5 de septiembre de 2012

La casa mágica de la señora Ashworth

Escuchó el hacedor un cuento sobre un mundo conectado con el nuestro

Título: La casa mágica de la señora Ashworth
Autora: Eva Pérez Rodríguez
Editorial: Espasa
Páginas: 216
Sinopsis: Aquel aburrido verano en que Katia entró a trabajar en la librería El Dragón Rojo no podía imaginar que su vida iba a cambiar para siempre. Cuando la campanilla de la librería sonó para anunciar la entrada de aquella mujer de mediana edad, algo intangible -la magia- se coló por la puerta. De la mano de la señora Asworth, Katia descubrirá que los libros que tan secretamente guarda en el sótano Victoria, la dueña de la librería, son en realidad canales de poder que enlazan nuestro mundo con Araldor, un universo paralelo regido por la magia, sumido ahora en un terrible caos.
Katia tendrá que ayudar a la señora Ashworth a restaurar el equilibrio en Araldor, evitando al mismo tiempo que el mundo de los humanos se vea afectado

Opinión: Estamos ante un libro muy sencillo. Lo digo completamente en serio, se trata de un libro que utiliza los clichés, de una forma bonita, y construye una historia bastante previsible. No voy a decir que esto sea malo, principalmente porque siempre me han gustado las historias de corte clásico. En este caso, es la típica historia de la joven que va a salvar un mundo mágico. Está bastante cuidado dentro de su sencillez. Sin embargo, eso no quiere decir que no se note que quizá tiene demasiado poco de original.

Para empezar, en los personajes. Todos y cada uno de los personajes me han dado directamente la sensación de «yo a ti ya te he visto». Sí, esta sensación te acerca y te facilita conocerles sin mucha dificultad, pero al mismo tiempo te sitúa en una posición complicada. Y es que por más que quieras no puedes quitarte de la cabeza la idea de ver detalles de otros personajes en ellos. Cierto, tienen una personalidad propia... pero no deja de parecerme una mezcla de personalidades. Un poco de este personaje, otro poco de este, pero sin ese detalle que le hace especial... y así nos encontramos con unos personajes que, a pesar de ser buenos, no acaban de destacar contra el resto de personajes de fantasía. Si bien creo que en parte esa era la intención de la autora, conseguir una amalgama de personajes, no acaba de quedar del todo bien. Si hubiera algo más original en ellos probablemente funcionaría mejor.

La trama tampoco es de estas que muestran detalles de originalidad completa. Más bien se trata de una trama que sabes por dónde va a ir y hacia dónde va sin el menor de los problemas. Está bien llevada, no hay huecos ni lagunas por ningún lado, pero todo es cliché así que tampoco tenía muchas oportunidades de tropezarse. Descubre que existe un mundo mágico, no se lo cree, la llevan a él y le dicen claramente que es la salvadora, hace todo lo necesario para salvarlo, incluyendo que otros se enfrenten a los peligrosos magos oscuros. No hay nada especialmente novedoso, excepto quizá que uno de los detalles más habituales de estos libros no sucede, a pesar de que hay varias ocasiones en que parece que va a ocurrir. Sin embargo, ya he dicho que la falta de novedad no es óbice para no encontrarnos con una buena novela. De hecho, en ese sentido incluso facilita bastante seguir la trama, porque saber los pasos que tienen que dar ayuda a que lo veas antes incluso que los personajes. Las «grandes» sorpresas que parece remarcar la autora son bastante previsibles, eso sí.

El estilo es interesante, porque consigue mantener ese estilo de cuento o de historia clásica adornada con algún detalle de las últimas tendencias en la fantasía. De esta manera, tenemos unas descripciones coloristas y bien definidas que al mismo tiempo nos permiten vislumbrar detalles mientras se mantienen en el punto de «nebulosidad» propio de los mundos fantásticos. Si bien es cierto que las batallas adolecen de cierta simplicidad, eso mismo acaba resultando ser uno de los pros del estilo de la autora, pues se dirige directamente a la acción. Es interesante, por otro lado, ver cómo sitúa los distintos acertijos en el mundo. Pero quizá tiende demasiado a contar cómo son los personajes de una manera directa.

En definitiva, es un libro ligero, muy apto para pasar un buen rato en compañía de unos personajes que nos resultarán entrañables. No creo que nadie lo vea como un libro especialmente maravilloso, pero cumple tanto la función de entretener como la de entretejerse dentro de la fantasía sin muchos problemas. Recomendable como libro de transición o como libro de introducción a la fantasía, si bien algunos de los personajes pueden ser más queridos por gente que ya haya leído fantasía y pueda relacionar los distintos estereotipos. Sin llegar al nivel de libros como El Castillo Ambulante o Historia de Dos Castillos, se queda en ese estilo sencillo y directo de fantasía.

Impresión general
Puntuaciones
Trama: 6
Personajes: 6
Aventuras: 6
Estilo: 7
Clásico: 7


1 comentario:

  1. Tiene buena pinta, y la portad es genial. Y como la portada es un factor importante (cuando se tratad e mí) para comprar un libro, este se va a ir a mi carrito de la compra. Un beso muy grande y felicidades por tener un blog increíble.
    Te seguimosssssssssssssssssssssssssssssssss

    ResponderEliminar