15 de septiembre de 2012

Bitterblue

Escuchó el hacedor un grito de angustia desde un país costero.

Título: Bitterblue
Título original: Bitterblue
Autora: Kristin Cashore
Saga: Los Siete Reinos III
Traductora: Mila López
Editorial: Roca Joven
Páginas: 504
Sinopsis:Ocho años después de que la conociéramos en Graceling, nos reencontramos con Gramilla, ahora convertida en la reina Bitterblue de Monsea. Bitterblue es una monarca misericordiosa, pero no puede librarse de la influencia nefasta que su padre tuvo en ella en la infancia. Leck poseía la habilidad de alterar los pensamientos de todo aquel que tuviera cerca y eso lo convirtió en un psicópata. Los consejeros de Bitterblue, que han llevado las riendas del país mientras la Reina alcanzaba la mayoría de edad, creen que debería perdonar a todos aquellos que cometieron actos impensables durante el reinado de Leck y enterrar el pasado.
Sin embargo, cuando Bitterblue comienza a salir disfrazada y oculta entre las sombras de la noche, se da cuenta del verdadero alcance que ha tenido en la población estar sujeta a las maquinaciones de un loco durante treinta y cinco años y de que la única manera de superar este largo y triste episodio es revisar el pasado

Dos ladrones, que solo roban aquello que ha sido robado antes, cambiarán su vida para siempre: son ellos lo que poseen la llave de la verdad sobre el reinado de Leck. Y uno de ellos, poseedor de una gracia que todavía desconoce, también tendrá la llave del corazón de Bitterblue.

Opinión: Esta es la tercera parte de la saga iniciada con Graceling y continuada con Fuego. Aquí en España, la saga se denomina Los siete reinos. A pesar de ello, este libro es una continuación directa de la historia narrada en Graceling, compartiendo lugar de desarrollo y varios personajes, pero cambiando por completo el punto de vista, por tanto considero obligatoria la lectura de Graceling, no así la de Fuego. Y es que pasamos de tener el punto de vista de una graceling, como es Katsa, al de Bitterblue, la reina de Monmar después de los acontecimientos de Graceling. Una novela centrada sobre todo en los sentimientos de la gente cuando un engaño se destapa y sus consecuencias, así como la culpa que corroe a todos los que participaron en él, aunque no fuera voluntariamente. Podríamos compararlo con Los Reinos Rotos, por la importancia que tiene la política frente a la acción sin descuidarla.

Los personajes están marcados por las acciones de Leck que se nos describían en Graceling, por eso precisamente considero que por lo menos ese libro es importante leerlo antes. La protagonista indiscutible, que además marca el punto de vista de la historia es Bitterblue, conocida como Gramilla en Graceling. Ella será la que nos lleve a través de todas las capas sociales del país. No será un personaje estático, sino que irá cambiando y se acercará a sus distintos súbditos y a sus amigos de maneras muy diferentes. No será lo mismo su tono cuando se encuentre con Zaf que cuando vea a Katsa o cuando hable con Thiel. Han pasado ocho años desde lo sucedido en Graceling, pero eso no será motivo para que no nos lleve por la senda de sus recuerdos acerca de Leck. Este, aunque ya no aparecerá en ningún momento será muy poderoso ya que afectó al reino durante treinta y cinco años, cambiando la percepción de la gente. Por ello, se han formado dos bandos antagónicos, y aquí en España no debería costarnos demasiado ver cómo pueden surgir los dos bandos. No voy  a decir qué buscan, aunque para todos debería ser obvio. Aparte de estos dos grupos hay un pequeño grupo que se convertirá en el apoyo de Bitterblue: El Consejo. Está formado por Katsa, Po, Raffin, Bann y Giddon. De estos, aunque Katsa y Po consiguen mantener bastante importancia y afectan el punto de vista de Bitterblue, sobre todo Po, me parece más interesante Giddon. Se convierte en este libro en un personaje completamente distinto y en todo momento me pareció que podía haber algo más entre Bitterblue y él. No se muestra la evolución que ha tenido en estos ocho años de separación, solo el resultado, pero es perfectamente creíble e interesantísimo. Por otro lado, tenemos a Zaf y a Teddy. Estos dos serán pilares de la historia en el libro, sobre todo Zaf, que nos mostrará cómo vive su pueblo mientras Bitterblue intenta conjugar eso con lo que le dicen sus consejeros. Y, claro, Zaf mostrará un interés importante en Bitterblue. El final del libro en ese aspecto me pareció absolutamente genial. Thiel, por otro lado, fue el consejero de Leck, y se convierte en el de Bitterblue. Es un personaje corroído por la culpa y muy interesante por los sentimientos que muestra.

La trama del libro se desarrolla siempre en Monmar, aunque en algunos momentos se nos hable de otros reinos y podríamos decir sin mucha dificultad que nos encontramos ante una trama compuesta de al menos cuatro subtramas. Algunas más importantes, otras menos. La más importante, y la que se convierte por tanto en la trama principal, es la vida de Bitterblue en el castillo y cómo intenta descubrir hasta dónde sigue afectando su padre a su vida. A partir de esta, vemos dos subtramas fácilmente reconocibles: la búsqueda en el pasado, y el intento de comprender qué es lo que realmente está sucediendo en la actualidad. Por otro lado, tenemos una subtrama pequeñita y que afecta marginalmente a las otras, la relación de Bitterblue y Zaf y cómo este le ayuda a ver su reino con otros ojos. Finalmente, tenemos la trama de las revoluciones políticas en los Siete Reinos, que conocemos por medio de la intervención de miembros del Consejo en la vida de Bitterblue. No se puede decir que Katsa aparezca en ningún momento para salvar el día de Bitterblue, lo que hace mucho más interesante el libro, qué duda cabe. De esta manera, vamos navegando a través de las cuatro tramas, que se van uniendo y separando en algunos momentos, al final, solo dos de ellas alcanzan un punto realmente clímax, lo que consigue que tengamos ganas de saber más de lo que sucede en ese mundo. El ritmo con el que se lleva a cabo este traslado entre tramas es algo irregular, ya que hay algunos momentos en que, al mantener el punto de vista de Bitterblue, hay cosas que suceden y de las que no nos enteramos, y Bitterblue no está haciendo nada en esos momentos.

El estilo mantiene esa forma sencilla que ya vimos en Graceling y en Fuego, ese estilo sin florituras innecesarias. Las descripciones son interesantes, y no podemos obviar en ningún caso las maravillosas ilustraciones que acompañan al texto. Eso sí, son solo acompañantes, ni obligatorias ni resultan cansinas porque aparezcan demasiadas. Se trata de un estilo ameno y ligero que consigue el objetivo de que el lector se centre en los sentimientos de los personajes por encima incluso de sus acciones, si bien estas se alzan como representación de dichos sentimientos. La descripción de los momentos íntimos de cada uno de los personajes con Bitterblue nos muestra claramente sus sentimientos hacia ellos, y la reciprocidad. También es cierto que hay cosas que muestra como grandes secretos y el lector un poco avispado lleva sabiéndolo desde las primeras páginas. Con esto consigue que se vuelva un poco irreal, sobre todo teniendo en cuenta el carácter observador de Bitterblue. Es muy interesante para el estilo cómo enlaza detalles, usando por ejemplo algunas cosas que contaba Leck en Graceling, o algunos detalles de Fuego, para crear leyendas.

En definitiva, una historia muy interesante, que transmite una frescura que no es fácil de conseguir en un tercer libro. Se ve una mejora en el estilo desde Graceling, si bien es un libro muy diferente cuyo foco está en un punto de vista distinto y en una trama muy alejada de la acción a la que nos sometió la primera parte. Para aquellos lectores que estén dudando si hacerse con la saga, porque se sabe ya que va a haber más libros, lo que no se sabe es cuándo, merece la pena dado su carácter casi autoconclusivo. Por otro lado, a pesar de la explicación dada por la editorial respecto al cambio de formato del libro, pasa de ser tapa dura en el resto de la saga a ser tapa blanda en este, me parece bastante decepcionante que no se atengan a la edición del resto. Además, podrían haberlo sacado primero en tapa dura y luego sacan esta edición, cosa que me parecería más lógica.


Impresión general
Puntuaciones
Trama: 8
Personajes: 8
Estilo: 7
Ritmo: 6
Coherencia: 7

5 comentarios:

  1. ¿Va a haber más librooooos? o_O Pues vaya, yo que me acabo de comprar los tres de golpe con la ilusión de tener la saga completa... :/
    En fin, a ver si para las navidades hago un maratón y me leo los tres de golpe...
    Gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  2. No he leído todavía ninguno, voy a ver si la leo un día de estos.

    ResponderEliminar
  3. ¿Cuándo sale en España? ¿Es el último de la saga? Es que el 1º me encantó y como haya más de 3 y yo me lea hasta el 3º estaré en ascuas hasta que llegue el próximo, prefiero leérmelos del tirón.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  4. Yo no me extrañaría de que hubiese más libros... siendo una saga titulada "Los 7 reinos".... apostaría a 7 libros en total, pero quién sabe.

    Ésta es otra saga que tengo colgada desde hace tiempo. Como me pillé el 1 por Círculo y no la han continuado, he ido dejando pasar el tiempo y no me he hecho con Fuego a pesar de tenerle muchas ganas... Diox, cómo se me acumulan las lecturas XDDD

    ResponderEliminar
  5. Wiiiiii habra maas libros *-* q buenoo. Amo esta sagaaa !!!

    ResponderEliminar