28 de febrero de 2013

Hija de humo y hueso

 Escuchó el hacedor hablar de una guerra interminable, y de dos almas destinadas a encontrarse.

Título: Hija de humo y hueso
Título original: Daughter of smoke and bone
Autora: Laini Taylor
Editorial: Alfaguara
Traductora: Montserrat Nieto
Páginas: 460
Saga: Hija de humo y hueso I
Sinopsis: Karou es una estudiante de arte de 17 años que vive en Praga. Pero ese no es su único mundo. A veces, Karou desaparece en misteriosos viajes para realizar los encargos de Brimstone, el monstruo quimera que la adoptó al nacer. Tan misteriosa resulta Karou para sus amigos, como lo es para ella su propia vida: ¿cómo es que ha acabado formando parte de una familia de monstruos quimera? ¿Para qué necesita su padre adoptivo tantos dientes, especialmente de humanos? Y, ¿por qué tiene esa recurrente sensación de vacío, de haber olvidado algo? De pronto, empiezan a aparecen marcas de manos en las puertas, señal de que la familia de Karou corre grave peligro. Karou tratará de cruzar al mundo quimérico para ayudarles, pero es perseguida por los serafines. Entre ellos se encuentra Akiva, un ángel arrebatadoramente hermoso al que Karou está unida de forma que ni ella misma puede imaginar.

Opinión: El comienzo de la maravillosa historia de Karou no podía ser más desalentador. Y es interesante, porque si continúais, si os atrevéis a superar ese primer momento de fealdad, de inicio cutre, os encontraréis con una historia que realmente merece mucho la pena, con un giro que, si bien no inesperado, sí consigue retener la atención del lector. En particular, hay varios puntos que hacen de esta historia un genial inicio de saga. Eso sí, no creo que sea fácil perdonar ese inicio.Si tuviera que compararlo con algo, diría que lo que más se le acerca,y aún así queda lejos en el desarrollo, sería Firelight.

Para empezar, podemos hablar de una trama complicada, o, más bien, misteriosa. Sí, en sí, poco os voy a poder contar de la trama sin desvelaros detalles importantísimos. Para empezar, podemos hablar de que se trata de la historia de Karou, aunque eso no sea del todo cierto, pues más bien es la historia de una guerra y la influencia que esa guerra tiene en las generaciones posteriores. Pero no es únicamente eso, también es la historia de un amor que trasciende las barreras, todas, que le ponen. Y quizá es la unión única que funciona entre todas esas partes, la vida de Karou y su desconocimiento de su ser más íntimo, la guerra en el Otro mundo y la historia de amor, lo que consigue que el lector siga enfrascado en la lectura hasta la última página.

Pero nada de esto tendría sentido si los personajes no fueran dignos de una historia tan elaborada. Y sí, lo son. Empezando por Karou, un personaje femenino que, sin estar del todo exento de tópicos, la verdad es que consigue sorprender y no una única vez, a los lectores. Por otro lado, su contraparte masculina, aunque tardaremos en descubrirla, Akiva, tiene el conocimiento casi completo de toda su existencia, y eso precisamente le convierte en el opuesto en muchas partes de Karou, por no hablar del mismo material del que están compuestos, el uno inseguro, la otra en búsqueda constante de su ser más íntimo. Sin duda, los flashback nos harán adorar a este serafín de cuerpo perfecto, y sin duda Alexia encontrará aún más motivos para adorarlo. Pero no son los dos únicos personajes que atraen la atención del lector. Sí, sé que os sorprenderá, pero resulta que hay personajes secundarios, y no pocos, que consiguen que los periodos en que no están juntos, e incluso superarles en determinados momentos, es más, no Brimstone no necesita estar del todo presente para que te llame la atención.

El estilo, por otra parte, tiene unos altibajos bastante importantes, en mi opinión. Si bien hay diálogos buenos, luego hay otros que no hay por donde cogerlos. Lo mismo pasa con las descripciones y con la narración de las acciones. El hecho de que, al principio, la visión que tenemos de Akiva, cuando habla con su voz, sea lo más frío que me he topado en mucho tiempo, cuando debería sentir más nostalgia y dolor... pero simplemente lo resuelve poniéndolo en una frase. Y, como parece ser que para mantener el misterio no puede mostrar demasiado, nos deja unos capítulos minúsculos en comparación con los de Karou. Pero eso no significa que el estilo sea del todo malo, hay momentos realmente buenos, la escena sobre la catedral, o la del puente, son realmente buenas. Son las escenas transicionales las que no acaban de convencerme, ya que resultan bastante anodinas.

En resumen, un gran inicio de saga que cuando se centra en lo que interesa funciona muy bien, pero que lo que rodea no acaba de cuadrar. Sin embargo, es interesante cómo la autora se esfuerza en cerrar todas las minitramas que va dejando sueltas para dejarnos al final un cliffhanger fortísimo. Quizá la última parte resulta un tanto extraña, sobre todo por cómo se desarrolla, pero ha sido una de las partes del libro que más he disfrutado, aunque resulta un poco repentino, eso sí.

Impresión general
Puntuaciones
Trama: 9
Personajes: 9
Estilo: 7
Amor: 9
Mundo: 8

3 comentarios:

  1. Ese libro a mi la verdad me encantó y sigo esperando a que llegue en Español la segunda parte aquí a México :D

    Espero no te moleste lo que te voy a decir pero creo que tienes mal escrito el nombre del libro en Inglés, pusiste "Daughter of smoke and FIRE" siendo "...smoke and BONE". Sólo lo comento para que no le vaya a generar confusiones a tus demás lectores :D

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Lo tengo sin leer, pero espero sacarlo pronto de la estantería porque me llama mucho mucho ^^

    Besoooos =)

    ResponderEliminar
  3. Magnífica vuelta por el mundo mitológico. ¡Un libro estupendo!

    ResponderEliminar