará al corazón y no podréis soltar a sus personajes sin una lagrimita. Sí, quizá le falta algo de corrección, por las erratas malditas, quizá le falta algo de estilo, en su forma tan extraña de mezclar registros, pero todo eso lo suple con emoción en los personajes y descripciones adorables. Además, tiene unas ilustraciones que, sin ser especialmente bonitas, están muy acorde con el contenido del libro.


Impresión general
Puntuaciones
Trama: 7
Personajes: 7
Estilo: 7
Verosimilitud: 9
Desamor: 8

4 comentarios:

  1. Desde que vi este libro me llamó la atención aunque sé que reunirá mucho tópicos, como bien has dicho, que te haya sorprendido me da más ganas de querer leerlo ^^
    ¡Nos leemos!

    Jessica de Tesoros Escritos

    ResponderEliminar
  2. Lo leí en una tarde, sin recordar que conocía al autor del libro. Sin fijarme realmente quien lo había escrito, un hombre, una mujer? Quizá no lo mas adecuado, pero en ocasiones a mi manera de ser, saber sobre el autor, incluso su genero, puede predisponer a uno. Así que suelo saltarme el nombre de los autores hasta haber terminado el libro. Solo leo, el titulo, la portada y por supuesto el reverso... y hoy, me identifique con muchas cosas.
    No es que me haya pasado algo similar (nunca he devuelto una caja con cosas) pero es curiosa como un hombre puede retratar tan bien la versión de una chica de preparatoria sobre el rompimiento.
    SPOILER. Admito que al llegar a las ultimas paginas, esperaba una charla. se que inicia como ella explica que el no encontrara la caja en la puerta, sino su hermana... pero... quizá en un epilogo, por un narrador omnipresente decían que había realmente en la mente de Ed, la extraño? estaba en su cuarto pensando en ella? y que paso con Anette? menciona que lo siente por ella Min, pero sentir que? cortaron? Es un final tan abierto, que hasta sentí que era una trilogía hahahaha y pobre Al, tan obvio y a la vez no. Quien no ha pasado por ello alguna vez.
    Gracias por permitirme obviamente a través de este foro llegar a conocer este libro y recordar que a veces un buen libro no requiere de fantasía, misterio, ciencia ficción; solo de cosas que a todos nos a pasado alguna vez o podría pasarnos.

    P.d. Si puedes lee a Doly Mallet

    ResponderEliminar
  3. Y yo tengo una opinión totalmente contraria a ti. Después de leer el libro, y posteriormente tu reseña, me pregunto qué pasa conmigo… Supongo que como bien dices el libro no me ha llegado en el momento justo para afectarme y desde el comienzo no conseguí conectar de ninguna manera con el libro.
    A mi gusto la historia es totalmente predecible desde el principio y los personajes estúpidos a más no poder (y digo estúpidos por no decir la palabra que de verdad me viene a la cabeza). La edición es bonita y las ilustraciones acorde al contenido de la caja son un puntazo. Incluso hay algunas escenas que me han llegado a gustar, algunos momentos concretos. Pero no pasa de ahí.
    Como tú dices el estilo sencillo y la voz verosímil…pero he acabado de cine hasta las narices xD
    Cuando leo un libro así, con una temática y unos personajes más juveniles y no me gusta o no consigo simpatizar con ellos me pregunto ¿qué narices pasa conmigo? ¿es el género que ya no lo soporto? ¿es que soy demasiado mayor para identificarme? ¿es quizás el abismo generacional? ¿son mis recuerdos de cómo eran las cosas y las relaciones cuando yo era adolescente? ¿quizás un tema de nacionalidad?... Y la cosa es que no termino de encontrar una respuesta y me cabreo porque no entiendo qué es lo que me falla. ¡Ais!

    ResponderEliminar