8 de junio de 2013

Show

Siguió el hacedor escuchando las melodías de los Serafín.

Título: Show
Autor: Javier Ruescas
Editorial: Montena
Saga: Play II
Páginas: 417
Sinopsis: Desde que se descubrió la verdad sobre Play Serafin, las vidas de Aarón y Leo no han vuelto a ser las mismas. Leo, de regreso en España, se presenta a todos los castings que surgen, sin demasiado éxito, mientras que su hermano pequeño, ahora solo en Nueva York, intenta hacerse con las riendas de una vida que ni quiere ni considera que le pertenezca.
La llegada a Develstar de una nueva artista, Zoe, una virtuosa del violín, le devolverá a Aarón la ilusión que creía perdida. Pero su aparición no es casual: Develstar quiere organizar un reality show como nunca antes se ha visto, en el que el público podrá conocer a fondo a sus estrellas. Y están dispuestos a hacer lo que sea para que Aarón participe en él...

Opinión: Tengo sentimientos encontrados con este libro. Si recordáis, dije que Play era una buena apuesta de la literatura juvenil realista. Este también me lo parece en principio, pero... me empieza a resultar previsible, sobre todo los supuestos grandes giros argumentales. Si bien me ha gustado que el autor haya introducido temas sociales interesantes en el libro, considero que los personajes no acaban de cuadrarme tanto como antes. No digo que no me gusten, sino que los observo en Play, paso a este libro y no me encuentro con las reacciones que uno podría esperar, a pesar de la evolución que muestran. Por un momento temí que al menos uno de los hermanos recayera en pautas de comportamiento ya conocidas de una manera forzada, sin embargo, una vez pasado el primer momento, se mantiene la coherencia y consigue, por lo menos a mis ojos, seguir por el camino, quizá demasiado marcado por el autor, de evolución que se espera de él.

Y este es uno de los problemas que le he visto al libro, todo demasiado marcado. No voy a decir que sea predecible, aunque sí me lo parece en determinados momentos. Lo malo es que justamente me pasa con los momentos que se supone son grandes sorpresas. No sé si es porque he leído demasiado para que me sorprendan, o simplemente que no hay grandes sorpresas. Quizá la más importante es a la que menos importancia dan. Por otro lado, las dos tramas intercaladas me resultan divertidas, si bien creo que se podría haber aprovechado mejor el escenario y las distintas personalidades que lo habitan. No sé, aunque los personajes principales me han gustado, en general, más que en el primero, siento que se ha desaprovechado mucho a los secundarios, que acaban no llegando siquiera a comparsas de los dos hermanos, quitando, por supuesto al personaje encantador de Zoe. Supongo que es normal, pero no deja de parecerme un desperdicio, sobre todo algunos de los competidores que quedan demasiado vacíos para resultar realmente creíbles. Supongo que, en parte, se puede argumentar que quizá esperaba que tuvieran la misma fuerza que los hermanos, ya que se supone que son sus rivales, y en esta ocasión me falta ese punto de mala baba que sí podíamos ver en el anterior libro.

Como veis, lo de los sentimientos encontrados lo digo completamente en serio, hay muchas cosas que me han gustado, pero con la mayoría de ellas hay un segundo sentimiento de «podía haber sido aún mejor». Es decir, no estoy pidiendo capítulos desde el punto de vista de otros, pero un poco más de mostrar cariño por esos personajes, de querer mostrar más acerca de ellos, incluso de poner unos rivales a la altura de los hermanos para que la gente pueda realmente plantearse una duda. Decía, en mi anterior reseña, que las voces conseguían separarse perfectamente, Alexia me hizo ver que esto no es tan así en el primero, ya que al ser hermanos la voz se parece mucho y tiene una forma de mandar al extremo a Leo para separarle de Aarón que lleva a ridiculizar un poco al primero. Sin embargo, quizá por la distancia con que se encuentran aquí, las situaciones tan distintas o simplemente que Aarón ha crecido, las voces de ambos en este libro no buscan los extremos en ningún momento, lo que hace que me parezcan mejores. En este caso, hubiese agradecido que más personajes dieran a entender que tienen una voz propia. A esto no ayuda, en ningún caso la narración en ninguno de los casos pues, más allá de ser primera persona, es una primera persona egoísta, que ni siquiera nos deja ver realmente lo que hacen, ya que solo contamos con las impresiones que nos muestran los hermanos. Que no digo que esté mal, que quede claro, simplemente me parece que pierden algo de entidad el resto de personajes. Es más, el comienzo que nos encontramos me parece demasiado brusco, ya que, teniendo en cuenta dónde dejamos Play, debería darnos una parte de la gira mundial de Castorfa... y solo se menciona la película, algo que movía millones en la anterior novela, y en esta no se menciona para nada si tiene algún efecto en su carrera.

El cambio de trama, lógico por otro lado, pasando de mostrarnos el descubrimiento de los hermanos Serafin, que es la trama de Play, a la forma en que Develstar quiere llevar a un estrellato fulgurante a su nueva estrella, y retomar los éxitos de antiguas estrellas, a través de un reality show, consigue que el lector busque similitudes con otros artistas reales y disfrute con los entresijos del mundo de las televisiones. Sus nuevos problemas y la nueva artista se convertirán en el centro de la trama de Aarón, mientras que Leo simplemente buscará por todos los medios apoyar a su hermano. Mención especial para los momentos madrileños de Leo, donde le veremos pasarlo realmente mal, y, por supuesto, para Ícaro, un personaje nuevo que nos mostrará una nueva cara de Leo. Lentamente, se irá descubriendo la auténtica personalidad de las estrellas que Develstar a introducido en la casa, siempre a través de los ojos de Aarón. El final que nos encontraremos llenará de esperanzas sobre el futuro de los hermanos Serafín e introducirá varias sorpress que probablemente se terminen de desarrollar en el tercer libro, que, personalmente, estoy deseando leer.

Por otro lado, no puedo dejar de admirarme ante la mejora de estilo del autor, si bien hay una serie de gazapos y erratas, tanto gramaticales, con sujetos y frases mal situadas, como simplemente de cambiar una letra por otra (aunque Javier Ruescas ya ha dicho que no fue errata suya, me hace gracia el cambio de Whovian por Whorian... y por si acaso hay alguien susceptible, no lo estoy diciendo a malas, Doctor Who es una gran serie). Algo muy interesante acerca del estilo es el cambio en la forma con que se llevan a cabo las referencias intertextuales, en Play, las referencias eran sutiles, y estaban llevadas de una manera muy sencilla, integrándose en la historia perfectamente. En cambio, en Show nos encontramos con que el autor prácticamente te tira las referencias a la cara, desde la primera, a Los Juegos del Hambre hasta la ya mencionada de Doctor Who, simplemente todas y cada una de ellas parecen aparecer simplemente para demostrar que se trata del mundo real. Ni siquiera dicen mucho acerca de los personajes o de la propia historia, incluso el tema de la Odisea resulta forzado. Eso sí, hay que decir que las descripciones sensuales y las de los sentimientos están muy bien llevadas, siempre y cuando nos ciñamos a los hermanos y aledaños y no pensemos demasiado en los demás. Es más, hay que decir que, aunque el autor se corta un poco, es más atrevido que otras obras juveniles en el tema de la pareja, lo que le sienta bien al texto.

En definitiva, Show me parece un producto algo inferior a Play, diferenciándose quizá demasiado respecto al anterior libro y estropeando algunas de las cosas que le hacían grande. Sin embargo, como obra sigue estando por encima de la media, a pesar de los pequeños errores que empañan la experiencia. Probablemente viva un poco de las rentas y de las emociones que nos despertó Play, algo que se puede esperar de una segunda parte, pero se sostiene por sí solo, a pesar de los detalles que podían haberse incluido. Los nuevos personajes semiprincipales que incluye y la aparición, anecdótica en algunos casos, de los antiguos hacen que esta segunda parte traiga nuevas emociones para los lectores.


Impresión general
Puntuaciones
Trama: 7
Personajes: 7
Estilo: 7
Originalidad: 7
Verosimilitud: 7

0 comentarios:

Publicar un comentario