19 de noviembre de 2012

Bajo la misma estrella

Escuchó el hacedor una historia cotidiana que le emocionó.

Título: Bajo la misma estrella.
Título original:The fault in our stars
Autor: John Green
Traductora: Noemí Sobregues Arias
Editorial: Nube de Tinta
Páginas: 304
Sinopsis: A Hazel y a Gus les gustaría tener vidas más corrientes. Algunos dirían que no han nacido con estrella, que su mundo es injusto. Hazel y Gus son solo adolescentes, pero si algo les ha enseñado el cáncer que ambos padecen es que no hay tiempo para lamentaciones, porque, nos guste o no, solo existe el hoy y el ahora. Y por ello, con la intención de hacer realidad el mayor deseo de Hazel - conocer a su escritor favorito -, cruzarán juntos el Atlántico para vivir una aventura contrarreloj, tan catártica como desgarradora. Destino: Amsterdam, el lugar donde reside el enigmático y malhumorado escritor, la única persona que tal vez pueda ayudarles a ordenar las piezas del enorme puzle del que forman parte...

Opinión: Una novela capaz de emocionar a cualquiera. En serio, no creo que haya nadie que pueda leer esta novela y no emocionarse. Eso sí, vais a llorar con ella sin ninguna duda. Así que, si estáis en el metro o en algún sitio público quizá no os interese demasiado leerlo. Por otro lado, es un libro que realmente merece la pena leer de una sentada, dejando que te afecte la historia de manera completa, y sin tener ningún punto donde detenerte para que se te agüe la lectura.

Y es que la historia empieza con una chica que de primeras resulta algo cargante. Sí, vale, todos le tenemos mucha pena por lo que tiene que pasar como enferma de cáncer terminal, pero reconozcamos que las primeras páginas, hasta que conoce a Gus, nada que ver con el de La lección de August, espero, y se vuelve a abrir al mundo. O mejor dicho, a ese pequeño mundo cerrado que nos muestra el libro que tienen los enfermos de cáncer. Y todo el libro hará metaliteratura de una manera completa, puesto que mucho de lo que suceda dependerá en gran medida de la reacción de la protagonista y del chico a un libro inexistente en la realidad. Y esto nos tiene que decir mucho del libro. Es un libro que intenta mostrar con una sencillez y sin grandes palabras lo que es una vida de esa forma. Siempre se ha dicho que en los extremos, en los momentos en que la vida llega a sus límites, es donde realmente encontramos a los que la viven al máximo. Y sin embargo, no tendremos heroicidades (aunque Gus sea prácticamente un personaje heroico dentro de su estoicismo). No nos engañemos, lo que sucede durante el libro, desde el momento en que posa sus pies en el corazón de Jesús, hasta el momento en que vuelve a él, es, ni más ni menos, que una de las historias de amor más completas y más fuertes que se pueden ver. Eso sí, la llorera está prácticamente asegurada, en cualquier caso, en el momento en que la protagonista es una chica con cáncer terminal es algo que más o menos te puedes esperar.

Esto que os he contado no quiere decir que la trama sea especialmente «visible» desde el primer momento, aunque llega un momento en que te lo esperas. Significa, y no nos engañemos, que es un drama y todos sabemos cómo acaban y evolucionan la mayoría de los dramas. Sí, los personajes actúan de una manera creíble y tienen algunos diálogos brillantes, por no hablar del interés metaliterario de que comparen distintos estilos de literatura. Y que todos lo sepamos no influye en cómo nos afecta, en todo caso nos prepara para los sentimientos que aflorarán. Del mismo modo que cuando estamos con un libro de aventuras esperamos que todo sea acción y que los momentos dramáticos nos lleven a clímax de acción pura y dura, en los dramas esperamos una introspección en los personajes que nos lleve a darnos cuenta de cómo se sienten y a empatizar con ellos hasta el punto de situarnos en su lugar. Eso lo consigue John Green por medio de un lenguaje muy sencillo, muy coloquial y muy agradable.

Me gusta especialmente cómo la protagonista rompe los esquemas de este estilo de personaje enfermo para comportarse como alguien real. Y cómo nos lo muestra el autor al enseñar su queja hacia los que dicen estar viviéndolo así, y el arrepentimiento que muestra luego. Todo eso ayuda a darle, no solo credibilidad, sino una fuerza interna al personaje que atrae y al mismo tiempo despierta al lector, consiguiendo de esa manera que el lector se introduzca por completo en la historia. Quizá el mayor fallo que se le puede achacar a la novela en este caso es la forma irreal en que un personaje oculta una información. Y sí, hay otro fallo de ese estilo en un personaje que no descubre algo que todo el mundo sabe, y es imposible que en todo ese tiempo no lo descubriera. Pero al ser un detalle secundario no me parece tan importante como la ocultación por parte del otro personaje. No se puede negar que son fallos nimios en comparación con cómo puede llegar hasta el alma el libro, pero no se pueden dejar de lado.

En cuanto al tema más estilístico, podemos hablar de un autor que aprovecha los juegos de palabras y juega con ellas para hacer que sus personajes resulten inteligentes, a veces incluso en exceso teniendo en cuenta sus edades, un autor que no oculta nada sino que todo lo muestra de una manera sencilla capaz de alcanzar a cualquiera. Quizá lo único malo del estilo es la falta de lirismo, aunque haya un par de escenas en que demuestra que sí es capaz de dárnoslo y que es decisión suya que el resto resulte anodino. Probablemente para generar un contraste mucho más fuerte con esa parte. También encontraremos unos diálogos muy bien construidos, muy reales, casi podría decirse que grabados y reproducidos en el papel, al lado de otros mucho menos reales, que se basan en lo especial de algunos personajes, y por ello resultan creíbles. Sin embargo, tengo que decir que los adultos que aparecen en la historia no resultan tan creíbles como los jóvenes, quizá por ese intento de separarles y mostrar el punto de vista de la joven.

En conclusión, un gran libro, que os emocionará sin ninguna duda. Basa gran parte de su atractivo en una historia dramón que, como tal, sirve de catarsis ante la realidad. Además, el estilo empleado es de una simplicidad feliz, que consigue que los sentimientos resulten especialmente resaltados y afectados. Una lectura idónea para cualquier momento, aunque especialmente para los momentos más tristones.

Impresión general
Puntuaciones
Trama: 9
Personajes: 9
Emotividad: 10
Estilo: 8
Realismo: 9

4 comentarios:

  1. La verdad es que desde que empecé a oír hablar de este libro me ha llamado mucho la atención... Pero ahora mismo no tengo muchos ánimos para un drama (mejor cosas más bien felices xD). Eso sí, no se me escapará =)

    ¡Gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  2. Hace muy poco termine de leer este libro y me encanto!Y ahora es uno de mis libro favoritos!
    Yo también os animo a leer esta novela!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Lo leí hace poco y me tiene maravillada. Es un tesoro. No creo que vuelva a leer nada parecido. Un beso

    ResponderEliminar
  4. Lo cogí sin muchas ganas, por si me decepcionaba después de ver que todo el mundo lo tenía en un pedestal. Y hasta la mitad no me parecía que tanta exaltación estuviera justificada, seguramente por el lenguaje. Pero cuando la realidad se vuelve más dura empatizas más con los personajes. La protagonista no me pareció cargante. Lo que más me ha molestado es el amor casi instantáneo. Llamadme escéptica o amargada pero los flechazos no existen.
    Supongo que ante situaciones de crisis los sentimientos son más fuertes pero qué rápido se enamoran los tíos buenos ¿no? Al acabarlo debo decir que me ha gustado mucho. Lloré claro y creo que la película es bastante fiel.

    ResponderEliminar