20 de julio de 2012

Tercera tumba todo recto

Título: Tercera tumba todo recto
Título original: Third Grave Dead Ahead
Saga: Charley Davidson III
Autora: Darynda Jones
Editorial: Debolsillo
ISBN: 9788499895895
Sinopsis: Charley Davidson, portal celestial para las almas perdidas, continúa ejerciendo de investigadora privada ocasional bajo la influencia de ingentes dosis de café en un extremo intento de mantenerse insomne. Cada vez que cierra los ojos, Reyes Farrow, el hijo de Satán mitad humano, mitad supermodelo, está allí. No le importaría en absoluto verlo si no estuviera tan cabreado… Pero tras trece días sin pestañear está a punto de volverse loca, así que nada mejor que un nuevo caso para olvidar sus problemas… o eso creía ella, porque a veces el remedio es peor que la enfermedad.



Opinión: A mi juicio este es el mejor libro de los tres que llevan publicados. Y, como tengo que argumentar por qué lo creo así, eso quiere decir que, posiblemente, suelte algunos spoilers de los dos anteriores: Primera tumba a la derecha y Segunda tumba a la izquierda. Si os habéis leído ya esos dos y esperáis saber qué os espera (sin destripar nada) este tercer libro, entonces adelante. Si no lo habéis hecho, pero tenéis ganas, espero que no hayáis leído la sinopsis...

El mejor argumento que tengo, sin ninguna duda, es que en Tercera tumba todo recto aparece muchísimo más el personaje de Reyes. ¿Por qué? Pues por la sencilla razón de los acontecimientos que ocurrieron al final del segundo libro. Ahora está confinado en su cuerpo mortal y eso le ha puesto de un humor de perros hasta llegar al punto de no querer ver a Charley ni aceptar visitas suyas en prisión. Por suerte, eso en este libro cambia y pide una audiencia con ella pues, al fin y al cabo, no pueden permanecer separados mucho tiempo; están destinados a estar juntos. Y ella necesita verle para pedirle que deje de torturarla en sueños, pues lleva casi dos semanas sin dormir por su culpa. Pero no porque tenga pesadillas con él, sino más bien todo lo contrario. Tiene unos sueños demasiado vívidos e intensos como para poder soportarlos cada vez que cierra los ojos. Pero Reyes siempre tiene planes ocultos y necesita ver a Charley para que le ayude en un próximo proyecto que tiene en mente; quiere, digámoslo así, contratar sus servicios como detective para encontrar a una persona que podría proporcionarle la libertad absoluta.

Por otra parte, Charley tiene que lidiar también con su vida normal y con sus múltiples trabajos. Por un lado sigue aceptando casos como detective privado; en esta ocasión la de un doctor que rezuma culpabilidad y que denuncia la desaparición de su mujer. Por otro lado la de su trabajo como ángel de la muerte, encargada de ayudar a las almas a cruzar al Otro Lado. Y, finalmente, con lo que le ha encargado Reyes; por no hablar de tener que lidiar con él mismo. El problema que le veo yo a esto -aparte de que tiene que hacerlo todo sin dormir, y con más cafeína en el cuerpo que el propio café- es que las reparticiones no son equitativas. A la primera le dedica una excesiva cantidad de tiempo, incluso podríamos decir que la trama principal es esa, cosa que, la verdad, me parece desesperante. Digo lo mismo que dije en Segunda tumba a la izquierda: ¿a mí qué más me dan los casos para los que te contratan? Y también sigo diciendo que vale, a ella sí le importa porque es su trabajo y se alimenta de ello, sobre todo teniendo ahora al padre encima, que casi le está obligando a renunciar a lo único que sabe hacer. Pero me sigue pareciendo desesperante, porque su trabajo como ángel de la muerte es casi inexistente en este libro; y lo de Reyes... bueno, podría haber estado mejor repartido, solo digo eso. ¡Es la primera vez que le ve en persona! ¿No podrían haber pasado las cosas de otra manera para aprovechar el momento? Y la culpa de esto la tienen los dos. Tanto Reyes por ser tan bipolar -pero que tiene su punto, y es completamente comprensible porque Charley no es que sea tampoco muy cuerda-, como por Charley precisamente por eso también.

Pero no acaba aquí la cosa, pues desde que Charley fue capaz de encerrar a Reyes en su cuerpo, este le lleva diciendo que necesita aprender a controlar sus poderes -y liberarle-, aunque en primer lugar lo que deberá hacer es asumir que los tiene. De esta misma manera, la amenaza de una guerra sobrenatural está al acecho, lo que le deberá meter prisa a la hora de aprender esto mismo. También conoceremos a la médium que buscaba al ángel de la muerte en el libro anterior y al futuro guardián de Charley (aunque esto lo sabremos ya casi al final). También veremos un poco más de Garrett y cómo no es tan repelente como aparentaba desde un principio. Desde que se enteró de lo que Charley era capaz de hacer parece incluso más cercano a ella, lo que ocasionará cierto triángulo con celos incluidos que hace que la trama mejore un poco más. Por no hablar de la banda esta de motoristas, que unas risas al menos están aseguradas. En definitiva, que el cuarto promete mucho más que este por todo lo que está aún por llegar.

Impresión general
Puntuaciones
Personajes: 8
Policíaca: 7.75
Trama: 8
Sensualidad: 8
Estilo: 8.25

1 comentario:

  1. Hablan maravillas de esta saga, a ver si la empiezo prontito. Gracias por tu opinión,

    Bisous

    ResponderEliminar