16 de septiembre de 2012

Enclave

Escuchó el hacedor hablar de unos túneles infestados.

Título: Enclave
Título original: Enclave
Saga: Razorland I
Autora: Ann Aguirre
Traductora: Eva González
Editorial: Hidra
Páginas: 352
Sinopsis: En el mundo de Dos, un enclave subterráneo, la gente debe sobrevivir hasta los quince años para unirse a uno de estos tres grupos: Criadores, Constructores o Cazadores. Dos se ha convertido en Cazadora. Y su cometido es claro: salir del enclave a buscar comida para los demás enfrentándose a unos feroces monstruos a los que llaman Engendros. Pero todo está a punto de cambiar para siempre. Por un lado, Dos conocerá a Van, un joven cazador indisciplinado, pero a la vez seductor y mortal con los cuchillos. Por otro, los engendros comienzan a dar muestras de una escalofriante inteligencia que los gobernantes del enclave prefieren ignorar. La balanza en la lucha por la supervivencia está a punto de dar un vuelco y Dos va a descubrir los intrincados secretos que aguardan fuera del enclave.

Opinión: Tengo unas sensaciones muy extrañas respecto a este libro. El libro está dividido en dos partes... y solo os puedo hablar de la primera, puesto que la segunda sería spoiler. Baste decir que era donde esperaba que se desarrollase la segunda parte de la trilogía. Es un libro claramente post-apocalíptico, muy cercano a toda la literatura de zombies. Bien es cierto que no solo hay zombies, o mutantes, aquí llamados Engendros, sino también otras clases de criaturas que nos van descubriendo. En la primera parte del libro hay dos pilares importantes: el Enclave y la relación de Dos con Van, que se descubren como antagónicos. Es decir, no puedes tener las dos cosas.

El libro comienza con una escena fuerte: otorga el nombre a la protagonista en un ritual y la convierten en Cazadora. Esto será muy importante puesto que nos introducirá en la sociedad en la que vive Dos. Lo que vamos descubriendo de ella es un temor reverencial hacia los ancianos, un orgullo hacia la idea de ser Cazadora, así como un carácter fuerte y decidido a proteger a sus amigos. Pronto, la sitúan como compañera de Van. Él cambiará su perspectiva de las cosas. No nació en el Enclave, lo que le convierte en un extraño y en alguien que es capaz de observar lo que sucede en él desde otro punto de vista completamente distinto. A partir de su segunda misión, las cosas empiezan a torcerse. Como personajes a lo largo del libro, solo nos percatamos realmente de la evolución de Dos, cosa lógica ya que se trata de una novela en primerísima persona, siendo la narradora alguien a quien le cuesta muchísimo empatizar con gente nueva. De hecho, tampoco es alguien que sea capaz de dar nombre a sus sentimientos, puesto que la sociedad en la que nació no daba lugar a ello. Su crecimiento entrenándose para ser Cazadora solo se intuye, pero aún así deja claro qué partes son importantes para una en muchas ocasiones. Luego está Van, del que no veremos tanto una evolución como un descubrimiento gradual de sus características principales. Finalmente, hay bastantes secundarios en la historia, tanto en la primera parte como en la segunda. No llegaremos a conocerles realmente a casi ninguno, centrándose únicamente en aquellos que afectan realmente a Dos. Una cosa que me parece que han hecho bien es traducir los nombres de estos dos, Van es Fade y Dos es Deuce en inglés, pero hay un buen motivo para esa traducción y por tanto me parece acertado en este caso.

La trama está muy desaprovechada. Sobre todo en el punto en que pasa de la primera parte a la segunda, que, en vez de hacerlo de forma gradual, lo hace de golpe y porrazo. Con esto consigue que, cuando se está empezando a poner interesante la trama, de repente te encuentres con un cambio completo que puede sentar un poco mal. Ya te has interesado por lo que está pasando, ¿por qué te cambian hacia un punto completamente distinto? Además, no es que haya cerrado ni uno solo de los arcos argumentales que empiezan allí. Por suerte, hay que decir que la segunda parte también resulta interesante, simplemente es un tanto descorazonador que, teniendo la posibilidad de continuar la trama de la primera parte hasta su final, nos encontremos con un cambio tan brusco, que hace al lector sentirse un tanto engañado. En definitiva, respecto a la trama hay dos puntos ineludibles: está muy bien hecha, todo bien atado y consigue que el lector se interese por lo que está sucediendo, tanto en la primera parte como en la segunda, pero se siente como una traición al lector el modo en que finaliza la primera parte. No cierra ninguno de los hilos abiertos en la primera parte, y simplemente te inicia en la segunda parte. Por lo menos no hay un salto temporal fuerte entre las dos que te haga plantearte que ha sucedido. Habrá que ver qué sucede en el segundo libro.

En cuanto al estilo, se trata de un libro muy centrado en la acción y en los sentimientos de Dos, o, mejor dicho, en el descubrimiento por parte de Dos de los sentimientos. Si bien en la primera parte nos encontramos con pocas descripciones, puesto que se trata del mundo conocido de Dos, y explica pero no en profundidad todo lo que nos muestra, en cuanto llegamos a la segunda parte las descripciones se vuelven más completas, sin resultar aburridas. Resulta una lectura ligera, si bien hay momentos en que ves la descripción de cómo se siente Dos y te preguntas cómo puede no saber algunas cosas. Pero es verosímil dada la sociedad en que creció. Por no hablar de algunos momentos en que los secundarios nos sorprenden, hasta que nos damos cuenta de que solo hemos visto de ellos lo que nos muestra Dos, y no es una persona que sea capaz de comprender los motivos por los que actúan los demás. Además, se trata de una chica orgullosa que intenta por todos los medios no mostrar ninguna debilidad, así que cuando conseguimos alguna explicación más lógica o creíble que la que ella da es porque el otro personaje decide decírselo directamente. Si hay una palabra que defina el estilo y la forma de narrar es, sin lugar a dudas, verosímil.

En definitiva, un nuevo acercamiento a la literatura post-apocalíptica, que muchos pueden confundir con distópica al leer solo la primera parte pero que pronto se aleja de esa vertiente. Muy centrada en la acción y muy bien escrita, generará sentimientos encontrados por la forma en que cambia el estilo y la trama de golpe. Personalmente, es un libro recomendable, si bien es mejor si sabes aunque sea que existe ese cambio tan brusco, para que no te sientas completamente engañado. Si no tenemos en cuenta este corte, o si os ha gustado, sería un libro de 9, pero teniendo eso en cuenta, baja bastante.

Impresión general
Puntuaciones
Trama: 7
Personajes: 7
Estilo: 9
Verosimilitud: 9
Corte: 5

6 comentarios:

  1. Pues lo tendré en cuenta eso del corte a la hora de hacerme con él.A pesar de ellos es un libro que me llama bastante la atención :)
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Vaya pues gracias por avisar del corte pq eso me daría rabia al menos imagino que en el libro 2 eso se aclare

    ResponderEliminar
  3. A mi es que no me llama. Más distopías pff
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es una distopía. Es una novela post-apocalíptica. Tiene tintes muy ligeros distópicos en la presentación del Enclave. El resto, solo post-apocalíptica.

      Eliminar
  4. A mi me llama mucho la atención *_* Estoy deseando leerlo para poderme formar una opinión propia. ¡Muchas gracias por la reseña! <33

    ResponderEliminar
  5. estoy un poco indecisa con éste libro, por una parte me llama la atención, pero no sé si terminará gustándome...
    de todas formas, muchas gracias por la reseña que en verdad yo creía que solo era otra distopía más. ahora por lo menos sé que no es así (o por lo menos no del todo)

    besos <:3

    ResponderEliminar