24 de abril de 2013

La Hermandad Hojanegra

 Un nuevo universo nace entre las ruinas de los sueños de los hombres

Título: La Hermandad Hojanegra
Autor: Jose Antonio Ramírez
Editorial: Oz Editorial
Saga: Mitos de Vendaval I
Páginas: 285
Sinopsis: Toda una población arrasada en un solo día. Más de diez ciudades en una semana. Nadie sabe de dónde viene la Plaga y mucho menos cómo detenerla. Si los cuatro reinos de Vendaval no dejan atrás las guerras y sus conflictos, no quedará nada por lo que luchar.
¿Dónde estás, Noah Evans?
Los cuatro reinos de Vendaval viven en alerta máxima. La Plaga lo devasta todo, sembrando la muerte a su paso. Noah, un adolescente de Manchester, descubre la existencia de este misterioso mundo a través de sus sueños. Cuando los demonios del reino de la Discordia secuestran a su padre, Noah viaja hasta Vendaval para rescatarlo. Con la ayuda de dos soldados de la legendaria Hermandad Hojanegra, emprende una peligrosa búsqueda en la que descubrirá que su vida está ligada a Vendaval de un modo que nunca habría imaginado.

Opinión: Una sorpresa muy interesante dentro de la nueva narrativa fantástica española, y un genial comienzo para la editorial Oz. Una historia de viajes en los sueños que nos lleva a un mundo fantástico que, aunque por ahora apenas delimitado por una descripción no del todo completa, nos sorprenderá por la forma en que reinterpreta algunos de los matices clásicos de los mundos de fantasía, si bien no usando una forma excesivamente original sino, más bien, caminando entre los mundos de los videojuegos, el cine y el anime.

La historia comienza, como se puede ver en el primer capítulo que ha subido Oz a su página, con la llegada de una extraña enfermedad a las tierras de Vendaval, pero pronto pasa a centrarse en la vida de Noah. Aquí sí he visto una serie de incongruencias, no lo suficientemente importantes como para que te bloqueen, y probablemente al final del libro se continúan ya que están relacionadas con la forma en que se relaciona Noah con la gente de su edad. Sencillamente no entiendo cómo ve la sociedad de un instituto... pero puede ser problema mío, claro. O, mejor dicho, sí entiendo cómo ve la sociedad, no entiendo cómo reacciona ante esa sociedad. Por suerte, su careta de apocado y no me meto con nadie que intenta mantener durante algo así como diez segundos cae rápidamente. Por otro lado, pronto descubrimos que Noah ha empezado a soñar con un sitio extraño, y en sus pesadillas ve a su padre (al que culpa de todos los males del mundo y alguno más). Eso sí, tiene a su amiga del alma que está coladita por él (algo evidente desde el primer momento... así como su reciprocidad). Y en el siguiente viaje que hace al mundo de los sueños conoce a dos soldados de la Hermandad Hojanegra... que utilizan una técnica de Naruto para salvarle. Y ahí vemos cómo entra el manga o videojuego en el universo del libro. Finalmente, cuando secuestran a su padre unos demonios, Noah no puede evitar viajar al otro mundo para intentar salvarle.

Como veis, más allá de los viajes a través de los sueños, se trata de un libro que no resulta especialmente "novedoso" en su planteamiento. De hecho, a mí me ha recordado bastante a dos sagas clásicas de fantasía: La espada de Joram, de Margaret Weiss y Tracy Hickman, y El tapiz de Fionavar, de Guy Gavriel Kay, así como a La Canción de Albión, de Stephen R. Lawhead. No sé si el autor habrá leído alguno de estos libros, pero su trama se acerca en algunos puntos a ellos. No de manera peligrosa, sino casi como si fueran homenajes inconscientes. Algo que, para un lector de fantasía, resulta interesante y agradable, ya que le sitúa dentro de la corriente y no como un advenedizo, sino como alguien que realmente respeta las obras que le preceden. Quizá, y solo quizá, lo que más le falte al libro sea un poco de coherencia en el personaje de Noah, que cambia de parecer y se olvida de las cosas con mucha facilidad.

En cuanto al estilo, se trata de un libro deudor de muchos espacios de inspiración. Como ya he dicho, el manga tiene su espacio, en particular el shonen (de hecho, hay una escena que me ha recordado en demasía a Los caballeros del zodiaco, por no hablar del tema de decir las técnicas antes de ejecutarlas, todo un clásico en los shonen), también el cine, con algunas descripciones que más bien parecen acotaciones para que un cineasta pueda llevar la historia a la pantalla, o la literatura de fantasía previa, en forma de imágenes muy reconocibles dentro de la novela. Por supuesto, con esto no estoy dando a entender en ningún momento que el autor no tenga su propio estilo, sino simplemente que sus fuentes de inspiración son variadas. En sí, la novela tiene un corte de acción y aventura muy fuerte, de manera que no va a detenerse en los detalles más nimios sino que va a ir siempre al meollo de la cuestión. A veces, parece que es precisamente esa aceleración tan rápida lo que hace que no podamos sentirnos cómodos en la narración. La parte emocional de los personajes está descrita, eso sí, al dedillo, con sencillez pero transmitiendo al lector todo lo posible.

Entre los personajes, sin duda destacan Noah y Tina, los dos protagonistas adolescentes. Ambos dicen parecer débiles, aunque luego solo Tina muestre realmente esa debilidad, mientras que el otro comienza como rebelde sin causa, para luego pasar a ser el héroe estoico y decidido que todo padre quiere. Sí, el cambio es demasiado brusco para mi gusto, pero está llevado de una manera que es probable que no extrañe tanto al lector. Por otro lado, los personajes propios de Vendaval, como Silander (cuya afición a tratar de usted, o de vos, me extraña muchísimo) o Rain resultan mucho más interesantes conforme avanza la historia y el chico se queda en un segundo plano bastante retrasado, aunque luego llegue a tiempo para el combate final. En realidad, los personajes de Vendaval te dan la información sobre su vida a paletadas, es decir, de repente vas y te encuentras con un diálogo en que se abren por completo respecto a un tema, cuando sería más natural que fueran poco a poco abriéndose. Por no hablar de los saltos en las relaciones, a veces excesivamente bruscos.

Como podéis ver, mi mayor queja va con la brusquedad, y es que nos encontramos con un libro relativamente corto teniendo en cuenta todo lo que quiere contar. No se puede evitar pensar que, si el autor le hubiera dado tiempo y espacio, la historia habría mejorado considerablemente. Por otro lado, el cliffhanger múltiple del final deja perfectamente situado lo que podemos esperar del segundo libro. Si os gusta la fantasía y queréis dar la oportunidad a algo bastante distinto a lo habitual, en este libro podréis encontrarlo, aunque solo debido a que la combinación de todas las fuentes de inspiración acaba dando como resultado algo bastante distinto.

Impresión general
Puntuaciones
Trama:7
Personajes:8
Estilo:7
Originalidad:7
Mundo: 8

2 comentarios:

  1. ESte como al de alicia le tengo mucha curiosidad... pero no hay pasta :s

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que en un principio no me llama mucho este libro.
    Un beso ^.^

    ResponderEliminar