13 de diciembre de 2012

Dragún

Escuchó el hacedor la voz de una chica clamar enfrentándose a su destino. 

Título: Dragún
Autor: Ricardo Riera
Editorial: Montena
Páginas: 430
Sinopsis: La ciudad de Silam acaba de caer en manos de Lostar, rey de Manlo, que quiere apoderarse de las minas de calantio, el mineral más fuerte de la Tierra, y de la reina... El rey, antes de morir, esconde a sus hijos Nilo y Lea en las minas, pero se produce una explosión y solo Lea consigue huir. En su escapada, encuentra a un dragón, Zágor, que conoce la lengua de los hombres y la lleva a la ciudad para que viva con los suyos. Lea propone a los dragones que la entrenen para convertirse en una guerrera Dragún y, a cambio, se ofrece para matar al monstruo Vlaken, que expulsó a los dragones de la isla de Xinji.
Opinión: Una buena sorpresa encubierta. Este libro ha tenido un recorrido extraño, ya que recuerdo que no lo vi en ninguna parte y de repente, cuando Alexia me lo mencionó como un libro que podría ser interesante, me lo encontraba por todas partes. Me parecía interesante pensar en una historia que parecía acercarse a aquellas del estilo de Dragonlance, o El ángel de la noche. Sí, sé que son dos estilos muy distintos, pero al leer la sinopsis no quedaba claro hacia qué lado tendería la historia. Sin embargo, al empezar a leer me di cuenta de que no tendía hacia ninguno de los dos, sino que se quedaba un poco en tierra de nadie, en parte debido a algunos errores durante la historia y en parte debido al universo en que se desarrollaba. Por otra parte, se trata de una aventura bastante interesante, que incluso podría haberse alargado de manera que ocupase más espacio. No le hubiese venido nada mal, la verdad.

Y es que su personaje principal es muy interesante. Es cierto que se trata de una fémina algo alejada de los cánones, más cercana a las mujeres estilo Red Sonja que a cualquiera de las chicas que aparecen en las actuales novelas juveniles. Esta es una chica que va a sufrir mucho, y desde muchos lados, siendo considerada como algo que eliminar y, sobre todo, viendo cómo todo su mundo se tambalea constantemente. Primero, con el asesinato de sus padres y su hermano, luego con su periodo de entrenamiento, todo para contarnos su «camino de venganza». No es un tópico muy alejado, quiero decir, muchos hemos visto héroes que empiezan su camino para vengarse de un malvado, pero que acaban convirtiéndose en auténticos adalides de la bondad y el buen hacer. En este caso... tengo sentimientos encontrados. Eso sí, podréis encontrar prácticamente todos los distintos arquetipos de este estilo de narración, desde el mentor, un dragón maravilloso, hasta los distintos tipos de piratas y de ladrones, de guerreros y de reyes. Cada uno de ellos aparecerá muchas veces el tiempo suficiente para que nos hagamos a la idea de que conocemos perfectamente el universo en el que nos movemos, puesto que cumple todas las normas que deben seguir este estilo de universos. Así, habrá personajes que podrían haberse desarrollado más, pero en ese caso hubiese necesitado más páginas, y probablemente más libros, y parece que el autor quería dejarlo todo atado en un solo volumen, pese a lo cual nos encontramos con un final prometedor. De esos que prometen más aventuras pero que no obligan al lector a esperar con ansia el siguiente volumen.

Una cosa importante acerca de la trama es que básicamente podemos hablar de varias tramas unidas. Como si fueran leyendas sobre un mismo personaje que decidiésemos escribir todas juntas. Así, tenemos la infancia y el entrenamiento de la heroína resumidas en unas pocas páginas, los conflictos de los dragones resumidos a un diálogo, el viaje en barco resumido en dos párrafos... ¿veis lo que quiero decir? Lo que en otros libros se aprovecha apra desarrollar a los personajes aquí nos lo saltamos y vamos directamente a los momentos definitorios, aquellos que definen por completo a los personajes y que se convierten en mini-clímax. Esto tiene un punto a favor muy importante, no hay nada que sea aleatorio o que no sea importante, pero al mismo tiempo parece como si debieras estar mucho más unido a personajes que, en el fondo, apenas conoces. Los únicos que consiguen mantenerse durante muchas páginas son la protagonista, menos mal, y un par de dragones. Esto y no otra cosa es lo que hace que el subtítulo del libro La chica que se enfrentó a los dragones, parezca completamente accesorio. Realmente no creo que esa sea la característica más importante de la protagonista, ni siquiera el punto más importante de la trama como para usarlo de subtítulo. Pero bueno, puede ser una percepción mía.

En cuanto al estilo de la narración podemos hablar de clasicismo. No se trata de otra cosa más que de una narración muy centrada en la acción, muy centrada en lo que sucede alrededor de los personajes, dejando los pequeños interludios en los que no sucedee acción para intentar mostrar algo de la personalidad de los personajes, para rápidamente partir en pos de otra aventura. Quizá uno de los detalles que más me han gustado ha sido esa clara división en los momentos. No entiendo, y creo que nunca entenderé, los momentos restrospectivos en mitad de una escena de acción, los introspectivos, todavía, si piensas que vas a morir, puedes pararte a considerar un par de cosas, pero ponerte a recordar otros momentos mientras te están atacando es un poco... en fin, suicida. En este libro eso no sucede, vemos un estilo completamente lineal al que solo le falta una profecía escrita por completo para convertirse en un ejemplo de todo lo que forma parte de un arquetipo fantástico. Y con esto quiero decir que por supuesto que tenemos una profecía. ¿Cómo si no iba a ser nuestra heroína la elegida? Por cierto, en esta novela vais a estar desde el principio recordando uno de los arquetipos del mentor que Alexia y yo conocemos como «el guía suicida», siempre os va a parecer que el dragón que hace de guía tiene deseos de morir... Es inevitable, sabe que es su rol, e intenta cumplirlo.

En definitiva, un libro bien escrito, con un estilo muy directo que gustará a los amantes de la fantasía más tradicional, al que se le echa un poco de sabor al utilizar a una mujer como protagonista (aunque no lo parezca durante la mayor parte del libro). La mayor parte de los fallos son principalmente debidos a la falta de espacio, sin duda. Probablemente lo que sucede en este libro sería narrado en una trilogía en otras novelas de fantasía. De hecho, me recuerda sin mucha dificultad a la trilogía de las Moonshaes de Reinos Olvidados. Y sin embargo, deja una especie de regusto amargo, precisamente por todo lo que promete en aventuras, y lo muy acelerado que va todo.

Impresión general
Puntuaciones
Trama: 7
Personajes: 6
Magia: 7
Estilo: 8
Mitos: 7

2 comentarios:

  1. Que bien suena este libro, la verdad es que me atrae todo el tema de los dragones.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Suena muy bien! Gracias por la info, besotes

    ResponderEliminar