31 de enero de 2013

La noche del jaguar

Esta hacedora volvió al Clan Gatuno para conocer a más felinos hermosos *o*.

Título: La noche del jaguar
Autora: Nailini Singh
Saga: Psi/Cambiantes II
Género: Romántica +18
Editorial: Plaza & Janés (y DeBolsillo)
Sinopsis:  Las exactas predicciones financieras de Faith NightStar han llenado las arcas de los psi. El precio a pagar es el más absoluto de los aislamientos.
Habituada al gélido silencio, Faith teme por su cordura cuando comienzan a atormentarla unas sangrientas visiones de muerte. El día en que su padre le informa del asesinato de su hermana, comprenderá que solo ella tiene la clave para descubrir al culpable y que únicamente los cambiantes podrán ayudarla.
Como centinela del clan, Vaughn D'Angelo observa atentamente a la mujer que se ha adentrado en su mundo. Su parte humana siente curiosidad, su parte animal fascinación... Ella está desprotegida y es frágil, y Vaughn sabe que solo hay un modo de acercarse a ella: capturando al asesino antes de que los psi logren silenciarla pasa siempre.

Opinión: Esta es la segunda parte de la serie de los Psi/Cambiantes que comenzó con La noche del cazador. Si recordáis mi reseña, sabréis que el mundo en el que está ambientado me impresionó mucho y me pareció de lo más innovador. Lo mantengo, igual que me impresionan los mundos de Nalini Singh en general, incluyendo a los ángeles de El Gremio de los Cazadores. No tengo ninguna pega al entorno  futurista que ha creado, sin embargo sí es cierto que habiéndome chocado tanto el primer libro, este pierde ese factor sorpresa y no me ha cautivado tanto como el anterior, pues ya me he acostumbrado a ese choque de culturas entre los Psi y los Cambiantes.

En esta ocasión, nuestra protagonista es ─como por otra parte ya nos dejaron pistas en el libro anterior, o al menos yo las interpreté como tales─ una psi-c, es decir, una clarividente. O dicho de otra manera aún más fácil: que ve el futuro. Pero no solo puede hacer eso, es que es la mejor que existe. Y como es tan poderosa, los Psi la mantienen aislada y apartada de la sociedad para controlarla. Conociendo a los Psi esto no es nada extraño. Recordemos que estos no tienen ningún tipo de sentimiento y se rigen solamente por sus necesidades y su ansia de desarrollo y productividad. Así pues, para Faith esto no es ningún castigo, ni nada por lo que añorar una libertad que no sabe qué es. A diferencia de Sascha, ella no tiene apenas ningún tipo de contacto con el exterior, por lo que ese sentimiento se ve más mitigado y desconocido. Esa es la única diferencia que podríamos apreciar con el libro anterior, porque en esencia, es lo mismo. Psi especial que conoce a Cambiante y cambiará con él su forma de ver el mundo y, por tanto, a sí misma. Puede que por eso también me haya parecido inferior al primero, porque la historia se repite en cierto modo, y pierde parte de su gracia al saber el esquema que tiene la obra. Sobre todo en una que tiene como base algunas intrigas políticas...

En este caso, el protagonista masculino es Vaughn, el jaguar de los DarkRiver. Este centinela no pertenece propiamente dicho a la manada, pues a diferencia del resto se mantiene siempre al margen, con bastante reticencia. Sin embargo, a pesar de que él mismo se considera un solitario, cuando conoce a Faith veremos lo que es realmente la soledad. A Faith jamás la han tocado, tanto es así que es incapaz de soportar el contacto físico, en el plano físico. Es decir, que puede tolerar un mero apretón de manos, pero un abrazo le puede provocar incluso un cortocircuito en el cerebro. Y todo el desarrollo de estos dos, de cómo pueden superar esa barrera, me ha resultado bastante extraña. Porque entiendo la situación, pero... ¿no lo solucionan muy rápido? No lo sé. Pero claro, quizá se deba al temperamento y a la testosterona del jaguar, que es insaciable e incontrolable... O tal vez a un repentino sentimiento que nace dentro de él que le impulsa a proteger a esta extraña Psi de aquello que la acecha en sueños. Porque ese es el otro aspecto de la trama: la aparición de un asesino que todos tratan de cubrir, pero que ellos tendrán que desenmascarar para poder dormir en paz ─entre otras cosas, que siempre viene bien limpiar un poco el mundo de criminales, sobre todo en un mundo en el que se supone que eso ya no existe─.

Como era de esperarse, por otra parte, Lucas y Sascha ─y el resto de personajes que conocíamos en el anterior libro─ vuelven a aparecer, teniendo papeles importantes y no siendo simples espectadores. Pero la pareja principal está bien definida a pesar de ello y el contraste ─y semejanzas a su vez─ hará que este libro siga resultando tan atrayente como La noche del cazador. Sin embargo, ahora le tengo muchas más ganas al siguiente, Caricias de hielo, pues la historia puede que se vuelva a repetir, pero esta vez lo hará con los papeles invertidos (él el Psi y ella la Cambiante). Promete, ¿eh?

Impresión general
Puntuaciones
Personajes: 8.5
Amor: 8
Trama: 8.75
Sexo: 7.5
Estilo: 9

1 comentario:

  1. Me leí el primero y me enamoro. Es una historia muy original.
    Un beso

    ResponderEliminar