23 de junio de 2012

Cuaderno para dos

El destino los une, pero son ellos los que deberán mantener y conservar esa relación.

Título: Cuaderno para dos
Título original: Dash and Lily's Book of Dares
Autores: Rachel Cohn y David Levithan
Editorial: Molino
ISBN: 9788427200807
Páginas: 320
Sinopsis: Manhattan. La Strand. Aquí, en una de las librerías más emblemáticas de Nueva York, empieza la historia de Dash y Lily, dos jóvenes nada convencionales que, a pesar de no saber de la existencia uno del otro, podrían estar destinados a conocerse. El secreto está en un Moleskine rojo, el misterioso cuaderno que Dash encuentra en una de las estanterías de dicha librería. «¿Te atreves?», pone en la tapa y, en la primera página, la caligrafía de Lily le plantea un desafío..., y luego otro..., y otro más. ¿Estará Dash dispuesto a aceptarlos?
Cuaderno para dos es una novela inteligente, narrada con dinamismo y sentido del humor.

Opinión: ¡Me ha encantado! No tenía ni la más mínima idea de qué iba y, sinceramente, la portada no me llamaba en absoluto la atención, pero ha sido empezar a leerlo y... ¡uf! Genial. La idea, el desarrollo, todo, me ha gustado un montón. Incluso el final, por increíble que parezca (hasta he olvidado la cantidad de erratas que tiene porque el contenido me ha llamado más la atención). Y es que la idea de un cuaderno, una Moleskine, recientemente descubiertas para mí, usado para ese fin... ¿cómo no va a gustarme y llamarme tanto la atención? Si El novio de mi mejor amiga fuera la mitad de interesante que este, y de divertido y de emocionante... otro gallo hubiera cantado. Si lo que queréis es una historia donde el destino juegue parte importante en el desarrollo y creación de una relación, pero donde también no lo es, ni mucho menos, todo... este es vuestro libro. Sobre todo si, además, queréis pasar un buen rato. Ciertamente conforme iba leyendo he podido ver una película perfectamente. Me extraña que no la tenga ya, porque es muy cinematográfica.

Los personajes me han resultado completamente verosímiles. Por un lado tenemos a Lily, una joven muy sobreprotegida por su familia que siente que va a ahogarse como no la dejen respirar y vivir su vida; a la que le encanta la Navidad pero su familia se ha ido y se ha quedado prácticamente sola, sin regalos, esperando que regresen para poder tenerlos. Y, por otro lado, tenemos a Dash, un chico que está pasando solo la Navidad -por voluntad propia- pues la odia por completo, al igual que a sus padres por no preocuparse por él ni por nada más que ellos mismos. Aquí debo reconocer que, no sé por qué, me ha recordado el libro a El guardián entre el centeno y, por tanto, a Salinger. Pero no sabría explicarlo. ¿Es algo intencionado por parte de los autores y por eso hacen guiños y referencias al autor en alguna que otra escena? Sobre todo es por parte de Dash, con su lenguaje tan peculiar y obsesión por el léxico...

El estilo de la novela me ha encantado por completo. Al igual que en El cielo está en cualquier lugar, el tema epistolar y dejar por escrito los pensamientos más íntimos sobre uno mismo, es una de las cosas por las que destaca este libro. Y precisamente por esa intimidad, por esa cercanía, y por ese sentimiento tan puro y sincero que sienten los protagonistas, por cómo lo expresan en ese cuaderno, es por lo que me ha gustado tanto. Además, los dos son divertidos a su manera. Sus pensamientos también son muy interesantes, sobre todo porque, a pesar de que ambos son tan diferentes y parecen ser totalmente opuestos (a una le encanta la Navidad y su familia, el otro la odia, por poner un ejemplo) en el fondo se entienden a la perfección y son capaces de comprender lo que sienten, complementándose mutuamente y haciendo de ellos una pareja muy especial.

Todo esto comienza como un juego. Dash encuentra en una librería un cuaderno rojo en el que hay una serie de instrucciones a seguir si sientes la suficiente curiosidad como para seguirlas. Y lo hace. El mero planteamiento de encontrar un cuaderno con ese juego y mensaje cifrado ya es algo que ha hecho que me enganche al libro. ¡Me encantan esas cosas! Y si encima luego te fijas que quien ha planeado todo eso es una chica cuyo objetivo es ver si algún chico joven cae en la tentación de cumplir sus retos, entonces la trama cobra aún más interés. Me ha resultado muy interesante y original, qué queréis que os diga. Pero es que también es cierto que las libretas son una de mis debilidades... Con deciros que yo tengo un montón y que me cuesta escribir en ellas por pena, y que al leer este libro me han entrado ganas de estrenarlas de alguna manera...

Pero lo mejor de todo es que todo lo que sucede lo hace de una forma bastante racional y verosímil. No todo es tan color de rosa como os podáis pensar, pues si hay un momento en el que llegan a conocerse en persona, no es el más idóneo. De la misma manera que el desarrollo de su relación. Todo esto sucede en unas dos semanas; desde antes de Navidad hasta Año Nuevo. Y es perfectamente creíble el modo en el que acaban relacionándose, porque lo explican muy bien, y porque mantener una correspondencia por escrito siempre otorga más libertad a la hora de expresar lo que uno guarda dentro, que decirlo en voz alta a una persona a la que no conoces. Sí, lo explican muy bien todo, pues debido a que son ellos quienes nos lo van contando desde su propio punto de vista, y ambos son bastante reflexivos, todo queda completamente claro.

Para terminar, voy a hacer una breve mención a lo que he dicho al principio sobre el final. No voy a decir cómo acaba, ¿por quién me tomáis? Pero debo explicar ese «incluso» que he mencionados antes. El final es totalmente abierto. Sí, es así. De los típicos finales que todos odiamos porque detrás de ese final se esconde otra historia mayor, sobre todo teniendo en cuenta los últimos pensamientos y lo subiditos que acaban. Pero, tras leer la última palabra y ver que no había más, no me ha durado nada más que unos segundos el sentirme defraudada. Justo después se ha impuesto otro pensamiento que decía que es completamente perfecto que acabe así. Me he imaginado a los propios autores debatiendo el final, si lo debían alargar o dejar donde está. Y también he visto la conclusión de que la historia acaba ahí; en Año Nuevo. Porque la historia es «Cuaderno para dos» y esa historia está ya contada. Para colmo, ahora que estoy haciendo la reseña unas cuantas horas después, me estoy enterando que tiene secuelas, lo cual no hace más que confirmar mis teorías. ¡Hay más historia detrás, y se han dado cuenta del tirón que puede tener! Aunque por lo que estoy viendo, al parecer no tienen relación con estos personajes... ¡Jo!

Impresión general
Puntuaciones
Personajes: 8.5
Amor: 7.75
Estilo: 8.5
Trama: 9
Amistad: 8.5

3 comentarios:

  1. Yo me lo leí hace unas cuantas semanas y me enamoró también. Tuve un flechazo nada más leer la sinopsis y me fui a por él rauda y veloz. Me duró un suspiro. Es de esos libros que disfrutas, simple y llanamente. Yo también pude ver una película, y ojalá se animen a hacerla porque podría quedar muy chula *___*

    A mí también me encantó el estilo de los autores, el juego del cuaderno, los sentimientos plasmados en sus páginas, los personajes tan cercanos y atractivos, las reflexiones... en fin, me encantó la novela de principio a fin.

    Y en cuanto al final, a mí me pareció perfecto. No sabía que habían secuelas O__O

    El que quiero conseguir ahora es Nick y Norah, una noche de música y amor. ¿Sabes si está tan bien como este? Me comentaron que estaba agotado, así que a ver si lo consigo por alguna parte...

    Un besote!! ^__^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Digo secuelas porque me pareció ver que las otras dos historias que tienen los escritores mantienen el mismo formato en los títulos. Pero luego como digo no tiene nada que ver y son otros personajes.

      El de Nick y Norah si te soy sincera ni lo he visto en español. Y buscando en google me sale que es una película ._.

      Eliminar
  2. Me encanta. Así de simple. Tienes razón en todos y cada uno de los puntos. Hay escenas que son antológicas, por no hablar del uso del lenguaje que hacen ambos personajes. Esa forma de pensar sobre lo que dicen y no dicen con solo unas palabras, o de lo que importan las imágenes que nos hacemos de la gente... Todo se une para crear un libro maravilloso.

    Un libro perfecto para reconectar con un espíritu navideño y con una forma de ver al vida que implica al lector e implica a todo aquel que disfrute de escenas bonitas, historias que no son apasionadas ni especialmente fuertes, pero que sin embargo dejan ese regusto dulce que hace que disfrutes de ellas incluso solo con recordarlas.

    ResponderEliminar