20 de junio de 2012

Sólo el Acero

Escuchó el hacedor hablar de una tierra intolerante y un enemigo antiguo

Título: Sólo el Acero
Autor: Richard Morgan
Editorial: Alamut
Traductor: Manuel de los Reyes
Páginas: 407
Sinopsis: ¿Qué es de los héroes cuando las guerras terminan? Para Ringil Ojos de Ángel, la posguerra han sido largos años exiliado, ganándose el pan con el relato de sus hazañas mientras su espada, la legendaria Críacuervos, cuelga olvidada sobre la chimenea. Para Egar el Matadragones, el triunfal retorno a las estepas como señor de su clan nómada está marcado por la nostalgia que siente por los tiempos felices pasados como mercenario en el civilizado Imperio. Y en ese mismo Imperio, la mestiza Archeth, dejada atrás por su raza desaparecida, sirve al emperador e intenta en vano mantener en funcionamiento la tecnología abandonada. Algo empieza a moverse, sin embargo, en su mundo rodeado por un anillo. Ringil es reclamado por su noble familia, que lo había repudiado, para que rescate a una pariente de los traficantes de esclavos. Egar es objeto de conspiraciones, inspiradas por los dioses, para apartarle de la jefatura de su clan. Y Archeth debe investigar el ataque a una guarnición costera del Imperio, realizado con armas que en teoría no deberían existir.
Los caminos de los tres viejos camaradas de guerra volverán a cruzarse, y entonces sabrán por fin si su tierra puede ser realmente apta para los héroes.

Opinión: Una auténtica sorpresa en todos los sentidos. Empezando por la orientación sexual de los protagonistas y su forma tan desencantada de enfrentarse a la realidad. No son los tipicos héroes, si ya en El Ángel de la Noche Kylar y Durzo nos sorprendían, en este Archeth, Ringil y Egar nos dejarán de piedra en cada momento. Desde el principio se nos mostrará la diferencia entre los héroes durante los períodos "heroicos" de sus vidas, y los héroes una vez ha pasado el peligro. También nos mostrará el autor distintas sociedades, aunque todas con un punto en común: la intolerancia.

Los personajes son un pilar inamovible de esta novela. Tanto los principales, Ringil, Archeth y Egar, como los secundarios, como Gracia, Ishil, u otros que aparecen más adelante. El orden de los capítulos no es inamovible, incluso hay cambios de perspectiva en el mismo capítulo.Y no siempre se queda con los principales sino que, a veces, nos muestra también la perspectiva de algunos de los secundarios. Una de las cosas que me han encantado, y que probablemente gusten a muchos, es que los personajes viven una sexualidad bastante clara y no tienen más remedio que mantenerla «oculta», esto es, todo el mundo sabe lo que son, pero no permiten que las leyes contra esos actos les afecten. Por muchos motivos relacionados con intereses políticos. Pero es algo que pende sobre sus cabezas constantemente. Y cada uno de ellos se enfrenta a ello de una manera distinta; en el caso de Ringil, mostrándose abiertamente hostil hacia todo el mundo. Natural, por otra parte, cuando vas conociendo su historia. Archeth intentando mantenerse «pura», aunque esa no es exactamente la palabra. Por otro lado, Egar constituye una muestra de una heterosexualidad «potente» que añora la monogamia y la civilización, cual Conan en su última etapa. Y es que podemos ver cómo los personajes van a reflejar muchos de los «mitos» y los van a llevar al extremo. Egar en el bárbaro, el que entra en la civilización y no obtiene más que una pequeña pátina, pero que aún así es capaz de ver cómo eso es mejor que la barbarie que le rodea en su clan. Ringil es el héroe de la batalla, descartado una vez ha pasado el peligro, pero al que se llama y se recurre en cada ocasión que este aparece. Archeth es la última superviviente mestiza de una raza poderosa y moralmente superior al ser humano, pero que se marcha antes de que los humanos tengan la posibilidad de corromperlos. Luego tendremos alrededor de esos a muchos personajes, eso sí, todos intentando aprovecharse unos de otros. Vamos que, aunque no hay una trama exclusivamente política, sí vamos a tener muchos tejemanejes por todas partes. Eso sí, Ringil y Egar no son los más sutiles para nada, no.

En cuanto a la trama, poco puedo decir sin desvelar algunos de los puntos más interesantes. Puedo decir, por ejemplo, que nos meterán en un universo en el que las cosas están muy movidas, sobre todo en el plano político, pero sin una guerra declarada. También puedo decir acerca del universo que se encuentra en un multiverso, donde hay caminos fuera del universo «normal» para llegar a universos donde las posibilidades que no han llegado a desarrollarse en este son fantasmas visibles. Por otro lado, se trata de una misión de salvamento, una investigación de un antiguo mal y la lucha por el poder en un clan dominado por las tradiciones. Se desarrollará lentamente al principio para luego comenzar, más o menos al llegar al cuarto de libro, un crescendo maravilloso que conseguirá que no queráis soltar el libro en ningún momento, ni siquiera en los más violentos. Y es que es una trama que no va a ser amable con el lector. No va a utilizar situaciones edulcoradas ni reacciones bonitas ante los hechos. Esto le da un aire realista muy fuerte, siendo bastante duro, más incluso que Juego de Tronos, tanto por sus descripciones de los sucesos como por las reacciones de los personajes.

El estilo da buena cuenta de esta dureza, siendo un estilo lleno de palabras malsonantes, de insultos y de distintos niveles de habla, desde el más edulcorado, hasta el más barriobajero, lo que consigue que puedas sentir que tus pies pasan por las piedras del camino de los héroes. Aunque esta última palabra es difícil de emplear con los protagonistas, yo creo sinceramente que actúan de la mejor manera posible. Eso sí, cada uno de ellos tiene una carga propia que se ve en la forma de describir cuando el centro pasa por cada uno de ellos. Mención especial para Ringil que tiene varias «voces» pero que siempre muestra la sincera al lector. Por otro lado, no penséis que las descripciones os van a llevar a lugares de ensueño, excepto durante un breve espacio del libro, el resto del tiempo las descripcioens serán duras pero perfectas para poder situarte exactamente en el mundo.

En definitiva, se trata de un libro de fantasía diferente. Se trata de un acercamiento bastante más duro, y con escenas de sexo bastante explícitas. Eso sí, todo el peso recae sobre los personajes y la historia, y probablemente satisfaga a todos aquellos que busquen algo nuevo dentro de la literatura fantástica, dándoles algo antiguo llevado al extremo. Un libro muy interesante que además hace que te plantees muchas cosas. Por otro lado, y no menos importante, un acercamiento a los personajes homosexuales de una manera directa y sin esconder ni sus sentimientos ni sus inclinaciones, pero mostrándolos en un mundo donde no todo es de color de rosa, sino que realmente son enjuiciados por ello.

Impresión general
Puntuaciones
Trama: 9
Personajes: 9
Originalidad: 8
Estilo: 8
Coherencia: 8

1 comentario:

  1. No tengo mas que decir, que me ha gustado realmente esta critica. Un libro que poco a poco va ganado adeptos. Yo aun lo estoy leyendo y como a ti me parece muy bueno, aunque creo que es una trilogía y eso ya se sabe...Los otros los publicaran cuando dios les de a entender. Saludos

    ResponderEliminar