1 de abril de 2013

Aleación de Ley

Escuchó el hacedor una historia victoriano-alomántica. 

Título: Aleación de Ley
Título original: Alloy of law
Autor: Brandon Sanderson
Traductor: Rafael Marín Trechera
Saga: Nacidos de la bruma IV, Alomancia victoriana I
Editorial: Ediciones B
Páginas: 368
Sinopsis: Han pasado ya trescientos años desde los acontecimientos narrados en la trilogía Nacidos de la Bruma (Mistborn) y Scadrial se encuentra ahora cerca de la modernidad: ferrocarriles, canales, iluminación eléctrica y los primeros rascacielos invaden el planeta.Aunque la ciencia y la tecnología están alcanzando nuevos retos, la antigua magia de la alomancia continúa desempeñando un papel fundamental. En una zona conocida como los Áridos existen herramientas cruciales para aquellos hombres y mujeres que intentan establecer el orden y la justicia. Uno de estos hombres es Lord Waxillium Ladrian, experto en metales y en el uso de la alomancia y la feruquimia.Después de vivir veinte años en los Áridos, Wax se ha visto obligado, por una tragedia familiar, a volver a la metrópolis de Elendel. Sin embargo, y a su pesar, deberá guardar las armas y asumir las obligaciones que exige el hecho de estar rodeado de la clase noble. O al menos eso cree, ya que aún no sabe que las mansiones y las elegantes calles arboladas de la ciudad pueden ser incluso más peligrosas que las llanuras de los Áridos

Opinión: Nos encontramos ante una novela que bebe del universo del Héroe de las Eras, del mismo autor, solo que trescientos años después. Extrañamente, el mundo se ha convertido en los Estados Unidos del siglo XIX y principios del XX, según las películas de vaqueros por lo menos, pero con poderes especiales. En este caso, Wax, el protagonista, no guarda ninguna relación con los personajes de los otros libros. Por cierto, quienquiera que diga que este libro es único debe estar mal de la cabeza, con el cliffhanger que se marca al final Brandon Sanderson.

Los personajes de este libro se definen en dos palabras: inolvidables y divertidos. Por un lado tenemos a Wax, el protagonista indiscutible, y probablemente uno de los mejores que nos podemos encontrar en la literatura fantástica. No deja de ser un hombre sacado de las películas de los western.  No podemos sino enamorarnos de su fragilidad en determinados momentos así como las decisiones por el bien de la sociedad y de su casa que hace. Quizá lo más sorprendente es la historia de amor, digna de novelas tipo Orgullo y prejuicio. Y es que nada más conocer a su amada, vemos cómo tiene mucho que ocultarnos y mucho que decirnos. Quizá lo único que nos falta es ver cómo es posible que su poder alomántico sea útil, a pesar de que todos se lo digan. En cualquier caso, la relación entre los dos sacará una sonrisa a muchos, por no hablar de conseguir con total facilidad que nos creamos su relación. Además está Wayne. Creo que no hay nada que se pueda decir acerca de Wayne que le haga justicia. Desde el primer momento capturará vuestra atención y os divertirá y atraerá completamente. Sin embargo, lo que realmente consigue que Wayne esté completamente realzado es cuando se relaciona con Wax. Sus dialogos y su forma de relacionarse nos traerán probablemetne a la memoria a Sherlock y el Doctor Watson, aunque en un escenario bastante más duro.

La trama es ligeramente complicada, y no está atada a la anterior saga, por lo menos en principio, aunque luego se vean distintos puntos de unión. Algo interesante que recalcar es que, aunque en principio dijeron que no era así, sí nos encontramos ante un inicio de saga (o por lo menos eso espero dado el final que tiene). La trama comienza con una escena potentísima: la persecución de un pistolero por parte de unos cazarrecompensas entre los que se encuentra nuestro protagonista. Debido al final de esa persecución, nuestro protagonista se deprime bastante, y acaba volviendo a la casa familiar al enterarse de la muerte de su familia, para intentar mantener la casa y los negocios, ya que no podía seguir ejerciendo de cazarrecompensas. Allí se encuentra con otra sociedad muy distinta a la libertad a la que él está acostumbrado, y entonces llega Wayne para picarle con la búsqueda de unos malechores que roban cargamentos de trenes. A partir de ahí estará la lucha contra sí mismo para intentar seguir adaptado a la sociedad, mientras lucha contra el crimen porque no puede evitar hacerlo. Todo esto ubicado en el mundo después de El héroe de las eras, lo que involucra cierta parte de poderes casi mágicos, pero muy limitados.

El estilo no os decepcionará a los que habéis empezado a adorar a Sanderson. Belleza tanto de las zonas rurales como de las urbanitas, una sociedad compleja perfectamente descrita sin tener que hacer grandes monólogos, incluso unos poderes que se vuelven a explicar de una manera natural, sin forzar el ritmo del libro. Los diálogos de los personajes han mejorado bastante desde sus últimos libros, cosa que se agradece, ya que facilitan mucho la lectura del libro. Teniendo esto en cuenta, no puedo sino alegrarme de la mejora de un estilo ya de por sí genial.

En suma, podemos hablar de un libro que, por ser la primera parte de una saga, no nos dejará con el mejor sabor de boca posible, pero sí en el aspecto más técnico y estilístico. Quizá es precisamente la visión de una trama casi cerrada, pero con los suficientes cabos por atar como para que le dure varios libros, lo que consigue que te plantees si no podría haberlo cerrado en un solo libro.
 
Impresión general
Puntuaciones
Trama: 8
Personajes: 8
Suspense: 6
Estilo: 8
Amor: 7

2 comentarios:

  1. ¡No sabía que habíais leido ya este libro! He de decir que a mí la trama no se me hizo complicada (y menos si la comparamos con otros libros del mismo autor, la trama de MistBorn directamente es más cmplicada) pero me quedé con el gusanillo de una teoría que tenía que ni se confirmo ni se desmintió al final del libro.
    Una única pregunta, ¿estás seguro de que va a ser una saga? Por lo que le leí a Sanderson era una novela autoconclusiva que iba a servir de puente con otra trilogía distinta...

    ResponderEliminar
  2. He conocido hace nada el blog y me gustan los libros que comentáis por aquí, así que me siento cómodo y me quedo ;)

    Este libro le tengo en el Kindle, le cogí en una de esas ofertas de Kindle flash por 1,89 euros porque tengo los dos primeros libros de la trilogía de Bran Sanderson. Me faltan los dos últimos así que cuando les termine me pondré con este.

    Saludos!

    ResponderEliminar